Caminos de magia

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 2

Los nombres que el hombre escogió fueron nombres en dos dialectos distintos, que hacían referencia a la luz, porque esperaba que de alguna forma este fuera el inicio de un camino brillante que los llevaran a muchos lugares, no podrían seguir llamándose bastardos, por muy chistoso que fuera, eso debía parar de inmediato.

Al otro día cuando ambos niños se encontraban despiertos, la antes tenebrosa cueva ahora estaba más iluminada haciéndolos sentir seguros, haciendo uso de la olla que siempre acompañaba al viajero, Hiwa se las arregló para hacerles un poco de sopa de pescado la cual consideraba su especialidad, incluso cuando no contara con muchos ingredientes, pronto tendría que ir al pueblo a reabastecerse de cosas básicas, y establecer un plan de acción, de ahora en adelante ya no estaría solo, sentía que debía cuidar de los niños y ello incluía lidiar con su magia enseñándoles cómo hacerla fluir dentro de sí, de tal forma que esta no representara un riesgo para su vida.  

Después de  que todos estuvieran satisfechos, el mayor se presentó formalmente como Hiwa, solo el nombre, sin apellidos, porque esa clase de cosa para él no significaba nada, y no se sentía parte de esa palabra que en un pasado acompañaba su nombre. Siguiendo con el objetivo continuó diciendo:

“Las palabras bastardo y bastarda, no son adecuados para llamarse a sí mismos, entonces estuve pensando que yo os podría dar un nombre adecuado, bueno… eso si están de acuerdo”

La niña que aun miraba con un toque de desconfianza no tuvo tiempo de responder, porque su hermano inmediatamente accedió con un toque de anhelo en la mirada, él nunca se sintió bien al ser llamado bastardo, y el tomar un nuevo nombre de la boca de quien para él era su salvador, le llenó de ilusión.

Por muchas malas experiencias que hubieran pasado, aún eran niños, personitas en permanente búsqueda de aceptación, de un lugar donde pertenecer y en ese momento Hiwa era la persona con la que el niño más quería estar, su hermana no lo entendería, pero las cosas que él vio le hacían creer que ese hombre de aspecto extraño en estas tierras, merecía su máxima confianza.

Una mano grande se posó sobre la cabeza del joven y le revolvió el pelo con cariño “Bueno entonces a partir de hoy te llamaras Raito, es un nombre que significa  Luz, lo tomé de una isla que queda en el oriente, es un lugar tranquilo, lleno de tradiciones y cosas interesantes, espero un día puedas conocerla” terminando de decir eso, miró a la niña, esperando la aprobación de ella, después de unos segundos ella asintió y le tomó la mano sobrante colocándosela sobre la cabeza, como si aquello fuera algo necesario para ser nombrado,  Hiwa sintió un cosquilleo en el estómago, y no pudo evitar pensar que la pequeña era muy tierna, con su actitud Tsundere*.

(Tsunder: Término para definir a alguien que actúa serio por fuera, pero en realidad tiene una personalidad dulce)

“Entonces tú te llamarás Elaine este nombre también está relacionado con la luz, es tomado del occidente, donde las personas construyen sociedades detalladamente y estudian la ciencia.” Luego de nombrarlos les dio una sonrisa y recordó los lazos familiares que alguna vez tuvo, por lo que después de un momento agrego a su charla, “Los orígenes de sus nombres son muy lejanos uno del otro, pero significan lo mismo, quizás en un futuro ustedes sean muy diferentes, sin embargo, deben recordar que están conectados para siempre, no lo olviden.”

Mientras estaban sentados en medio de los tranquilos ruidos del bosque, de repente ambos niños empezaron a sentir un calor extraño en su interior, era un calor proveniente del estómago que amenazaba con explotar de un momento a otro, pronto empezó a doler, y se revolvieron en el suelo pidiendo ayuda.

Hiwa pudo sentir el flujo de poder de ambos niños alborotarse, se apresuró a tenderlos en el suelo a adecuadamente y presionando algunos puntos clave del cuerpo, logró que la oleada de energía corriera suavemente por el cuerpo de los chicos, en un instante dejaron de sufrir quedándose quietos ante la nueva sensación en su cuerpo, algo estaba cambiando pero no entendían el qué era, la respuesta la escucharon de la boca de quien al parecer, ahora era en su ángel de la guarda.  

“No se preocupen, esto es normal, es el dolor a pagar por una ventaja evolutiva con la que han nacido” Los niños lo miraron extrañados pues no entendieron de todo la frase, ¿Qué es evolución? Hiwa no sabía cómo continuar, explicar el concepto de la magia y su implicación en la sociedad no era fácil.

“Es importante que sepan que aquel calor en su interior representa algo a lo que llámanos magia, esta permite hacer cosas increíbles, cosas que una persona normal no podría hacer, todo depende de que el poseedor de dicha ventaja se empeñe en estudiarla y mejorarla.”

 Mientras exprimía unos trapos para limpiar el sudor de la frente de los niños, siguió hablando, siendo consciente de la intensa mirada de ambos menores en él.

“Este increíble poder se manifiesta en el cuerpo antes de la pubertad”



Dana

Editado: 18.06.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar