Best Bad Move

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 14

Luego de hablar con Sabrina, iba a ir a mi siguiente clase pero el profesor no llegó, así que fui a dar una vuelta en mi moto.

Paré en una gasolinera, mientras llenaba el tanque, recibí un mensaje de Clark:

¿Estás libre, que tal si nos vemos?

Respondí:

Claro, ¿Dónde nos vemos?

Él me mandó la dirección

¿Pasó por ti?

Respondí:

Tranquilo, nos vemos ahí

Volví a subir en la moto y conduje hasta la cafetería, en la cual Clark, me está esperando. Al llegar, me estacione y cuando me saque el casco, él me vio sorprendido, entre a la cafetería y me senté en frente de él.

—Hola Nadine o debería decir la chica que se volvió loca, te dije que no estabas lista para conducir sola, sin embargo estoy orgulloso porque te enseñe bien.

—Lo siento, vi el casco y no pude evitarlo—admití.

—Tranquila, con esa carita no puedo molestarme—dijo y me sonroje—me encanta cuando te pones roja.

— ¿Qué tal tú día?—pregunté nerviosa

—Nada, ya sabes, clases más clases—respondió— ¿Te paso algo nuevo?

—Theo, mi compañero con quién hago todos los trabajos, no llegó a su casa ayer y su hermana lo está buscando.

—Esperemos que este bien, te noto preocupada por él—confesé.

—Él me saca de casillas, es más me dice loca del cabello azul, pero hubo un punto en que todo cambió para nosotros, y no sabemos que—expliqué.

—Tal vez, se gustan, pero no se dan cuenta todavía—dijo serio.

Me empecé a reír, el me miró y le dije:

—Lo siento, pero es que somos tan diferentes, que nunca estaría con un chico como él—admití—sé que puede sonar algo cursi pero quiero mi primer amor sea especial.

— ¿Nunca has tenido novio?—preguntó sorprendido.

—No—respondí—la verdad es que para la mayoría de chicos puedo resultar algo torpe y desalineado.

—Eso no es cierto, solo un poco distraída—lo mire con seriedad—pero además eres una chica lista y me encanta hablar contigo.

—Gracias, eres un amigo grandioso.

—Te puedo hacer otra pregunta—asentí con mi cabeza— ¿Eso quiere decir que no has dado tu primer beso?

—No de verdad, lo que quiero decir es que ya lo di pero por accidente, sin querer me caí y lo besé—expliqué.

—Siempre los primeros besos no son lo que uno espera, pero para eso están los demás—me miró con esos ojos que me encantan y se fue acercando lentamente a mí.

Mi celular empezó a sonar en varias ocasiones, nos alejamos y vi 5 mensajes de Sabrina:

¿Por qué no me avisaste que salías temprano?

¿Dónde estás?

¿Con quién estás?

Olvídalo, estoy nerviosa tengo que entregar una parte de mi proyecto mañana.

Puedes venir a casa por favor.

Respondí:

Tranquila y respira que ya voy.

— Lamentó lo que pasó, es Sabrina, necesita ayuda con su proyecto y yo soy su modelo.

—No te preocupes linda, ve con ella, yo me voy a quedar aquí unos cuantos minutos más—dijo Clark.

Salí de la cafetería, me subí a mi moto y me dirigí a casa, pensando en Clark y Theo, los dos son tan distintos, sin embargo si tuviera que escoger a uno, no podría, además son solo mis amigos.

Llegué a casa guarde mi motocicleta en el garaje y subí al departamento en el ascensor. Cuando llegué deje mis cosa, después busque a mi amiga en su habitación y fue muy raro, ver a Sabrina con unos lentes grandes, escogiendo los tipos de tela que va a usar en su proyecto.

—Qué bueno que llegaste, quiero que te pares, justo en frente mío—lo hice y se paró, miró mi rostro y midió mis brazos. —Gracias.

Mientras ella iba cosiendo una blusa con su máquina, yo hacía mis deberes, pero por lo general Sabrina me hacía pararme, para llenarme de alfileres.



Krystina

Editado: 27.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar