Aurora

Tamaño de fuente: - +

VII

Ventura estaba furioso, le habian llamado de la dependecia ordenando que arresten a Figueroa pero al entrar al consultorio encontraron a Aurora a punto de morir. El oficial llamó a la enfermera mas cercana pidiendo ayuda a gritos. Carla se acercó y la auxilio quitandole el suero y llevandola a un quirofano para que pudisen hacerle una extraccion del liquido que acaba de asimilar.

- ¡Figueroa! - Grito el oficial a Carla - ¿Donde esta Luis Figueroa?

- Deberia estar aqui oficial - Respondio temerosa la mujer. - No entiendo porque a dejado sola a la paciente.

- ¡Ese hombre es un asesino! Me acaban de informar que el fue quien mató al chico en el hotel hoy en la tarde.

Los ojos de la enferma se abrieron como platos. 

- Eso... Eso no puede ser, el medico es muy reconocido aqui. ¿Porque lo haria?

- No lo sé ¿Donde esta la salida trasera?

- ¿Salida trasera?

- Es obvio que no ha salido por la puerta principal, lo habria visto. Debe haber otra salida del hospital.

- Cerca del laboratorio, hay una salida. Puede haber ido por alli.

Ventura salio lo mas presuroso que le permitia su obeso cuerpo. Corrio entre los pasillos, esquivando doctores, enfermeras y los pocos pacientes que acudian a esas horas a emergencia. En ese momento escuchó a la prensa en la recepcion, todos especulaban que el medico tambien habia matado a una chica, lo cual Carla desmintio «La joven se encuentra en un estado delicado, pero no esta muerta...». Ventura decidio no volver a saber que investigaciones tenia la prensa, entre las diferentes estancias encontro a un anciano de limpieza, al cual le preguntó por Figueroa y en donde quedaba el laboratorio. El anciano no sabia donde habia ido el medico pero le señalo el lugar donde se encontraba el laboratorio. Cuando salio vio un unico auto irse por la via principal. El oficial no dudo que ese fuera el auto del medico, tomó el telefono y llamó a su compañero pero este no contestaba, asi que solo le dejó un mensaje de voz.

- Carrasco ¿Donde mierda estas? Necesito la patrulla. Comunicate conmigo cuando puedas, el medico de la chica es un asesino y se ha dado a la fuga.



Steven R. Kendwing

#1065 en Detective
#568 en Novela negra
#3727 en Thriller

En el texto hay: crimen, misterio, amor prohibido

Editado: 02.03.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar