Buscando Novio Para Está Navidad

Tamaño de fuente: - +

4. Enamorada Otra Vez


Después de haberse ido mi amiga, mi flamante novio llegó para vivir conmigo, somos un gran equipo, en tiempo récord decoramos todo el departamento con los adornos navideños. 
—¡Karla estas segura que puedes poner la estrella en el árbol!, es que se ve un poquito alto para ti. Cuestiona.  
Ruedo los ojos y rio. —¡Ahí Salvador que de malo me puede pasar, además quiero darme el gusto de poner la estrella así que mejor ayúdame y sostén la escalera. Hablo mientras subo despacio.  
Al estar cerca de la punta del arbolito me resbale hubiera caído al suelo sino hubiera sido por Salvador que me sostuvo antes de caer.  
Quedé en sus brazos y muy cerca de sus labios, nose que sucedió conmigo pero deseaba besarlo, cerré mis ojos para controlar mi impulso.  
—Bien mejor yo pongo la estrella, cuestiona bajándome.  
Asiento con mi cabeza y me voy a la cocina.  
A mi misma me digo que no puedo enamorarme, no otra vez.  
Llegó la noche y cada quien tiene que ir a su recámara, bueno él no sabe eso pero ya se lo hago saber.  
Vine hasta mi y me abraza. —Quiero que sepas que a pesar de como comenzó nuestra relación, tú despertaste en mí algo que nadie jamás lo ha hecho.  
No sabía que decirle, pues yo sentía lo mismo pero no podía admitirlo. —¡Bueno, solo quiero decirte que tu recámara es la que está junto a la mía!  
No esperaba esperaba esa respuesta de mí pues su rostro cambió totalmente. —¡Enserio! Pensé que iba a dormir con mi novia. Cuestiona acercándose a mí.  
Salgo por un lado y me giro. —¡No! Eso no estaba en el contrato.  
Ríe. —Pues no me importa voy a dormir contigo, prometo no hacer nada que no desees.  
Me quede pasmada por la impresión, yo no quería dormir a su lado, me daba nervios. —Creo que no se va a poder, cada quien en su reca… me interrumpe antes de terminar porque me toma entre sus brazos y me lleva hasta la cama. —Dormiremos juntos, cuestiona acomodándose al un extremo de la cama y acobijándome a mí. —Buenas noches mi amor, apaga la luz y me abraza.  
—Buenas noches. Hable nerviosa, su presencia me aturdía.  
A la mañana siguiente me levanto y él me había preparado el desayuno, era tan hermoso por un instante me olvidé de que era mi novio solo por Navidad.  
Los días con él han sido increíbles la pasamos de lo mejor, puedo decir que ninguno de mis otros novios me ha hecho sentir las cosas que Salvador despertó en mí, no quiero admitir que me estoy enamorando pero es que eso está pasando.  
Todas mis dudas sobre si él era el indicado se aclarecieron cuando pude contarle las dos cosas que más atormentan mi vida, mi fobia y mi miedo a amar y ser traicionada. Después de oírme me abrazo. —¡Escúchame bien princesa!, ahora me tienes a mí y yo siempre estaré para ti. Cuestionó dándome un beso en los labios.  
En estas tres semanas que han pasado él se ha ganado de a poquito un lugar muy especial en mi corazón, no quiero equivocarme pero he decidido darme la oportunidad de amar otra vez. 
Ya no faltaba mucho para Navidad y yo quería hablar con él para decirle lo que siento.  
—¡Salvador! Sabes que en todo este tiempo he aprendido a apreciarte y a valorarte, tú me enseñaste que no todos los hombres son iguales y eres al único hombre que le confíe mi fobia a estar sola.  
—Princesa ya no digas más. Cubre mi boca con su mano y me abraza. —¡Te amo! Y tengo miedo a perderte.  
Me aleje un poco de él. —¿porqué dices eso? Yo he decidido volver amar y tú eres mi elegido eres con el único que quiero volver a creer en el amor.  
Me vuelve a abrazar y no me suelta creo que hasta se puso triste. 

 


 



JLcuvinar

#4189 en Novela romántica
#2495 en Otros
#912 en Relatos cortos

En el texto hay: amor, navidad y romance, el elegido

Editado: 27.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar