Blood

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 6

Recuerden comentar qué les está pareciendo la obra :)

Aquí les traigo otro capítulo.

 

 

 

—¿De cuál mancha hablas? —pregunté mientras miraba mi camisa.

 

—De esa que tienes allí en la camisa, no será... —empezó a decir Ámbar misteriosa, pero la interrumpí.

 

—¡Vino! Sí claro, es vino. De seguro el de la cena lo tiré sobre mi camisa cuando me levanté de la mesa, lo siento pero ya debo ir a bañarme —dije mientras me apuraba para entrar a la habitación y cerraba la puerta.

 

—Este chico es extraño, ¿no creen? —susurró Ámbar, yo logré escucharla tras la puerta.

 

—Te escuché —hablé mientras abría la puerta.

 

—¿Porqué mejor no vamos a observar el menú del desayuno? —comentó Ámbar mientras fingía una sonrisa— ya volvemos, báñate rápido.

 

Cerré la puerta y me metí a dar una ducha. Me sentía asqueroso, no podía creer que había atacado algo o a alguien, aunque lo que más me frustraba es que ni siquiera recordaba lo que pasó ayer por la noche.

 

Abrí la llave de la ducha y deje que el agua fría y pura limpiara mi cuerpo, recorrió cada parte de él, lo que hizo que mi piel se empezara a poner arrugada. Salí de la ducha rápido, no podía durar mucho tiempo en contacto con el agua.

 

Me vestí con unos jeans negros, una camisa negra de mangas largas y unos zapatos negros. Me apliqué en la piel mi crema especial para poder resistir unos minutos en el sol, luego tomé mi abrigo negro y salí, allí estaban los chicos.

 

—¿Porqué todo de negro? —preguntó Dressler.

 

—Es mi color favorito —respondí serio.

 

—Ya déjalo, yo lo veo guapo —habló Keren coqueta.

 

—Bueno, ya vámonos que pronto serán las siete y repartirán el desayuno —dijo Ámbar cambiando el tema de conversación.

 

Caminamos hacia el comedor, para ello debíamos atravesar el camino que está rodeado por el bosque, el cual se ve siniestro, lo que me provoca más curiosidad de saber que había pasado anoche. En el trayecto todos me miraban como si fuera un bicho raro.

 

—¿Qué tengo en el rostro? —dije enojado— ya dejen de estar mirándome.

 

—Es por lo de anoche, la directora armó un gran escándalo —dijo Keren.

 

—Sí, de seguro hoy te va a dar un sermón —habló Ámbar.

 

—¡Ya dejen de mirarlo! Ni que fuera un bicho raro, entrometidos —gritó Dressler.

 

Solté una pequeña risa, en realidad si soy un bicho raro. 

 

—¡Te acabas de reír! Sabía que lo iba a conseguir —dijo como si estuviera ilusionado.

 

—Ya déjate de tonterías y entremos.

 

Abrimos la puerta del comedor, se encontraba bastante lleno como ayer por la noche. Tomamos asiento, vi que la directora me miraba fijamente.

 

—Buenos días alumnos de la Medical Mörder, como vieron en el menú, hoy tendremos un variado y nutritivo desayuno, pueden acercarse y elegir los platillos que prefieran, pero no es por eso que hago este aviso —toda la sala se silenció— les quería informar que la primera prueba para saber si continúan en esta Universidad será el día de mañana a las siete de la mañana en punto, ni un minuto más ni un minuto menos. La biblioteca ya está habilitada por si quieren utilizar algún libro para estudiar —iba a terminar su discurso, pero volvió a tomar el micrófono— ah, casi lo olvido. Lo espero en la dirección después del desayuno, necesito hablar con usted, creo que ya todos saben de quién me refiero —me miró fijamente.

 

El desayuno transcurrió normal, yo sólo comí una manzana roja. Los chicos hablaban y hablaban, aunque yo me encontraba distante.

 

—Ahora si cuéntanos, ¿qué te pasó ayer por la noche? —me preguntó Ámbar.

 

—Sí, ¿y dónde estuviste toda la noche? —habló Dressler.

 

—Nada, no sé porque tanto escándalo. Sólo salí a vomitar y me quedé por ahí, ya me voy para la oficina de la directora —dije mientras me levantaba de la silla.

 

—Suerte, luego nos cuentas cómo te fue —expresó Ámbar mientras levantaba sus pulgares en señal de apoyo.

 

Salí del comedor y me dirigí hacia la oficina de la directora, mientras caminaba por los pasillos, logré sentir de nuevo aquella sensación que tuve en la entrada, miré a mi alrededor pero no pude ver nada. Al llegar a la oficina de la directora toqué la puerta.



Jckgermany

#784 en Fantasía
#494 en Personajes sobrenaturales
#335 en Thriller
#177 en Misterio

En el texto hay: vampiros, muertes, sangre

Editado: 16.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar