Campamento De Lo Prohibido

Tamaño de fuente: - +

Amigo

Ser aquel al que señalaban en los pasillos,ser aquel al que miraban con lastima,ser aquel que sufre,ser aquel al que recordaran como el pobre chico que sufría de maltratos solo por abrir la boca.

>>no llores<<  >>no puedes llorar<<  >>si lloras ellos ganaran<<  >> el mundo solo quiere verte llorar...no les permitas verte de esa forma<< >>LLORAR ES DEBILIDAD<<

Aquellas palabras se repetían en su cabeza,sentía su mundo caerse en pedazos.

Un mundo, una vida,una mente, hechas mierda, desde el mismo momento en el que nació, mas dolor,mas sufrimiento,mas soledad.

Gaho había vivido mas cosas de las que aparentaba,de niño solía llorar a escondidas, lloraba solo, en un rincón de su habitación,aquel rincón que le acompaño durante años,tan oscuro y frió,tan solitario,todo el dolor que el sufría se lo guardaba para si mismo,sus lágrimas eran suyas y de nadie mas,nadie tenía el derecho de verle derramar tan solo una gota de lágrima,jamás le daría el gusto de dejar caer de sus ojos aquellas gotas conocidas como "lágrimas".

—¡¡¡Oye!!....IDIOTA —grito Namjoon desde su asiento,con los pies arriba de la mesa y los brazos cruzados — muévete tengo una fiesta en menos de dos horas — exigía y gritaba apresurando al joven para que terminara de hacer lo que se supone que el tenía que estar haciendo,pero,claro ahora ya tenía a alguien que lo hiciera por el.

Al cabo de unas semanas, Gaho ya era conocido como el gato de Namjoon, este le tenía que seguir a todos lados,tenía que hacer lo que el le demandaba que hiciera, sin rechistar o titubear,tenía que hacerlo,el querer o negarse no eran una opción, el ya estaba condenado.

Los días pasaban, uno tras otro de manera cruel y torturante,el poner un pie dentro de la academia era la perdición para el castaño,sus maltratos iban de mal en peor.

Los primeros días Gaho había tratado de defenderse pero aquello había resultado mal, su grave error fue haber rosado minimante el rostro de Taehyun por un impulso de ira al ser tratado como sirviente, aquel error le había costado mas de lo que creyó, si tan solo se hubiera abstenido a golpearlo, justo ahora el seria libre,seria olvidado por aquellos chicos con caras de ángel pero con una personalidad tan demoníaca, digna del mismo infierno. Nam por lógica no le dejo ir, ocasionándole al castaño hematomas en todo su cuerpo,dolores durante días y llanto ahogado.

—¿hasta cuando?—cuestiono el castaño mirando directamente a su sometedor, el cual le miro sin algún tipo de expresión en el rostro.

—¿hasta cuando? ¿que?—arqueo una ceja y se enderezó.

—¿hasta cuando....hasta cuando me dejaras en paz?— su expresión reflejaba odio combinada con sufrimiento, sus palmas de las manos hechas puño, trataba de contenerse,tenía que contenerse.

Namjoon en respuesta rió cínico, se levanto de su asiento y empezó a caminar de forma lenta y superior hacia su sirviente personal.

—pero ¿de que hablas?...tu y yo somos amigos...no veo por que dejar de vernos —sonrió y palmeo el hombro del contrario.

—¿a-amigos?—tartamudeo por un momento tratando de contener sus ganas de gritarle—no somos amigos...tu solo....me...—no pudo terminar en cuanto la mano de Nam lo azoto contra la butaca,haciéndolo jadear a causa del dolor.

—mira niño....yo te dejare en paz cuando se me pegue la gana....es divertido molestarte....eres muy resistentente— palmeo el pecho del mismo y se reincorporo— déjate de estupideces y apúrate, al menos de que quieras llegar tarde a casa y no alcanzar a administrarle su medicamento a tu mami...—Gaho abrió los ojos de tal forma en que pareciese que estos se salían de sus horbes.

—¿qu-que dijiste?—su voz sonaba temblorosa y temerosa.

—¿creíste que no me tomaría el tiempo de saber acerca de la vida de mi gran amigo Gaho?—Nam mejor que nadie sabia que no era apropiado meter a la madre del chico,pero este ya le estaba hartando,siempre trataba de creerse mas listo que el y eso le enfadaba.

—idiota— pronuncio en un tono molesto pero bajo.

—bueno a-mi-go—hizo pausas al pronunciar aquello—ya es tarde me tengo que ir—tomo sus cosas y camino hacia la puerta—así que termina todo y no te vallas tarde a casa....tu madre te estará esperando— le sonrió de lado y cerro la puerta detrás suyo,desapareciendo de la vista del menor.

Gaho se dejo caer al suelo, escondió su rostro en sus rodillas y lloro, lloro como no lo hacia en semanas, su madre era lo mas preciado para su vida, su tesoro, su TODO, era lo único que tenía y lo único que amaba y por lo único que mataría. Por mas que trato de ocultar su debilidad no pudo,aquel ser despreciable para el ya había averiguado todo acerca de de su pasado,presente y probablemente ya era dueño de su futuro.
 



Nayeli Hye

Editado: 11.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar