Blood on Blood

Tamaño de fuente: - +

capitulo 19

Leo

El muy hijo de perra se atrevió a tocar a mi mujer. En contra de todo lo que le predije utilizo a mi mujer para liármela.

Desde que desperté no he tenido otra más que pensar que voy a hacer para vengar lo que me ha hecho, pero ocupar a mi chica en mi contra no lo vi venir. Esperaba que ocupara a Sario o algunos de los Z en mi contra, no a ella, no a mi Dark. Sí, lo sé. La leyenda de las Dark Z que es tan aborrecida por mis amigos por el miedo a que de verdad existan esas chicas que los llenen de todas las maneras posible. Que los haga sentir llenos de todas las maneras posibles sin siquiera proponérnoslo. Eso es lo que me paso con mi chica, tan dañada y herida como estaba se convirtió en mi lucecita, en mi centro, en el de todos a decir verdad. Sin esperar que lo hiciera, se convirtió en un pilar fundamental para nosotros. Un pilar fundamental robado.

¿Cómo la conozco? Pues todo Zodiac conoce ese mito. Ahora me imagino que su pregunta es si es mito o leyenda. Les digo que los mitos nacieron de leyenda, las leyendas de verdades y las verdades de nosotros mismos. Por lo que su respuesta ahí está.

Estamos en la biblioteca, todos a excepción de Sario mirando a la ilusión de mi mujer para que les de la directrices de que se va a hacer ahora, el supuesto plan de ataque. Pero no, mejor los despertó de una vez que seguir ilusionándolos.

Voy a la ilusión y le aplaudo en la cara, desaparece.

-voy a buscar a esa loca que se pierde la reunión- Taro lo toma del cuello de la camisa y como Genes va corriendo por lo que prácticamente lo ahorca.

-Ofiuco no está-

-¿Cómo que no está, Guerra?-

-Caner tiene razón, Genes- interrumpo a la conversación que esta por suceder- mi mujer está en las manos de mi padre-

Ofiuco.

Han pasado ya tres días desde que estoy atada en la misma posición, con mis manos arriba sosteniendo mi cuerpo con mis muñecos. La puerta se abre y mis tímpanos se enfocan

-tres días querida y ni la sombra de tus amigos- Zeus se burla de mí, no me molesto en responderle algo más que mi mirada fría, no se merece nada más que eso- no me mires así, no soy yo el que va a morir-

-seguro Zeus, cuando se enteren que me tienes acá en contra de mi voluntad tu muerte será la más baja de todas y me asegurare que aun muerta tu cabeza arda en el Inframundo, al mismo mundo al cual me desterraste- digo con todo el odio que yo tengo en mi interior. Lo odio a él en especial, el mayor tirano, el peor de los tres titanes. Él fue quien me separo de todos aquellos quienes amaba. Si pudiera lo patearía.

-ahórrate las amenazas, que ambos sabemos que no servirá de nada- la puerta se vuelve a abrir- dije que no me molestaran- grita, no logro ver quien es por estar de espalda.

-les dijiste a todos menos a mí-

Abro los ojos de manera estratosférica, la única persona que puede mandar por el traste todo lo que se llame orden viniendo de este hombre es...

-hijo de Ares-



Hanna

#1629 en Ciencia ficción
#6167 en Fantasía
#2734 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: zeus, leo y ofiuco, zodiaco

Editado: 15.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar