Bruja de Valley Town.

Tamaño de fuente: - +

Parte 7.

Elisa siguió caminando un poco mas, estando pensativa mientras miraba a la gente que pasaba a su alrededor, pero no veia por ningun lado a su tía Caroline. Se empezó a preguntar que hubiera sido de su vida si sus padres no hubieran muerto o al menos uno de ellos se hubiera salvado y en seguida pensó que su vida seguiría igual, como antes, solo que ya no tendría a uno de sus padres vivos y por alguna razón al recordar aquel fatídico momento, sintió que ellos ya sabían que no se salvarian de ese incendio, y que por eso fue que se despidieron de ella de ante mano. Metida en sus pensamientos no se dio cuenta que ya había llegado al final de la feria.

 

Asi que se volvio rapido por donde habia venido mientras sacaba su telefono y escribía un mensaje de texto a Paula para avisarle que llego al final de la feria y que no vio a su madre por ningun lado y que iría a encontrarse con ella en el mismo lugar de partida. En ese mismo momento no se dio cuenta y su hombro choco contra el brazo de Dylan quien al darse cuenta que Landon y Paula no le vieron mas, se habia pegado la media vuelta y fue todos estos minutos yendo atras de Elisa.

 

—¡ Ah ! casi me sacas un brazo... —dijo al sonreirle mientras se frotaba el brazo y hacia que le dolia.

 

—Ohh, lo siento ¿ quieres que te lleve a un hospital ? —dijo ella riendose.

 

—No, no hace falta, estare bien —dijo mientras ambos se sonreian.
 

—¿ Viste a Caroline ? —dijo ella al intetar de ponerse mas seria.

 

—No... Pero pienso que tal vez fue hacia el aparcamiento. Si queres vamos yendo, ya le escribi a Paula y a Landon para que nos veamos alli.

 

—Si, vamos —dijo al largar un suspiro. Ya no le sentia tanta desconfianza de el como fue la primera vez que lo vio y aunque Paula le habia dicho que no confiara en el, no podia dejar de sentirse bien estando a su lado.

 

Ambos empezaron a caminar y de repente a toda prisa un chico de unos catorce años paso corriendo serca de ella y le empujo haciendo que casi cayera al suelo, pero Dylan se lo impidió al sostenerla de los brazos y luego ambos se quedaron unos segundos mirandose a los ojos.
 

—¡ Un ladrón ! —grito una señora y la gente miro hacia el joven que por mas que algunos intentaron pararlo no pudieron hacerlo y eso no les importo ni a Elisa ni a Dylan, porque ambos estaban en su mundo, sintiendose muy atraidos uno por el otro.

 

—Ese chico casi te tira al suelo —el no sabia porque se sentía nervioso al estar serca de ella, sosteniendola de los brazos, mientras sus manos estaban tocando su sedosa piel morena.
 

—Sí... —dijo ella largando un suspiro y sonriendole mientras no dejaba de mirarle a los ojos. Ella no se sentía nerviosa, solo se sentía tonta y muy atraída por Dylan, aunque igual dentro suyo seguia tratando de mantenerse alerta.

 

—Lo siento, pero tengo que llevarmela... —dijo Albert al aparecer como un rayo entre medio de los dos y alejando de un tirón a uno del otro, pero quedandose agarrado del antebrazo de Elisa.

 

—¿ Que haces ? —dijo ella al mirarle con el ceño fruncido y ahora que lo miraba mejor, entendía porque Nick no le agradaba. El se parecia mucho a su ex novio de su anterior colegio que le había ilusionado, despues roto el corazón y por ultimo le había echo creer que jamas volvería a enamorarse o ser amada como ella relamente se lo merecía.

 

—Después te lo explico, ahora ven conmigo —dijo al querer llevarsela pero Dylan no le dejo y extendió su mano hacia sus pies, usando la telequinesis le impidio que se moviera.

 

—¡ No ! no te la llevaras —dijo y Elisa que estaba confundida, no sabia si Albert estaba enterado de las sospechas que su prima y Landon tenian de Dylan y que por eso es que actuaba asi o si era por algo mas.

 

—¿ Que pasa Albert ? —dijo al mirarlo seria.

 

—El no es una buena persona... —dijo mientras miraba serio y desafiante hacia Dylan hasta que este se rio.

 

—No me digas... ¿ y tu si ? —Albert hiso una mueca de disgusto casi gruñendo y Dylan miro hacia Paula —yo que vos tendría cuidado con quienes me rodeo.. hoy en día los vampiros ya andan de día y acechan por todas partes sin importar si son gente conocida, amigos o familiares —eso molesto a Albert que quiso darle una piña en el rostro pero no pudo hacerlo porque el seguía usando discretamente su telekinesis para retenerlo en su lugar sin que pudiera mover sus pies y manos y eso incluía el agarre que Albert tenia sobre Elisa.

 

—¿ Que quieres decir con eso ? —dijo ella y no es que no le creyera solo le molestaba el pequeño secreto que parecia haber entre ellos dos y que ella no aun entendia.

 

—¡ Nada ! —dijo Albert al mirarla molesto.

 

—Así que ella no lo sabe ¿ eh ? —dijo sonriendole.

 

—Ya deja de usar tus truquitos de magia aquí... —dijo al sentir como Dylan hiso mas presion en sus pies y todo su cuerpo haciendole doler cada musculo y hueso de su cuerpo —hay gente... —casi que le rogo.



M. R. Medina

Editado: 09.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar