Blood on Blood

Tamaño de fuente: - +

capitulo 20

Zeus.

Esto no puede ser mejor. Con la bastarda aquí va a ser muy fácil que mis hijos me rindan pleitesía de una vez por todas. Sé muy bien que se convirtió en la jefa de todos ellos. Mejor dicho en su líder, y eso no lo puedo permitir. Los mande a ese lugar con la esperanza de a quien encontraran fuera el desecho de la mujer poderosa que hoy en día se encuentra rendida en el calabozo de la casa de Leo acá en el Olimpo. Sí, en la misma que metí a todos eso bastardo.

¿Mi segundo hijo? Igual de escoria que el resto. Se alió en contra de mi enemiga. Pensé que ella sería distinta a su padre pero resulto ser igual que escoria. Nadie se merece mi respeto más que yo. Han pasado algunos días desde que di el ultimátum y ni uno de los patéticos Z aparece a mi vista, esto no está saliendo como lo tenia yo planeado, pero esperare, los cinco días se cumplirán y uno de ellos llegara o si no la voy a matar.

Leo

Moví a mis hombres. Caner ya está arriba a la espera de la señal. Hice perseguir a Zeus hasta un lugar que me sirviera para poder decir que es ahí en donde tienen a mi chica. Juro por lo que más anhelo en este mundo que mi padre me la va a pagar.

Estamos Corpion y yo a la espera de intersectar a mi padre.

Portazo.

Silencio, mucho a decir verdad.

Otro portazo.

Una conversación

Pasos bajando apresuradamente.

-¿listo?- pregunto al arquero que me acompaña. Me dice que sí con la cabeza.

Apunto de atacar y unas finas manos me detienen.

-no me vuelvas a intentar poner un solo dedo encima- y la veo. Esta demacrada y con ojeras, no ha dormido. Pero eso no importa ahora, lo que importa es donde coños esta mi padre.

-¿Dónde...?- Caner no me deja terminar cuando en silencio hace señas de que continuemos, planearon sobre la marcha. Los sigo.

En la siguiente intersección nos juntamos con Taro y Caprico que estaban en alerta en caso de cualquier cosa.

-¿Dónde está Zeus?- pregunta Taro a lo que mi chica responde:

-es a él quien estamos buscando- ruido detrás de nosotros nos hace ponernos en alerta.

-supuse que te había pasado algo- frunzo el ceño ¿Quién coños es él?

-ya te habías tardado imbécil- me acerco a él chico y es cuando lo veo detrás mío. Hace lo mismo que mi mujer y tiene tatuajes un tatuaje sobresaliendo por el cuello de la camisa – gracias por venir Graco-

-veo que no necesitabas mucha ayuda- su mirada se para en mí...

Me golpeo.

Un combo en la mandíbula que por poco no me la desencaja.

Graco.

Acabo de hablar con Pandora, tal parece que mi hermana está bien, pero tengo un mal presentimiento, el mismo que tuve un poco antes de encontrarla. ¿qué planean Zodiac?

Olimpo.

¿Cómo?

Acabo de escuchar esa palabra en mi cabeza, era la voz de mi hermana. Ahora entiendo todo. Esta loca se metió en problemas.

Abro la puerta.

-nos vamos, gata- ordeno.

-¡Qué no me digas gata! ¡Mi nombre es Tara!- sonrió, como me encanta esta chica.

 



Hanna

#1599 en Ciencia ficción
#6121 en Fantasía
#2716 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: zeus, leo y ofiuco, zodiaco

Editado: 15.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar