Beautiful Sunset

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 1: Look where you're going, idiot


-El hijo de Zhong ZhouMi, Zhong Chenle, ¿Esta huyendo de casa?-

-Una fuente confiable nos dijo que el menor de los dos hermanos se escapo ya hace tres meses de casa y su padre anda como loco buscándolo por todas partes, obvio a escondidas-

-¿Porque el menor se iría de su caluroso hogar? ¿Acaso es un rebelde que no quiere ser el futuro CEO de la empresa de su padre?-

-JA!- Dijo el señor de la tienda asustando al joven rubio -Siempre supe que había algo malo en ese ZhouMi, ¿Por qué su hijo escapo de casa? de seguro es solo un engreído mas que presume de su dinero, niño- Se refirió al chico -¿Que vas a llevar?- Sin decir un palabra el joven le paso un paquete de papas y unos chocolates acomodándose su gorra y su tapabocas, agradeció y salió rápidamente de aquel local.

Si, escapo de casa y no precisamente por ser un presumido, se fue porque buscaba su libertad. ya no podía soportar mas los golpes y todas las agresiones que ocasionaba su padre, porque Zhong ZhouMi era todo menos un buen padre.

Hacia casi un mes no se comunicaba con su madre, la mujer que le dio la vida y quien a tratado de protegerlo todos los años del monstruo de su marido, le dolió dejarla, aunque solo tenia 15 años tenia que proteger a las dos cosas que lo mantenían cuerdo; Su madre y su hermano mayor, aunque fuera el menor siempre fue el mas valiente y el mas rebelde por así decirlo. Escapo y su padre enloqueció por completo, torturo a su madre y a su hermano con tal que le dijeran a donde estaba pero estos se negaron rotundamente quedando así con ya sus tan acostumbradas marcas a causa del dolor ocasionado por Zhong ZhouMI.

Decidió ir a la playa, el atardecer estaba hermoso y desde ese lugar seria una magnifica fotografía para su madre, estaban en contacto pero eso se vio afectado por las sospechas de su padre pero aun así, quería mandarle algo.

Por otro lado, el joven Park Jisung de solo catorce años se encontraba estudiando en su habitación, su padre adoptivo estaba en la terraza de la gran cabaña preparando un asado con muchos de sus amigos y su esposo, Dong Sicheng.

Jisung no tenia mucha diversión en su vida, se la dedicaba a estudiar todo el tiempo para poder algún día, ser el CEO de la compañía de su padre, en la cual trabajaba Yuta y actualmente era administrada por su abuelo, perdió a sus padres a muy temprana edad a causa de un accidente, solo vivía con un vago recuerdo de una canción de cuna y los álbumes de fotos de sus padres, cualquiera podía sentir todo el amor que ambos se tenían y mas al estar con su pequeño bebe, la vida con Yuta y Sicheng no era mala, todo lo contrario pero quería estar junto a sus verdaderos padres porque, a pesar de todo, Jisung es un niño.

Estaba cansado, había terminado su ensayo así que ¿Por qué no? ir a la playa a caminar un rato por la arena antes de subir a la mini fiesta de su padre, con esos pensamientos, bajo a la playa e inhalo hondo el dulce aroma del agua y la arena.

Rato después, se puso a recoger caracolas a la orilla del mar, eran muy extrañas que aparecieran en ese lado de Corea del Sur por lo que no dudo en agacharse y empezar a recogerlas.

Chenle se quito sus zapatos y empezó a caminar por el mar mientras grababa un video mostrando el increíble paisaje que la naturaleza mostraba, ninguno de los dos se daba cuenta del contrario.

El joven chino tropezó con algo provocando que cayera al la orilla del mar empapando toda su ropa mientras su celular caía en la arena con suerte, no se mojo, mientras que Jisung tragaba arena botando todas las caracolas que había recogido.

-¡¿Acaso no vez por donde vas?!- Le gritó Jisung una vez que se puso de pie

-¡Yo no era el que estaba agachado sin mirar!- Le dijo Chenle enojado sacudiéndose la ropa mientras buscaba con la mirada su celular

-¡Venias caminando! ¡Pudiste fijarte. idiota!-

-¿Quieres dejar de gritar? Por tu culpa no encuentro mi celular- Dijo tratando de tener paciencia

-¡¿Mi culpa?!, yo no estaba mirando el celular- Dijo enojado hasta que vio el celular y sin pensarlo lo agarró viendo el video en pausa -Aquí tienes- Se lo pasó de mala gana -¿Grabando un video como una dulce mariposa delicada?- Dijo en tono burlón

-Era para mi madre, idiota- Envió lo que pudo del video a su madre, iba a guardarlo en su bolsillo cuando cayó en cuenta que toda su ropa estaba mojada

-Espera...- Lo detuvo el joven Coreano -Esta cabaña es de mi familia, tengo ropa seca que te puede quedar...- Chenle lo miró fijamente a lo que Jisung se sonrojó -No es bueno que tengas ropa mojada, te podrías enfermar-

-Mi hotel no esta tan lejos, pero gracias-

-Por favor, al menos déjame de hacer esto, a modo de disculpa- Lo dijo sinceramente a lo que el chino suspiró

-¿No me vas a drogar y sacarme mis órganos?-

-¡Claro que no!, no soy traficante de órganos ni nada por el estilo- Sonrió levemente

-Vamos, solo porque no me conviene enfermarme-

-¿Y Como te llamas?- Preguntó el mas joven mientras caminaban a la cabaña -Soy Park Jisung, mucho gusto-

-Soy Chenle mucho gusto- Sonrió tranquilamente, por alguna razón sentía confianza con el chico que acababa de hacerlo caer -Soy de China, ¿Eres de aquí?-

-Si, soy Coreano- Respondió mientras llegaban a la sala -Iré a buscar tu ropa, ponte cómodo, estas en tu casa- El chino asintió mientras Jisung subía al segundo piso por ropa seca, extrañamente, se sentía ¿Feliz?, el chino era muy lindo, no lo podía negar y era la primera vez para el Coreano que conocía alguien tan peculiar como aquel chico -Estas loco- Se dijo a si mismo mientras se arreglaba un poco el cabello después de cambiarse de ropa, bajó en silencio y observó al chico el cual estaba reproduciendo el video de la playa, usualmente no era grosero con nadie y en el fondo sabia que tenia algo de culpa -Aquí esta tu ropa- Dijo después de unos segundos asustando un poco al chino

-¿Donde puedo cambiarme?- Preguntó agarrando la ropa a lo que el coreano le señaló un baño -Ya vengo- dijo caminando para luego entrar y empezar a cambiarse pero no había alcanzado a ponerse los pantalones cuando Jisung entró -¡¿Qué haces?!-



Vee

Editado: 30.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar