Believer

Tamaño de fuente: - +

Capítulo/ Mi primer Robo

Capítulo 1

Mi primer robo

Era un día común, no muy especial al día anterior, o al día anterior a ese... Lo único que lo distinguía de cualquier otro era la idea que rondaba en mi cabeza. Dicen que no existe el día ideal para un robo... Aun así, decidí que esté día lo sería. ¿Mi nombre? No es importante saberlo... aunque si realmente se lo preguntan es Allison Scarly, un nombre común... Conocida en el mundo de los criminales con el apodo de “Azul celeste”. Conocer el mundo como yo lo veo es sencillo, el unico requisito que tienes que tener es haber robado un banco... Fácil ¿Verdad?. Para mi, tomar está decisión fue sencilla... prefiero el dinero fácil a estudiar en una universidad muchos años y lograr conseguir una carrera... ¿Para qué? Para que siempre te den ordenes... siempre habrá alguien por encima de tu puesto, y a mi no me gusta esa manera de vivir.
No me llevo mucho tiempo ser reconocida... Los noticieros y las redes sociales me hicieron famosa rápidamente por asaltar el Banco Nacional de España... Realmente fue mi primer robo, pero me preocupe mucho de los detalles, lo asalte de la manera más elegante y memorable que existe... de allí mi apodo “Azul celeste”.

Ese día me levante con ganas de hacerlo, recuerdo que eran las 6:08am cuando desperté... llevaba planeándolo 3 meses exactos, lo que realmente me inspiró a hacerlo fue el fantástico robo que hizo el grupo llamado “La casa de papel”... Después de ese incidente todos los bancos reforzaron su seguridad... Cada puerta, Cada bóveda, cada ventana fue reforzada. La verdad es que las autoridades todavía están detrás de esa organización; pero según mi criterio hicieron algo fenomenal y que solo se puede hacer con mucho tiempo de planeación.

Salí de casa con una camisa azul y un pantalón para ir al trabajo en el banco, pensarán que es sencillo robar un banco si trabajas en él... pero lo cierto es que yo formaba parte de aquellas personas que solo pasan el dinero; los llamados “Cajeros”; así mientras planeaba aquello del robo también ganaba un poco de dinero. Ciertamente me dí cuenta estando allí de lo difícil que sería para mi hacer esto sola, todo ese dinero era pesado, contado y guardado en una bóveda.

Ya que era nueva en esto de ser cajera se me hacía complicado entender la mayoría de las cosas, tenía que conocer el banco muy bien, tanto en la arquitectura como en la parte tecnológica; recibí ayuda de un chico llamado Ricardo, el cual llevaba tan solo 1 mes antes que yo allí; con el tiempo me comento que era conocido como “Hache”y que ya había cometido varias fechorías... Había asaltado más o menos 13 tiendas y 1 banco... Al igual que yo creó una vida falsa para robar ese banco.

El reloj se acercaba a las 8:30am y Hache y yo teníamos planeado robar el banco a esa hora, observe a lo lejos que salió del banco y no paso mucho más de 2 minutos cuando estaba volviendo con armas en las manos y una máscara del día de la depuración puesta.

-Manos arriba todos. Quien se mueva me lo cargo- Escuche decir desde el baño; yo residía en el baño esperando el momento indicado para salir.

Iba vestida completamente con un traje color azul celeste (Y si, de allí vino mi apodo) y con la misma máscara que cargaba Hache.

Salí del baño con el corazón latiéndome muy deprisa, tenía un arma en la mano que había logrado meter escondida en mi ropa, estaba cargada pero para mi aun era preocupante la idea de tenerla, era la primera vez que tenía una tan cerca.
De lo primero que me dí cuenta fue que Hache ya tenía a todos reunidos en la misma zona del banco; amordazados y con cinta en sus bocas... Realmente era un experto en lo que hacía.
-Calladitos se ven más bonitos, así que silencio; el primero que diga algo o se mueva está muerto- Grite mientras terminaba de llegar al sitió.

¿Sabes? valió la pena esperar todo este tiempo para verte así... De rodillas-Dije deteniéndome un segundo enfrente de mi jefe.
-Bueno, necesito sus celulares-Interrumpió Hache- Todos indiquenle a mi compañera donde lo tienen y ella lo estará colocando en la cesta.

Hice mi parte y pasé por cada uno de los que allí estaban. Todos obedecieron y me dijeron donde tenían sus respectivos celulares. Estuve muy al pendiente de apagar cada uno.

Levante a uno de los banqueros y lo desate mientras lo apuntaba con el arma en la cien, indicándole con ella en una mano y una bolsa en la otra que lo tenía que llenar con todo el dinero que allí se encontraba.

-Y no pienses ni por un segundo activar la alarma, si no todos morirán. Si se portan bien no pasará nada, todos estarán bien; Lo prometo.

Rápidamente el banquero metió todo el dinero en las bolsas que poseíamos, lo volvimos a amarrar y una vez más le colocamos una cinta en la boca...



DariSG

#1341 en Fanfic
#864 en Detective
#277 en Novela policíaca

En el texto hay: supenso, accion y drama, fanficcion en espanol

Editado: 21.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar