Besos De Dinamita

Tamaño de fuente: - +

Cap:13

-¡Demonios! -dijo poniendose la mano en la frente- ¿no lo sabías?

 

-¡No! Nunca me hablaste de tus habilidades.

 

-Pues si, exploto cosas, tengo memoria perfecta y controlo cosas.

 

-¿Y los demás? ¿cuales son tus otras habilidades?

 

-No puedo hablar de eso.

 

-¿Por qué no? 

 

-Porque no las tengo -mintió.

 

-No me engañas -dijo el- tu corazón te delata.

 

  • -No hablaré sobre el tema.
  •  
  •  
  • -Entiendo, esperaré a quieras hacerlo.
  •  
  •  
  • -Eres lindo nene pero no me provoca hacerlo todavía y menos aquí -le dió doble sentido.
  •  
  •  
  • -No lo dije con esa intención, yo hablo de.....

 

  • -Te estoy fastidiando -dijo entre risas.

 

  • -¿Entonces me dirás?

 

  • -No, aún no es el momento.

 

  • -¿Y cuando será el momento?

 

  • -Probablemente nunca.

 

  • Pilot continuó conduciendo en silencio, veinte minutos después ya estaban en el hotel, Pilot buscaba donde estacionar pero no había donde, hasta el lugar donde habían encontrado el auto estaba ocupado, bajaron por los espirales hasta el segundo nivel pero el resultado fue igual,  bajaron al tercer nivel y suspiraron aliviados cuando vieron que estaba todo desocupado.

 

  • -Que alivio -dijo rompiendo el silencio- por un momento creí que tendríamos que dejarlo afuera.

 

  • -Ni hablar -dijo ella- podrían ponerle bomba y sería un terrible desperdicio -dijo acariciando el tablero del auto.

 

  • -Iré por un carrito para poner tus compras -dijo mirando la cantidad de bolsas que había no sólo en el maletero sino tambien en los puestos traseros del auto- no me tardo.

 

 

  • -Está bien -dijo mientras él se bajaba- creo que se me fue un poco la mano -pensó contemplando el panorama- pero fue por una buena causa.

 

  • Ivanna salió salió del auto, abrió el maletero, abrió la puerta trasera y comenzó a contar las bolsas y a totalizar las compras que acababa de hacer.

 

  • -El imbécil de Shaw se va a molestar muchísimo -pensó mientras se reía.

 

  • -¿De qué te ries? -preguntó él- ayúdame a poner las cosas aquí.

 

  • -Bien -comenzó a pasarle las bolsas- ¿sabes? Creo que estará algo difícil concluir el trabajo mañana.

 

  • -¿Por qué lo dices?

 

  • -Porque están pensando que fue un atentado así que tomarán asi que tomarán medidas rápidas y creo que no sería prudente hacer un ataque así, a menos que sea distancia y no lo planeé así.

 

  • -Tienes razón, pero le dijiste a Shaw que terminarías el trabajo.

 

  • -Buen punto, bien, entonces mañana lo haré.

 

  • -¿Y qué tenías planeado? Solo por curiosidad.

 

  • -Secuestrarlo y torurarlo hasta que muera.

 

  • -Algo simple, ¿pero cómo lograrás secuestrar a un alto mando de ISIS? Es imposible aún para tí.

 

  • -¿Quieres apostar contra mi?

 

  • -Por mí está bien, ¿que quieres apostar?

 

  • -No lo sé, si yo gano quiero -se puso el dedo í dice en la barbilla- que me des todo tu salario de un año y serás mi esclavo por tres meses y si yo pierdo....

 

  • -Saldrás conmigo -la interrumpió.

 

  • -Hecho -se estrecharon las manos.

 

  • Terninaron de subir las bolsas que estaban en el maletero, luego subió a la parte trasera del auto y desde ahí le pasaba las bolsas a él, de pronto una bolsa se abrió y su contenido cayó al piso.

 

  • -¡Demonios! -dijo él al notar que se trataba de lencería muy sexy, no pudo imaginarla a ella con eso puesto, ella sonrió desde el auto.

 

  • -No me había fijado en lo espacioso que esto sea así de espacioso, creo que Shaw sabía que compraría en exceso -dijo mientras se inclinaba para buscar una de las bolsas que estaba bajo el asiento- esta es la última de todas.

 

  • -Gracias al cielo -pensó él mientras que intentaba calmarse y calmar a su compañero.

 

  • -¿Por qué estará esto tan solo? -preguntó "inocentemente".

 

 

  • -No lo sé -dijo secandose la frente y las manos le temblaban.

 

  • -Creo que a nadie le gusta venir aquí, esta muy lejos de la salida y del elevador -se paseaba por los pensamientos del chico y se reía dentro de sí misma- había olvidado por completo esa bolsa -se levantó hacia adelante para tomar una bolsa que estaba sobre el tablero.

 

  • -Ahora si si se prendió -Pilot se subió al auto, cerró la puerta, la tomó de la cintura y la sentó en sus piernas.

 

  • -¿Qué haces? -preguntó sorprendida, intento levantarse pero él no se lo permitió y la presionaba contra su cuerpo.

 

  • -Para ya de provocarme o la próxima vez no seré tan considerado contigo.

 

  • -No te estoy provocando -respondió ella.

 

  • -Si lo estás haciendo, no mientas.

 

  • -Nos vemos luego -dijo entornando los ojos y acercandose a la puerta y dándole la espalda.
  • -No vas a ningún lado -la tomó del brazo- no he terminado.

 

  • -Soy una chica linda, es normal que te sientas provocado, aunque no lo esté haciendo; fin de la discusión.

 

  • -¿A qué estás jugando?



Kigiro-sama

Editado: 30.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar