Cada Instante En Este Planeta, En Esta Galaxia

Tamaño de fuente: - +

La soledad

Me pongo a pensar, que estamos en una época en donde Selena Gómez, Dúa Lipa, Becky G, Luis Fonsi y otros más; se han convertido en ídolos juveniles, en pleno siglo XXI, donde nuevos poetas salen a la luz, se inventa “La Chizza” de KFC, se sigue intentando combatir a los terroristas, los científicos se unen para encontrar la cura contra del temible cáncer, pero nada ni nadie es eterno en esta vida. Cada momento que compartimos con pareja, familia o amigos, podrían ser las últimas actividades que pronto serán reemplazadas en recuerdos inolvidables. Debería sonreír más y llorar menos. 

La noche parece exhausta y triste, subo a mi recámara, para descansar un poco. Las horas corren muy rápido. El amanecer se asoma, la alarma de mi celular marca las ocho de la mañana. En mi celular hay un mensaje nuevo, es de Bruno avisándome que ya abordó el avión. Me levanto y me dirijo hacia la ventana. Puedo observar que el día está resplandeciente. El aire que respiro y la paz que siento me llenan de vitalidad.  Sin dejar pasar más tiempo, me doy un baño y me cambio de ropa.

Necesito charlar con mi madre, seguro ya está despierta. Al entrar a su cuarto de paredes color blanco, observo que al lado izquierdo de su cama hay un enorme florero con rosas rojas. También hay un nuevo cuadro colgado en la pared de un paisaje rústico. Me recuesto a lado de ella.

—¡Buenos días! ¿Cómo amaneció la mamá más comprensiva del mundo? —se ríe un poco y apaga la televisión.

—Hija mía ¿Qué te trae por aquí tan temprano? —me pongo un poco nerviosa.

—No sé por dónde empezar —doy un suspiro profundo—. Mi Niña me dejó sola, y ahora Bruno también se ha ido mamá. Estudiará tres años en el exterior.

—¡Tranquila! En esta vida, todo pasa, todo cambia —muestra cara de preocupación.

—Es que…  —hay un nudo en la garganta que no me permite hablar—  No sé cómo vivir sin ellos. ¿Qué será de mí de ahora en adelante?

—Me tienes a mí, somos un complemento. Las cosas pasan por algo en esta vida. Así son los planes de Dios —me da un abrazo sincero.

Esta situación me hace comprender que vivir siendo la hija de ella, es el regalo más bonito que el ser creador me pudo dar. Porque ella es una guerrera que supo sacarme adelante siendo madre y padre para mí. Por ello pienso que la vida es hermosa a pesar de las adversidades que se nos presentan.

Tengo conmigo una libreta ploma en donde escribo cada vez que lo necesito. Es otra noche más en donde apago la lámpara y mis ojos quedan totalmente ciegos, pero el dolor de mi estómago producto del profundo hambre que tengo me hacen levantar de nuevo, prendo las luces, me quedo a observar las paredes color melón de mi habitación, y ellas son testigos de que mi amor por ti es tan sincero como el de Romeo y Julieta, de todas las veces en que tomo té o café al no poder dormir, de las veces en que le hablo a la soledad el por qué se aferra a ser mi mejor amiga ahora que no estás.

A lado mío están mis libros favoritos, en especial los de mi autor favorito, el creador de magia literaria, Don Carlos Cuauhtémoc Sánchez, esos textos me ayudan a combatir la soledad, a pensar diferente, como si estuviera en otro planeta.



Erika Morales

Editado: 13.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar