Caminos Separados

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 1

Primer día de clases. Es normal que no tenga ni ganas de pararme de la cama, es que ¿Existe algún ser humano que esté feliz de levantarse un lunes a las 5:00 a.m? Porque la verdad yo no lo creo así, pero como buena persona debo poner de mi parte, así que, arriba Celeste.

Celeste es es mi nombre, fue escogido por mi amada abuela que en paz descanse, una vez le pregunté porqué Celeste a lo que ella contestó -El cielo en sus mejores días posee un azul maravilloso demuestra fuerza, delicadeza y a la vez alegría, así que cuando tú naciste mi niña yo sentí que tú serías igual a ese azul celeste que posee el cielo así que por eso me decidí por celeste. 
Fue un momento maravilloso porto mi nombre con orgullo y siempre trato que mis días sean como el cielo, mi abuela falleció hace un año logrando que quede sola, si sola pues mi madre murió al darme al luz y a mi padre ni lo conozco y ni me interesa conocer, vivo con mis tíos obviamente maternos, ellos luego que mi abuela fallecieron me llevaron a vivir con ellos y me han dado todo hasta ahora y no me quejo solo que sigo sintiéndome sola a veces, el irme a vivir con ellos logro que mi vida cambiara pues decidieron que lo mejor era cambiarme a un nuevo instituto.

-Buenos días tía Lisa, Tío José- mis tíos ambos tienen cuarenta y cinco años tienen un hijo de veintitrés años el cual vive con su esposa, a unos kilómetros, mi tía es una mujer maravillosa me consiente mucho y siempre me apoya, mi tío casi no pasa en la casa pues trabaja pero me trata como una princesa pues dice que soy la hija que nunca tuvo.

-Buenos días princesa, ¿Te encuentras lista para comenzar clases?
-Estoy algo nerviosa ya que es un nuevo instituto pero seguro se me quita estando ahí.
-Ese pensamiento positivo Te ayudará el día de hoy mi niña así que desayuno pronto que el busito está por pasar- me dijo mi tía - tu mochila se encuentra en el mueble ya listo. 
-Muchas gracias tía- luego de desayunar se escuchó el sonido de un claxon- Bueno adiós, nos vemos en la tarde. 
-adiós mi niña pórtate bien y suerte.

Cuando me encuentro enfrente del instituto siento que mis nervios aumentan y más porque es enorme sin embargo tomó una profunda respiración y entró.

Muchos alumnos van de aquí para ya me imagino que a reunirse con sus amigos o simplemente quieren estar antes en su salones de clases yo aún me siento perdida pero como el día de ayer me dieron mi horario trato de dar con el salón de clase pero ando más perdida que San Nicolás en Semana Santa así que me acerco a una chica.
-Disculpa ando perdida podrías decirme en donde se encuentra el aula C-210.- La chica me quedo viendo un momento creo que está analizándome por completo, una vez terminó su inspección me dijo:
-Claro yo me encuentro en la C-209 así que somos vecinas- rio un poco por su comentario.

-Bueno este es tu salón, suerte nos vemos luego. 
-Muchas gracias, de verdad creí que me perdería. 
- no hay de que, tal vez nos vemos luego. 
-Eso sería maravilloso, nos vemos.



HCCARBALLO

Editado: 14.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar