Cambio de Vida

Font size: - +

S.O.P.

El síndrome del ovario poliquístico es una afección caracterizada por la fuerte sobreproducción y almacenamiento de estrógeno, sin su fuerza opositora natural que regule y estabilice el balance hormonal. Así mismo, se produce una alta cantidad de hormonas masculinas (Andrógenos), lo que genera el hirsutismo y sus síntomas.

El organismo femenino cuenta con dos hormonas sexuales:

  • Estrógeno
  • Progesterona

La primera posee entre sus funciones, estimular el crecimiento del revestimiento endometrial, a través de la proliferación celular. Es decir, desarrollar la maduración y el crecimiento del endometrio para que éste se encuentre en óptimas condiciones para la fecundación. No obstante, para evitar una proliferación excesiva (o dicho de otra forma, un crecimiento excesivo) entra en juego la progesterona, la cual detiene y se opone a tal efecto del estrógeno.

En el caso del síndrome del ovario poliquístico, el organismo femenino produce una cantidad anormal y exagerada de estrógenos, sin una cantidad de progesterona necesaria para que se oponga a sus efectos. En pocas palabras, una mayor cantidad de estrógenos, con una menor cantidad de progesterona (desbalance).

Como consecuencia, el endometrio no deja de crecer y su grosor aumenta de forma anormal, volviéndose hiperplásico.

Cuando el endometrio es hiperplásico, ocurren dos cosas:

  1. Se produce una hemorragia intermitente, caracterizada por tener un sangrado intenso y prolongado (Metrorragia)
  2. Las células del endometrio hiperplásico forman glándulas que, con el tiempo, se vuelven cancerígenas.

Esto último, depende del comportamiento de las células, así como de los cambios que presenten. Tales factores permiten al médico conocer el tipo de hiperplasia que presenta la persona afectada, y, por ende, el riesgo de contraer el cáncer endometrial. Por ejemplo: La hiperplasia compleja conlleva el riesgo de un 40% de contraer cáncer, mientras que la simple sólo un 5%.

No obstante, y sin embargo, la hiperplasia endometrial no deja de ser la antesala del cáncer, independientemente del comportamiento celular que presente.

 

El síndrome del ovario poliquístico no tiene cura. Cuando la hiperplasia endometrial se presenta, generalmente las afectadas recurren a ciertos tratamientos que pocas veces funciona. Luego, cuando se convierte en cáncer, la mayoría optan por una histerectomía para extirpar el útero y así evitar que el mal afecte a otros órganos del cuerpo.

La infertilidad, el hirsutismo, y los síndromes metabólicos son elementos con los que las perjudicadas conviven y combaten desde que se presenta el síndrome del ovario poliquístico.

Ninguna sobrevive a uno de los 3 mencionados: infertilidad; probablemente, la consecuencia inmediata más dura de todas que el síndrome ocasiona.

Siendo así, y por todo lo anterior dicho, el ser que vivía dentro de Beatrice es considerado como una bomba de tiempo que poco a poco iba destruyendo su vida, alimentándose de ella… hasta no dejar nada.  

 



Marco Aurelio

Edited: 13.01.2019

Add to Library


Complain