Bajo la cama

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 27

Estoy molesta, esos tipos son odiosos, no puedo creer que Adrik se haya perdido y terminara con ellos. Ya me estoy arrepintiendo de dejar que este aquí, quizá deba hacer que vuelva a su lugar de origen.

—Oye ya me duele el brazo— escuche que se quejó, olvide que aún lo llevo arrastrando.

—Lo siento— lo solté— Adrik, ¿Por qué te fuiste? No debiste haberte alejado, ya perdí clases y tuve que enfrentarme a esos tipos, no sabes los problemas en los que me has metido—le dije en un tono firme

—No fue mi intención causarte problemas— su rostro expresa que entiende mi mensaje, se ve arrepentido.

—Lo sé, sé que no entiendes muchas cosas, por eso no debes andar solo, ya no sé si es correcto que estés aquí, quizá...

—¡No!— me abrazo fuerte— No me hagas volver, por favor—dijo muy triste.

La verdad me sentí mal después de eso, no entiendo la razón por la que no quiere volver, en verdad debe sentirse solo. Lo aleje de mí.

—Está bien, te daré otra oportunidad, pero no vuelvas a alejarte

—Te lo prometo— dijo feliz

—Vamos a clases de una vez                          

Ambos caminamos hasta llegar al aula, el profesor ya comenzó la segunda clase, así que toque la puerta para pedir permiso de entrar, el profesor volteo a verme, dejo de dar su clase y salió del aula.

—Creo que está llegando muy tarde señorita—dijo cruzando sus brazos.

—Lo sé, lo siento, le prometo que no volverá a suceder, pero es que mi amigo se extravió y lo estaba buscando, profesor—señale a Adrik.

—¿Y quién es este chico, y por qué me habría de importar que se haya extraviado?—dijo.

—Soy Adrik—dijo él sonriendo, le di un pequeño golpe para que guarde silencio.

—Así es, se llama Adrik, es un estudiante de intercambio que viene como oyente a clases—trate de explicarle y convencerlo.

—Yo no estoy informado de ningún alumno de intercambio—dice el profesor.

—Bueno es que…

—Ya no me haga perder más mi tiempo señorita—me interrumpió molesto—Mejor regrese después, usted sola y puntual

Entro al salón y cerró la puerta dejándonos afuera.

—Rayos—dije frustrada.

—¿Por qué no nos dejó entrar?—me pregunta Adrik.

No le respondí, estoy pensando en algo para solucionar esto, o si no perderé todas mis clases, entonces se me ocurrió una idea.

—Adrik necesito que hagas algo—le dije, le explique mi plan y él acepto.

De nuevo toque la puerta, el profesor volvió a verme y solo me ignoro, así que de nuevo volví a tocar la puerta haciendo que se moleste y salga del aula.

—¡Le voy a pedir que se retire por última vez!—dijo molesto.

Entonces Adrik entro en acción, le hizo lo mismo que aquella ocasión al oficial, un “lavado de cerebro” para que lo acepte en clases, una vez que termino el profesor dijo.

—Abigail, Adrik, entren por favor—lo dijo de forma muy amable, funcionó.

Ambos entramos al aula, siendo de inmediato el foco de atención de mis compañeros, una vez adentro el profesor dijo.

—Clase les presento a Adrik su nuevo compañero de intercambio que tomara clases con ustedes

Todos lo observaron extrañados, pero no dijeron nada, de inmediato pasamos a sentarnos, Megan me guardo un lugar, y me senté ahí, le indique a Adrik que se sentara detrás de mí, y el profesor continuo con la clase, supongo que tendré que hacerle lo mismo a los otros profesores, no tengo otra opción.

 



Cynthicena

Editado: 28.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar