Berlín y el chico desconocido (15+)

Tamaño de fuente: - +

3

Hoy era viernes, un viernes precioso.

Los viernes me gustaba ir a la escuela sola e irme igual, me sentía segura y fuerte conmigo misma. Era un pequeño acuerdo que tenía con mis padres.

Siempre tomaba el metro a las seis de la mañana, no era tan lleno a esa hora, pero si había gente.

Subí en el tercer vagón. Y me fui a la esquina de él, para no estorbar a las personas. Me pegué al tubo mientras en mi celular se reproducía Coldplay.

A mi alrededor había una señora que llevaba a su hija sentada arriba de ella, mientras le leía un cuento en voz baja, una chica maquillándose sus cejas, y a lado de ella, un chico... no pude ver su rostro porque llevaba un periódico encima, pude ver que los dedos los tenía tatuados.

FUCK decía ambas manos.

Una letra en cada dedo.

Llevaba un pantalón negro pegado a sus piernas, y unos zapatos limpios, brillando.

Que misterioso.

Me moví de lugar por curiosidad, tenía un pájaro tatuado en el cuello.

Nunca había visto a esa persona.
 

Mientras me acercaba a la escuela, los pocos que estaban alrededor mío murmuraban cosas mientras reían.

Maldita Kim, que habrá hecho ahora.

Todo el alrededor de la escuela estaba cubierto por pequeños posters.

 

BERLIN PRINMET, LA REYAN DE ZORRAS

Y una foto mía abajo mientras estaba sentada en el baño.

 

Fui arrancado cada una de ellos, mientras me iba a mi escondite a llorar.

Mientras más caminaba más gente me miraba, y se reían detrás de mí.

Había juntado algunos cuarenta letreros.

Entre al baño —mi escondite secreto— tiré todas las hojas en el retrete y le baje, tire de la tapa y me senté a llorar.

En vez de ir a clases, lloré en cada una de ellas.

Kim había ganado esta.

Estaba tanto tiempo agachada que no me di cuenta que en la puerta estaba escrito.
 

BERLIN PRINMET, LA REYNA DE ZORRAS.

Ya no era un viernes precioso.
 

A la hora de bajarme del metro y caminar a casa, juré que alguien me seguía.

Pero no encontré nada atrás, más que una hoja de periódico viejo.
 

¿Dónde estaba Domenic para salvarme?

Oh cierto, está tan ocupado engañándome con Kim.

Lo había olvidado.
 

Esta noche, me di cuenta que lo único que más vale en la vida eres tú, si no eres capaz de hacer algo por ti, nadie lo hará.

No le des esperanzas a un chico. Es una pérdida de tiempo.



MarnneRodd

Editado: 25.09.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar