Bienvenida Cigüeña

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 4

Mientras veía mi reflejo pensé<<con la ropa que llevo puesta pareciera como si fuera un día cualquiera>> . Llevaba puesto unos jeans negros ajustados, mis botas militares, una blusa negra y una chaqueta de cuero negro . En el espejo podía ver mis ojos cafés apagados y se podía ver el dolor que sentía en ese momento . 

Mi piel que normalmente era morena , se veía pálida , el resultado de no comer y falta de sueño. Mi cabello color castaño oscuro se veía sin brillo y seco , resultado de no lavarlo ni peinarlo . 


Me aleje del espejo y tome un de las carteras de cuero negro de mi abuela , me dirigí a la sala de estar donde estaban mis mejores amigos, todos vestidos de negro esperando a llevarme al funeral de mi abuela. Me acerque a la mesita de café y alce el marco de foto donde salía mi abuela más joven , con su cabello ondulado recogido en media cola y maquillada lo más natural posible, estaba sonriendo hacia la cámara y se notaba de fondo la casa adónde vivíamos ahora. Llevaba un traje verde que era su favorito cuando era joven , en ese entonces tenía sus 37 años.


Mientras nos dirigíamos al cementerio en total silencio tenía abrazada la foto de mi abuela y estaba apoyada en el hombro de uno de los mellizos y a mi otro costado estaba el otro mellizo sujetándome la mano para darme fuerza . Iba conduciendo Fabricio y Carlos estaba en asiento del copiloto y de rato en rato giraba para ver si estaba bien. Era obvio que no ,pero agradecía su preocupación. 


Recordé cuando el médico salió a darme la noticia del fallecimiento de mi abuela, caí al suelo de rodillas y lloré como estaba nunca volver a llorar en mi vida. Justo en ese momento como si lo hubieran sabido llegaron mis cuatro mejores amigos . Cuando el doctor les dijo la noticia los cuatro se arrodillaron a mi alrededor y me abrazaron hasta que dejé de llorar y me levanté del suelo porque debía darle la noticia a mi madre. Ella había venido a ver a mi abuela en la primera semana que estuvo internada pero por motivos de trabajo y que tenía a una familia que atender ya no pudo volver .


***


No recuerdo muy bien como fue el entierro , en todo momento no bote una lágrima ya que de nada servía seguir llorando en ese momento , además ya lo había hecho y mi abuela siempre me decía que jamás debo llorar en frente de las personas , solo con las personas que más amaba y me conocían . Sabía que en el entierro habían estado mi madre , su marido y mi medio hermano que tenía apenas 5 añitos . Habían asistido amigos de mi abuela de la escuela, el trabajo, sus médicos , amigas de la iglesia y algunos familiares lejanos que ni yo conocía. 


Los trámites y todo lo relacionado con el hospital se había encargado mi madre ya que era la única hija . Yo solo me había encargado de enviar la hora y el lugar donde se haría la velada y el entierro a sus amigos y familiares . También me había encargado de la funeraria ya que mi abuela una vez me había dicho como quería que fuera su caja y como quería estar vestida cuando muriera , esa vez le había dicho que faltaba mucho para eso . Siguiendo su voluntad escojo su caja de madera de roble color vino y la ropa que llevaba puesta era una blusa blanca con estampado de rosas negras y un pantalón de vestir negro . También me había dicho que quería que le entierren con su teléfono pues era lo que más apreciaba y era auna distracción para ella ya que tenía fotos y vídeos míos bailando que mostraba a sus amigos. Así que puse el celular en su mano y cerré el ataúd.


****


La semana siguiente al entierro la pasé en mi casa ordenando el cuarto de mi abuela. Puse toda su ropa y zapatos en cajas y con ayuda de Fabricio los lleve a una ONG y done esa ropa para los más necesitados ya que mi abuela dijo que eso es lo debía hacer con ella. Yo me quedé con su maquillaje y algunas joyas que tenia , según me había contado eran de su mamá y que no dejará que mi mamá las encontrará.


Y como si fuera adivina mi madre vino a mi casa y se llevó las camas y edredones de mi abuela y un perfume que yo le di. Mi abuela siempre le había gustado comprar cosas buenas y de marca , decía que si había que comprarse algo debía ser bueno para que durará y siempre elegante. Cuando mi madre se llevo esas cosas no dije nada ya que solo eran cosas materiales.


La casa donde vivía estaba a mi nombre  así que podía quedarme ahí pero me había llevado un sobre del banco que decía que debo ir a sacar una suma de dinero que había dejado mi abuela . No era mucho pero si como para mantenerme unos cuantos meses. Durante esa semana nunca había dormido sola , mis amigos se turnaban para hacerme compañía mientras decidía que hacer.


-Nick llamaron de la universidad y dijeron que debes ir a recoger tu título -dijo Carlos que era al que le tocaba quedarse conmigo


-ah cierto había olvidado lo de mi título , ustedes ya lo recogieron cierto ? Cómo les fue- le pregunté 


-Si, las recogimos en la fecha publicada y pues ya sabes, empezamos a trabajar en donde habíamos dicho - me respondió mientras acariciaba mi cabeza que en ese momento estaba en su regazo


-hablando de trabajo debo llamar a mi licenciado ya que no le di mi respuesta sobre trabajar en la clinica- dije pensativa, la verdad es que no tenía ganas de hacer nada pero necesitaba aprender a mantenerme yo solita


-si hazlo mañana en la mañana porque ahora nos toca la cena y debes comer mujer -me levanté de su regazo y me puse boca bajo en mi cama.


Cómo estábamos en mi habitación él se levantó y desapareció en el pasillo para ir a la cocina y traer nuestra cena. Había cocinado chuleta de cerdo con ensalada .


En cuanto el volvió hizo que me sentara y puso el plato de mi comida en mis manos pero en cuanto sentí el olor a la carne dejé el plato en sus manos y me fui corriendo a vomitar en el baño. Después de unos mementos sentí como sujetaba mi cabello y me daba palmadas en mi espalda para que me calmara. 



nMerlyn4

#795 en Otros
#187 en Humor
#1922 en Novela romántica

En el texto hay: romance, ex novio, bebe en camino

Editado: 13.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar