Besos De Dinamita

Tamaño de fuente: - +

Cap:11

-Eso sería realmente inconveniente -dijo Pilot.

 

-Es cierto -dijo Alpha- todos estaríamos expuestos;además de que seríamos llevados todos a corte marcial.

 

-Ya ella resolvió -la señaló- veremos que tanto control tienes y si eres tan temeraria como dicen.

 

-¿Bromeas? Ella es la bruja de Tártaro; ella lo puede todo....

 

-¿Cómo la llamaste? -preguntó Pilot furioso y dándole un golpe a la mesa.

 

-Quieto muchachote; es sólo un apodo que me dieron en la base y a decir verdad me gusta.

 

-Así es, -intervino Alpha- además todos saben lo poderosa y despiadad que puede llegar a ser, nadie se atrevería ofenderla.

 

-¡Mira es Big Boss! -diberon dos chicas- Hola -dijeron cuando se acercaron- cuanto tiempo.

 

-¡Chicas! -se levantó- Hola Lory -la abrazó- hola Camry, ¿cómo han estado? Desde cuando están aquí.

 

-Desde hace unas semanas.

 

-¡Genial! ¿Cuándo las reclutaron?

 

-Hace un par de meses, de verdad creímos que habías muerto, pero cuando llegamos escuchamos hablar de la bruja de Tártaro ó Big Boss, decían que era una temeraria sin piedad y dijímos: no pudde ser otra que nuestra Big Boss del FBI.

 

-Se necesita más que un poco de fuego para matarme catiño.

 

-Ya lo creo...... Pero mejor así -dijo Lory con voz dulce- no sabes como lloramos en el que te sepultaron.

 

-Bueno ya nos vamos -dijo Camry- tenemos que trabajar.

 

-Bien, haganlo rápido y sean discretas.

 

-Lo haremos -se despidieron- nos vemos luego -se fueron.

 

-¿Quienes son? -preguntó Pilot.

 

-Antiguas compañeras del FBI, tenía mucho tiempo sin verlas.

 

-Son iguales a ti -dijo Alpha.

 

-Lo sé, las entrené bien -suspiró- pero les falta algo de voluntad.

 

-Si, son bastante dóciles -dijo Alpha.

 

-¿Por qué no las invitaste a sentarse con nosotros?

 

-Estaban por salir.

 

Continuaron comiendo tranquilamente, luego se quedaron un rato más hablando, otras personas se acercaron y se unieron a la conversación pero casi todos trataban de acaparar la atención de ella, pero Ivanna solo los ignoraba.

 

-Debo irme ya -se levantó de la mesa.

 

-Yo igual -dijo Pilot.

 

-Los acompañaré -dijo Alpha.

 

Se fueron dejando a la multitud en la mesa, subieron al elevador en silencio y cada uno marcó su piso.

 

-Me gustaría hablarle de algo -le dijo Alpha a Ivanna.

 

-Con gusto te atendería pero debo irme a hacer mis labores.

 

-Entiendo, entonces la veré en la cena -las puertas se abrieron y él se fue.

 

-¿Vas muy lejos?

 

-Todavía no lo sé, pero supongo que podría ser un poco lejos.

 

-Podría llevarte.

 

-No te preocupes, me dieron mi propio auto.

 

-Hablo de que podría ser peligroso para una mujer andar sola en un pais como este.

 

-Tienes razón, pero me arriesgaré.

 

-Está bien -las puertas se abrieron- hasta luego.

 

-Adiós.

 

Ivanna se arregló mejor, se maquilló de nuevo y se hizo una coleta en el cabello, se puso tacones y perfume, tomó un par de cuchillos.

 

-Creo que ya estoy lista -dijo tomando las llaves del auto.

 

Salió de la habitación y caminó hacia el elvador, pero cuando iba a entrar alguien la empujó, ella reaccionó y devolvió el golpe con fuerza sometiendo al rival....

 

-¡Demonios! ¿Nunca dejas de golpear a las personas?

 

-¿Pilot? -dijo bajando la guardia y soltandolo- ¿a qué vienes?

 

-Vamos a tu pen-house -ella lo miró-  no hay tiempo.

 

-Bien, sigueme -caminaron hacia la puerta y ella la abrió- Por lo general nunca protesto al llevar a un chico lindo a mi habitación pero ¿podrías explicarme por qué llegas, me empujas y pides que te traiga hasta aquí?

 

-Te enseñaré a moverte por aquí -se acercó- esto se queda aquí -le quitó el anillo de esmeralda y el arete- y po te esto y esto -dijo sacando algo como una bata negra y un collar.

 

-Ya he ido antes a la ciudad y no ha pasado nada.

 

-Big Boss eres una mujer muy llamativa y lo sabes, si te descubren no podrás escapar; sabes que con esta gente no se juega.

 

-Tienes razon, acepto todo menos la cosa negra, a eso si me niego rotundamente.

 

-Es por tu bien -tiró el niqab en la cama- extiende los brazos -sacó una tablet.

 

-¿Para qué? -extendió los brazos de lado a lado.

 

-Esto es para que los detectores no se activen con tus armas.

 

-¿Armas?  Yo no llevo eso -mi tió pero él no le creyó- bueno pero son poquitas.

 

-Listo -le puso el collar y las manos le sudaban- ahora esto -tomó el niqab.

 

-Tendrás que atraparme -intentó correr pero él con un brazo la levantó y la sentó en la cama- ¡Auch! -fingió estar llorando, y él si le creyó esta vez- Duele, duele mucho.

 

-¡Ay Dios!  ¿Dónde te duele? -se acercó a ella- Iré a la corte marcialpor esto, Shaw vá a matarme.

 

-Aquí -señaló su espalda- me duele mucho Pilot ¿por qué eres ran rudo conmigo? -dijo entre "lágrimas".

 

-Trata de ponerte derecha -puso sus manos en los hombros de ella.

 

-Que ingenuo -dijo ella y le hizo una llave que lo dejó tirado de espaldas al piso, ella se acercó y se agachó frente a él dándole una vista privilegiada de sus piernas y dejándolo hipnotizado- eres lindo cariño -le guiñó el ojo- pero yo me mando sola -se levantó.



Kigiro-sama

Editado: 30.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar