Bienvenida Princesa

Tamaño de fuente: - +

capitulo 6

El príncipe y su guardián me llevaron a una habitación. No podía creer el sitio en el que me encontraba. Era tres veces mas grande que mi casa.

Los techos estaban llenos de candelabros que eran encendidos todas las noches por las criadas.

Todo estaba muy elegante con muebles rarísimos y carisimos.

Sin embargo, acostada en mi cama, rodeada de cortinas y almohadones de seda, me di cuenta de que no seria fácil para mi acostumbrarme a esto.

Antes de dormirme, me puse a pensar en el extraño día que había tenido.

Al otro día, mientras estaba sentada, una criada apareció acompañada del príncipe.

(príncipe)- He venido a solicitar tu compaña para dar un paseo, princesa.

Jesii- ¡ No!

El príncipe me miro con una cara de despreció como si no estuviera acostumbrado al rechazó.

De todos modos no es por el sino que por mi, nunca me e subido a un caballo en la vida y me da miedo intentarlo ahora.

Después de unos minutos de silencio, acepte, supuse que seria algo necesario. (además siquiera hay Wifi aquí.)

mi criada me llevo a mi habitación a ponerme algo apropiado para la cabalgada.

(príncipe)- te veré en los establos.

No pase vergüenza frente al príncipe, cuando monte al caballo fue como si ya supiera como hacerlo.

Incluso me las arregle para no parecer una mentirosa. Fingía una casi caída cada media hora.

Jesii- creo que este caballo y yo nos llevamos muy bien.

(principie)-podemos salir a cabalgar siempre que quieras.

Los pájaros cantaban, el bosque estaba tan lleno de vida. Me estaba divirtiendo.

(príncipe)- por tu cara veo que te estas divirtiendo.

Jesii- ¡ si! Es muy lindo todo esto.

(príncipe)- todo es tuyo. Todo lo que has visto.

Jesii- ¿ podemos descansar un rato?

Siento que se me duermen las piernas.

Nos dirigimos a la sombra de los arboles en medio del bosque. El príncipe se bajo de su caballo y vino hacía mi, y extendió su mano hacia mi.

Nuestras caras estaban muy cerca entre si, me puse muy nerviosa.

El príncipe me cogió de la cintura, me levanto en el aire, me rodeo entre sus fuertes brazos y me bajo del caballo.

Jesii- ¿ como fue que nos comprometimos ?

(príncipe)- es una larga historia, en realidad estamos comprometidos desde antes de nuestro nacimiento. Aun no se como sabían nuestros géneros.

Sin darnos cuenta nos echamos a reír



bienvenidos!

Editado: 24.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar