Broche Liberado

Tamaño de fuente: - +

Prólogo

Una alianza se había roto, los Teakos habían invadido Garriol sin piedad alguna y ahora su princesa ─heredera al trono─, huía atemorizada.

Vestía un hermoso vestido blanco, tan hermoso como para ser la novia en la boda, una boda que ya no se iba a llevar a cabo por la invasión y los celos del hombre quien dirigía la armada.

Su piel pálida era casi del mismo color de su cabello castaño con puntas rubias y sus ojos color esmeralda combinaba muy bien con su pendiente; cosa que el príncipe de la armada no se dio cuenta por estar ocupado con sus celos.

Quería a la princesa para sí aún si esta no lo quería, estaba enamorado de ella desde el primer día que la vio, un amor tan fuerte que se había convertido en obsesión —y por lo cual—, no quería que nadie estuviese con ella.

Ella subió a la torre más alta de su castillo con la esperanza de no ser encontrada, sin saber que el príncipe de Teako la había estado siguiendo todo ese tiempo.

Apunto de cerrar la puerta con seguro, el príncipe la detuvo y empujó la puerta con fuerza haciendo que ella cayera al suelo a varios pies de distancia.

Asustada, comenzó a temblar y sus ojos se llenaron de lágrimas. Quería que todo eso fuera una pesadilla la cual iba a olvidar dentro de poco, pero no era así. Esa era su realidad, una realidad espantosa que cada vez se hacía peor.

Nadie podía ayudarla, sus padres —los reyes de Garriol—, fueron los primeros en morir tras la traición de su ejército, quienes hicieron una treta con el príncipe Teako para obtener mejor paga. El príncipe que iba a ser su marido, lo habían asesinado también y a su familia.

Solo queda ella con ese lunático obsesionado, quien se acerca con una sonrisa malévola plasmada en la cara. La agarró con brusquedad, ella intenta zafarse del agarre, él le rasga el vestido y la empuja haciéndola caer.

Se apresura en cubrir su cuerpo, el cual no estaba desnudo, pero portaba una ligera bata blanca como ropa interior. Trata de refugiarse en una de las esquinas de aquella torre mientras lloraba y rogaba por alguien que la salve.

El príncipe arroja el vestido hacia la pared contraria a la que estaba ella y se apresura en agarrarla por el tobillo para obligándola a acercarse.

Ella grita, patalea, da puños al aire e intenta arañarlo para apartarlo, cosa que no funcionó sino que provocó todo lo contrario. Enojándole, rasga un poco la bata de la princesa sacando una tira con la que amarró sus manos antes de violarla.

Los gritos de ella se volvieron incesantes, suplicaba que la dejase, que parase de una buena vez mientras el dolor en su entrepierna aumentaba tras quitarle su virginidad.

La puerta de aquella torre comenzó a cerrarse y aún cuando esta estuvo cerrada por completo, se podía escuchar sus gritos de agonía con claridad. En el pasillo, en el castillo, en el jardín y en todo su alrededor.

¿Cuál será su verdadero destino? ¿Realmente terminó todo para ella en ese instante?

___________________________________________

Hola

Este es mi primer libro y espero que les sea de su agrado. Creo que lo más importante antes de los votos de que les gusta (☆), es que dejen su comentario para saber como voy en la trayectoria. No importa si sea una crítica "mala" o "buena," las tomaré en cuanta para seguir creciendo.

Si llegan a ver algún error ortográfico o algo, sería de mucha ayuda que me avisaran para poder corregirlo. Debo admitir que —como ser humano que soy—, no lo sé todo y puede que no haya visto el error mientras lo editaba.

 

Gracias ♡ 

NBL



Bonet Laboy

#4176 en Otros
#301 en Novela histórica
#1730 en Thriller
#924 en Misterio

En el texto hay: tragedia, realeza, amor oculto

Editado: 18.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar