Breaking Rules N°1

Tamaño de fuente: - +

CAPITULO 2

Maya observo con mucho detalle el cuarto, desde la cama hasta las paredes. El lujo se podía apreciar en cada parte, camino lentamente hasta quedar a unos centímetros de la cama, las lágrimas comenzaron a llenarle los ojos.

Este era el edredón que le había regalado a Billy haces cuatro años, con manos temblorosas lo toco, le sorprendía que su hermano aún hubiera conservado el edredón.

Sin más, se acostó y olió la colonia que su hermano siempre uso, lo extrañaría más que a nada en el mundo. Para ella Billy fue su única familia, más que sus propios padres.

— te extraño Billy —susurro con la cara enterrada en el colchón.

Quizás dos o más horas se despertó cuando la movieron con brusquedad, asustada se incorporó para ver quién le estaba haciendo aquello, era ese chico llamado Galen, su cara sonriente le causaba sulfura, vio que tenía una bandeja de comida.

— te trague comida, princesa —le dijo para después poner la bandeja a un lado de las piernas de ella–

No tenía hambre, lo que quería era irse a casa y seguir como si jamás los hubiera conocido, estas personas le daban miedo.

— no tengo hambre –susurro encogiendo las piernas y mirándolo con algo de miedo– sólo quiero irme a casa...

Galen suspiro y se alejó de ella, lo vio ir hacia la puerta.

— lo siento princesa pero no puedes irte a casa por ahora...

Abrió y cerró la puerta al irse, se quedo mirando la estúpida puerta de caoba como si fuera lo mas interesante del mundo.

Comió un poco de fresas que le habían traído, unas cuantas uvas y un poco de jugo, satisfecha cogió la bandeja y la dijo en el burot, volvió a acostarse más lo tenía sueño.

Unos minutos después una chica de cabello negro hasta los hombros algo rizado la miro, ¿tan extraña era para que la miraran como un bicho raro?

— levanta tu culo de realeza –le aspecto la chica con enojó–

Frunció el ceño ante la forma despectiva que la trataba, suspirando se quitó las colchas y salió de la cama, se acomodo el vestido para no mostrar más piernas de lo estrictamente debido.

Su cabello rubio platino parecía un nido de pájaros, la chica la apuro a que la siguiera por lo que no le dio tiempo de peinarse.

La siguió por los pasillos hasta llegar a una sala donde había muchos hombres para su gusto, nerviosa entrelazó sus propias manos y miro temerosa a todos los hombre de ahí, la iban a violar todos esto....

— ¿qué tal princesa? –el golpecito en su hombro la hizo gritar— tranquila.. –Galen tenía las manos arriba en un símbolo de rendición– no tengas miedo princesa.

Decirlo era fácil pero hacerlo era otra cosa, se lamió los labios resecos mientras estaba ahí parada como una estúpida mientras todos los de esa habitación estaba ¿que? ¿Jugando Xbox? O ¿pokar? Otros estaban clavados en el celular y sino no tenía mal oído podía escuchar...¿gemidos?

— ¿qué hago aquí? –pregunto a Galen–

— pensé que estarías aburrida en ese cuarto y como Billy no tenía nada de juegos en su recámara...pensé que te gustaría estar un rato aquí

Lo miro sorprendida, jamás nadie se había preocupado por ella ni intentado pasar tiempo con ella, miro a todo que parecían estar más entretenidos que tomándola en cuenta.

— gracias –se puso roja como un tomate— si... Estaba aburrida.

— pues bueno, ¿sabes jugar Xbox?

Negó y Galen suspiro.

— ¿Pokar?

— no.

— está bien... ¿Una película?

— sería genial –le sonrió– comedia.

— excelente

Galen la llevo a una sala donde había una enorme tele y varios asientos como el de un cine.

— nuestro cine privado —le explico Galen mientras encendía la gran pantalla— vamos a ver que hay en el Netflix.

Se sentó a su lado y buscaron que película ver, debatieron hasta que estuvieron de acuerdo con ver una que les gustaba a ambos.

Jamás la había pasado bien con alguien, nunca había ido al cine con amigos ya que no tenía, sus padres la tenía muy vigilada hasta que se dieron cuenta que Maya no iba a hacer lo mismo que su hijo mayor.

Después de una hora quizás, los dos habían reído, sabía que en ves de estar así debería buscar una salida para huir.

Al salir del mini cine, Maya comprendió que estas personas quizás no eran tan mala, si su hermano se hizo amigos de ellos, pero algo muy en el fondo le decía que esto sólo era una fachada y ella quería saber por que Billy murió de esa forma...

Se topó con los ojos grises de Aleksei que la miraron con frialdad por un momento pensó en correr pero se dijo que no, no estaba haciendo nada malo.

Se sorprendió cuando Galen le agarro la mano, lo volteo a ver y vio que le sonreía.

— te reto a jugar ajedrez

No le dio ni tiempo a contestar ya que la jalo hacia la mesa, en el transcurso, la mujer que la abofeteo aparecía con un mini vestido demasiado ajustado para su propio bien.



kira_kaulitz

#2595 en Joven Adulto
#599 en Novela contemporánea

En el texto hay: muerte, mafia rusa, romanc

Editado: 24.04.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar