Bréag | Narry

Tamaño de fuente: - +

f i n a l ;

y o   t e   e x t r a ñ a r e ;

 

La espera era torturora para todos ahí, el chico seguía en chequeos y estudios, tenían que revisarlo bien, pero su piel ya estaba demasiado pálida, el no resistiría demasiado.

Al fin los doctores una hora después terminaron y dejaron entrar a las personas de dos en dos.

La mama del chico entro con los ojos rojos y lagrimas secas, Ashley había dejado que pasara el morocho primero, sabía que él era el segundo más alarmado por todo, se notaba el amor uno del otro en esos dos, los mejores amigos sin duda.

Niall estaba despierto pero demasiado cansado, su cuerpo se sentía pesado, su respiración era forzada pero tenía unos cables que le ayudaban, no tenía fuerzas.

Los chicos tardaron más de lo normal en terminar el concierto ya que la ida de Niall les había obligado a cantar mas canciones como recompensa, al salir los chicos estaban ya en camino, el rizado siendo el más preocupado, era un completo idiota.

Niall estuvo a la vista de dos pares de ojos que no tardaron en sentir la presión de sus corazones en verlo tendido en esa camilla, tan frágil, pero serian fuertes ante él.

Zayn fue el primero en acercarse, le acaricio la mejilla con tanta ternura cómo si fuera un chico de cristal y en cualquier movimiento en falso se rompería, su madre lo veía, no podía creer que su hijo, el menor estaba en esa situación, esperaba que todo fuera una pesadilla, pero no. Solo esperaba que no sufriera mas, necesitaba que lo último de él su hijo fuera feliz, tanto como se pudiera, su mente estaba calmada, quería ser fuerte ante su hijo.

Zayn se coloco a su costado le dedicó una sonrisa, el menor sonrió, su amigo siempre fue el mejor y que estuviera ahí le hacía muy feliz.

"Te quiero" susurro al mayor quién se recostó junto al menor y lo abrazo.

"Yo mas Zee" dijo con voz calmada, casi un susurro, el mayor lo apretó mas a él, no quería dejarlo ir.

Niall levanto su cara y beso la mejilla de su amigo, era un gran apoyo, su madre salió y al instante entro la madre de su hijo.

"Ni, dios, te quiero" dijo ella acercándose, sus ojos estaban rojos pero no lloraba y no lo haría delante de el, el chico sonrió tratando de tranquilizarla.

"El estará bien contigo" dijo el refiriéndose a el pequeño.

"Te vamos a extrañar" dijo ella sentada cerca de él.

"Siempre estaré cerca, los cuidare" dijo él, sin duda eso era una despedida y el moreno tenía ganas de llorar pero solo abrazaba a el menor.

Su hermano entro y lo abrazo, amaba a su hermano y saber que el al día siguiente no estaría se le hizo añicos el corazón, se veía tan débil en esa camilla, le sonrió al chico moreno por estar ahí con su hermano, se fue de la habitación.

Los tres chicos llegaron corriendo, al llegar a donde les había indicado una enfermera, al llegar vieron a la madre del irlandés llorando junto con el hermano, vieron de donde salía la chica, madre del hijo de su amigo y sin hacer caso a lo que les trataron de decir entraron, encontraron el menor pálido, con un montón de cables, conectado, uno en su nariz, estaba siendo ayudado para respirar, y estaba siendo abrazando por su antes amigo, el moreno quien al verlos abrió los ojos sorprendido, Niall dirigió su vista a ellos y su sonrisa se borro.

Harry fue el primero en acercarse pero el menor se encogió y se apego al moreno, estaba muy débil, se notaba, en eso entro el doctor y al ver demasiada gente ahí suspiro, era normal que no obedecieran.

"Niall, el cáncer te ha dejado demasiado débil, tus familiares ya fueron comunicados, tus presiones han sido dañinas y ten han quitado tiempo de vida, no sabemos si pases de esta noche" dijo el hombre, los tres chicos ajenos a el tema estaban sorprendidos, eso no era real, ellos querían pensar, voltearon a ver a los dos chicos de la camilla.

"Tu sabias" aseguro el chico más pequeño y de ojos azules, molesto hacia el moreno.

"Yo le dije que no dijera" dijo el menor con dificultad y el moreno lo abrazo, Harry se acerco a él y le dio un abrazo haciendo que el moreno se alejara un poco.

"Te amo, lo siento tanto, te amo joder, no pensé que tuviera que pasar todo esto para darme cuenta, joder pudimos ser felices, te amo Niall y no sé qué hare sin verte todos los días, besarte como un día lo soñamos, tener hijos, no te quiero perder, no te juzgo por no decirnos pero dios, no quiero que me dejes" dijo y al separarse los ojos verdes tenían una fuerte tonalidad rojiza, sus labios temblaban. "Perdóname bebe" dijo y sin esperar una respuesta probo los labios del menor queriendo con todas sus fuerzas que no fuera la última vez, estaban salados y ahí se percato de que estaba llorando, los labios débiles le siguieron a un paso lento y eso no le molesto al mayor, quería estar siempre así, no penar en un mañana, que no llegara, al separase el menor lo vio y sonrió.

"Yo te perdone desde hace mucho, quiero que seas feliz" dijo tocando la mejilla del rizado quien no contuvo sus lagrimas y sabiendo que eso era una despedida dio otro beso y dejo a sus amigos acercarse.



ValeryStoran

#184 en Fanfic
#2033 en Novela romántica

En el texto hay: narry storan, gay yaoi chicoxchico

Editado: 08.04.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar