Best Bad Move

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 3


Hoy llego el día, iré por primera vez a la universidad, estoy tan nerviosa que ni quiero levantarme de la cama, siempre he sido una chica reservada y tímida que vivió escondida en un instituto de señoritas, siento que ahí me van a devorar y no voy a durar ni la mitad del día. Tal vez este exagerando pero estoy muy asustada.

—Nadine, despierta es hora de levantarse- escuche la voz de Sabrina

— No quiero estoy nerviosa — confesé

—Nada de nervios, ahora levántate— me volví a poner la almohada en la cabeza, ignorando las palabras de mi compañera—. No me hagas tirarte un balde con hielo

Me levanté despacio, mire un rato el suelo, escogí lo que me voy a poner y entre al baño, una vez que estuve lista, visualice mi rostro en el espejo todavía no me acostumbraba a tener el cabello de color azul, a pesar de eso luzco hermosa. Salí de mi habitación y junto con Sabrina preparamos el desayuno y nos sentamos a comer.

— Dime, ¿Por qué estás tan nerviosa? — preguntó Sabrina

— La verdad es que hacer amigos para mí no es nada fácil — admití — Tengo contadas con los dedos de la mano, las únicas personas con las que pude contar en el colegio

— ¿Nunca tuviste una mejor amiga? — preguntó sorprendida

— Casi llego a considerar a alguien así pero ella eligió ser popular, quería que todos la quisieran y dijo que yo la retenía para conseguirlo

— Entiendo, pero pudieron intentar ser amigas — ella recordó algo —. Es cierto se convierten en robots y hacen cosas que dijeron que jamás harían, estuve en una situación similar, ahora que lo recuerdo

Ella se puso un poco extraña luego de eso, así que recogimos todo lo que usamos para el desayuno. Después fuimos a ver nuestras cosas, bajamos al estacionamiento y fuimos juntas a la universidad en el automóvil de Sabrina, mientras conduce note una expresión un poco triste en su rostro.

— ¿Ocurre algo?

— Nada solo que, recordé como un grupo te puede cambiar drásticamente

—Cuando quieras puedes platicar conmigo, ¿De acuerdo? — ella sólo se limitó a asentir con la cabeza

Todo el camino fuimos en silencio, escuchando como algunos locutores en la radio, pronosticaban el clima o simplemente informaban las noticias ocurridas en las últimas horas Sabrina se cansó, cambio de estación, empezó a sonar "Kissing Strangers" de DNCE y cuando llegó al coro no pudimos evitar cantar. Sin darnos cuenta ya habíamos llegado a la Universidad.

Estaciono el auto y me sorprendí al ver lo grande que es, no podía ni asimilar donde estoy parada. Escuché una risa seguido de la voz de mi compañera

—Planeta Tierra, llamando a Nadine

—Lo siento, donde estudiaba no tiene ni la mitad de esta universidad.

—Ya te irás familiarizando, ahora ve o llegarás tarde— Negué con la cabeza y ella tomo mis hombros—. Yo sé que puedes, nadie te conoce así que saca esa parte de ti que es fuerte y tenaz.

— Está bien, iré—abracé a Sabrina—. Gracias, suerte a ti también

Ella se dio la vuelta para irse y yo también, cuándo entre para recibir clases, empecé a caminar con toda confianza, hasta que un chico me empujó, provocando que caiga al suelo, le quede viendo muy molesta.

—Qué rayos te sucede — le grité, mientras me paraba del suelo con dificultad

—No ayudo a chicas que parecen locas y más si llevan cabello azul

Mi paciencia se acabó, me acerqué a él, puse mis manos con su pecho y le dije:

—Escúchame bien, conmigo no te metas, porque no te conviene—. Haciendo fuerza con mis manos logré empujarlo— ¿Entendiste?

Nunca había actuado de esa manera en mi vida, siempre he sido la clase de persona, que no reclama nada pero ya es hora de un cambio y ahora si alguien quiere meterse conmigo, deberá pensarlo dos veces.

Para mí mala suerte cuándo entre al salón de clases, vi que sólo hay dos lugares disponibles. Cuando tome asiento, mire a todos los lados y el chico al cuál empuje hace unos minutos, todavía no entra a clases.

Deje de pensar en eso cuándo el maestro entró, al parecer es un señor que aparenta unos 40 años, tiene algunas canas y no es muy delgado.

—Buenos días yo soy el señor Arthur Brown y seré su maestro de comunicación y escritura, algunos ya me deben conocer fui profesor en el instituto Hamilton



Krystina

Editado: 27.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar