Bufeos

Tamaño de fuente: - +

Prefacio

Todos los años, sacaba una caja del fondo de su ropero, de debajo de la ropa de invierno prolijamente guardada. Era una caja de zapatos, muy vieja. Era curioso que el período más importante de su vida, el que había hecho posible todo lo que vino a continuación, cupiera aquí. Un cuaderno de apuntes en excelente estado, unas cuantas fotos, unas cartas, una entrada al cine, la hoja de un periódico…

Años atrás, cuando esto era reciente, su corazón dolía a morir con sólo recordar la existencia de la caja. La única manera de poder abrirla era tener a Celeste cerca, estar conversando con ella de asuntos ajenos. Luego, Celeste creció y empezó a preguntar. Para entonces descubrió que podía revivir aquellos momentos nostálgicamente, sin aquel dolor lacerante. Y aprovechaba cuando Celeste estaba en casa de sus amigas para recordar.

Ahora no sentía nada al revisar el gastado contenido. Era como recordar una vieja película, como revisar los tesoros de alguien más. Hasta creía poder deshacerse de todo eso sin lamentarlo. Pero sabía que lo sentiría por Celeste. Aquí estaba su pasado, su origen. Algún día, cuando madurase, cuando fuera más sencillo hablar con ella de temas profundos y complejos, podría obsequiarle la caja y explicárselo todo.

Algún día... Tantos años llevaba repitiéndose lo mismo, que ya no lo creía. Cuanto más tiempo pasaba, más difícil vislumbraba todo. Algún día…



Marina Nill

Editado: 25.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar