Besos con sabor a verano ©

Tamaño de fuente: - +

Capítulo Once: Un golpe de realidad.

Vancouver, Canadá.

Miro fijamente al cristal de la ventana de mi habitación, está empañado, afuera llueve a cántaros. Lágrimas se deslizan por mi rostro, haciéndome ver borroso. La lluvia siempre me ha parecido deprimente, es como si el cielo llorara por todo lo malo que ocurre en el mundo.

Ayer llegamos de República Dominicana y debo decir que fue horrible, mis padres no pararon de discutir en todo el trayecto, tan grande era la discusión que no nos dejaron ni a April ni a mí despedirnos de los chicos. Mi intención era ir hacia Kalet a decirle que aceptaba llevar lo nuestro a otro nivel. Sí a conocernos, y sí a volar para en menos de cuatro horas y media estar en sus brazos. 

El grito desgarrador de mamá puso mis pies sobre la tierra, en medio de la habitación que mi hermana y yo compartíamos, mamá dejó caer la bomba: «No tienes idea de lo mucho que me culpo por haber confiado en ti y darte una segunda oportunidad, pero claro, el que es infiel una vez, lo será siempre. Creí que podía olvidarlo y perdonarte, pero no. No puedo perdonar y mucho menos olvidar el día en que desgraciadamente te encontré revolcándote con tu asistente, me arrepentiré toda la vida de haber pasado por tu oficina como una imbécil para arreglar las cosas».

​​​​Eso fue como un puñetazo, uno que me trajo de vuelta a la realidad, después de eso, no me quedaron ganas de hablar con Kalet, porque vamos, yo no merezco que un chico bueno ni decente esté en mi vida. No merezco amor, ni felicidad, ni romanticismo. Una persona que hace sufrir a sus padres no debe tener nada bueno.

No fue mi culpa.
No fue mi culpa.
No fue mi culpa.

Sí. Lo fue, estar consciente en eso me hizo sollozar más fuerte, soy tan mala. Lo mejor es que Kalet se aleje de mí... Si le hice eso a mis padres, ¿Qué maldad no podría hacerle a él? 

Mi teléfono vibra en el bolsillo de mi pijama de panda. 

Es otro texto de Kalet, éstos dos días ha escrito sin descanso, pasando desde la preocupación, a la ira y al desconcierto, los mismos han aumentado volviéndose frenéticos.

Ayer.

9:40 a.m. "Hola sirena, ¿a qué hora deseas que pase por ti hoy?"

11:43 a.m. "Sirena, ¿todo bien? Es que Evan está tratando de contactar a April para invitarla a salir, ¿están ocupadas?"

3:30 p.m "No me gusta sentir que te estoy acosando, pero de verdad, de verdad, necesito que me respondas, estamos muy preocupados por ustedes."

8:48 p.m. "Fuimos a su hotel, nos dijeron que se fueron hoy, pensé que nos quedaba otro día más juntos, cuando llegues a casa por favor escríbeme que estoy confundido y preocupado."

Hoy.

3:35 a.m. "Joder Aspen, no te mataría aunque sea decirme si estás bien. ¿Pasó algo con tus padres? "

9:39 a.m. ¿Hice algo mal? ¿Estás arrepentida por lo que pasó? De verdad perdóname si algo te lastimó... Aspen por favor, respóndeme... lo único que me importa saber es si estás bien, dímelo y te dejaré de escribir. Es que no tienes idea de lo mal y culpable que me siento."

​​​​Ese fue el último que me envió, carajo, se siente mal por mi culpa. Definitivamente soy una persona tóxica, lastimo a los que me rodean. No quiero que se sienta peor, así que le respondo.

9:43 a.m. "Hola, Kalet. Siento de verdad no haberme despedido. Con mis padres ocurrió una situación que nos hizo tener que adelantar el vuelo. Todos estamos bien, gracias al cielo. 
¿Recuerdas lo qué te dije? No quiero que existan arrepentimientos entre nosotros, no estoy herida y no hiciste nada malo. Es más, te agradezco por haber hecho de esa, mi primera vez, algo tan perfecto, también te agradezco por ser el mejor guía turístico, enfermero, confidente, y salvador de hacer estupideces que pude tener."

​​​​​Su respuesta no tardó en llegar.

9:45 a.m. "¿Por qué siento ese mensaje como una despedida definitiva? "

9:46 a.m. "Porque lo es, nuevamente te agradezco por todo, pero lo de nosotros, o sea, algo más allá, no va a poder ser. Lo he pensado mejor, y de verdad quiero que nos recordemos como lo que tuvimos... un lindo y fugaz romance de verano. No estoy interesada en algo más. No creo que sea positivo para ambos. ¿Lo entiendes?"

​​​​​A pesar que el mensaje lo leyó inmediatamente, tardó varios minutos en contestar.

9:53 a.m. "¿Entenderlo? Sinceramente, no lo hago. Pero lo acepto, está bien y respeto tu decisión, aunque mis anhelos sean otros.
Gracias a ti por unos días inolvidables. Eres un soplo de aire fresco, espero que siempre seas así. No dejes que nada apague esa hermosa aura que tienes... y aunque está de más decirlo, lo haré; recuerda que si algún día, necesitas cualquier cosa... puedes hablarlo conmigo, un texto o una llamada. En caso de nunca más podamos volver a hablar o vernos, aprovecho para decirte que te deseo lo mejor, preciosa sirena." 



Carolina_Silva212

#1177 en Novela romántica
#486 en Otros
#35 en No ficción

En el texto hay: comedia, erotico, drama

Editado: 09.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar