Cáncer

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 3

Desperté abrazada a él, creo que podría acostumbrarme a esto. Levanté un poco mi cabeza y examiné su cara. 

Su tez blanca y lisa, sin una sola imperfección, mandíbula marcada, su suave cabello castaño, rapado por los lados y largo por arriba, sus espesas cejas, largas pestañas, muy envidiables debo admitir, nariz perfecta para su rostro y unos rosados y carnosos labios que daban ganas de besarlos.

Espera un momento, ¿en que demonios estas pensando Arizona? ¡Él es tu amigo!, mierda, es verdad. Debo alejar esos pensamientos de mi cabeza.

Quien vive en una piña debajo del mar, ¡Bob Es- pon- ja!

Su cuerpo amarillo absorbe sin mas ¡Bob Es-pon-ja!

El mejor amigo que puedas desear ¡Bob Es-pon-ja!

¡Igual que los peces el puede flotar!

¿Estas cantando la canción de Bob Esponja?-Me sobresalté al escuchar a Noah.

¿Qué? ¿yo? no- me hice la loca y el rió.

¿Qué hora es?- preguntó.

Las 6- respondí mirando mi teléfono.

Noah- dijo Daysha asomándose por la puerta- El médico quiere verte.

Voy- dijo este levantándose y poniéndose los zapatos- Dame un beso- me pidió, yo me acerqué y besé su mejilla.

Suerte- le susurre, el castaño me sonrió como agradecimiento y se fue dejándome sola.

Después de unos minutos esperando sentada en mi cama, empecé a cantar.

Date la vuelta

Podrías traerme un trago...

De agua porque mis labios estas agrietados y pálidos

 Llama a mi tía Marie

Ayúdala a recoger todas mis cosas

Y entiérrame en todos mis colores favoritos

Mis hermanos y hermanas estarán

No te besaré

Porque la parte mas difícil de esto es dejarte

No voy a besarte

Los labios están agrietados y pálidos

Llama a mi...Date la vuelta...

Los labios están agrietados y pálidos

Besarte... Los labios están agrietados y pálidos

Llama a mi... Date la vuelta...

Los labios están agrietados y pálidos.

Date la vuelta,

Porque soy horrible a la vista

Y todo mi cabello a abandonado todo mi cuerpo

Toda mi agonía

Se que nunca me podré casar

Bebé, solo estoy empapada por la quimio

Estoy contando los días para "irme"

Esto simplemente no es vivir

Y yo sólo espero que sepas...

No voy a besarte  

Paré de cantar al oír a alguien detrás de mí.

Perdón- era Noah- sigue cantando no quería interrumpir- se sentó a mi lado.

Ahora me da vergüenza- me sonrojé- ¿Cuanto tiempo llevas ahí?

El suficiente para saber que no debería darte vergüenza- Sonrió- vamos, sigue, por mi...  

Esta Bien- me dí por vencida y seguí cantando.

Los labios están agrietados y pálidos

Besarte...

Los labios están agrietados y pálidos...

Llama a mi... Date la vuelta 

Los labios están agrietados y pálidos, pálidos...

Si tu me dices, "adiós" el día de hoy

Te pediría que fuera de verdad 

Porque la parte mas difícil de esto es dejarte

Si, la parte mas difícil de esto es...

No voy a besarte... Los labios están agrietados y pálidos

Llama a mi... Los labios están agrietados y pálidos, pálidos

Terminé de cantar y miré a mi amigo.

Yo nunca voy a decirse adiós- susurro y acarició mi mejilla con su pulgar- te quiero.

Y yo a ti- le susurré.

Me acercó mas a el y me abrazó fuerte, hundí mi cara en el hueco de su cuello y sin poder evitarlo lo olí, embriagándome de su aroma. Subió su mano y acarició mi cabello, bueno, mejor dicho, la peluca.

Que te parece si...-Pensó- ¿Nos pasamos todo lo que queda de tarde aquí escuchando música?

Me parece genial- Sonreí.

¿Qué te dijo el médico?- pregunté mientras escuchábamos "Cold Water" de Justin Bieber, Major Lazer y MO.

Dijo que...- sonrió- Tal vez puedan operarme, puedo volver a recuperar mi vista Ari- dijo emocionado.

Wow- dije sorprendida- eso es... genial- exclamé entusiasmada y me tiré sobre él abrazándolo.

El se rió fuertemente, "Tenerife Sea" de Ed Sheeran empezó a sonar.

Me encanta esta canción- susurró cuando calmó su risa, agarró mi cara entre sus manos y se fue acercando lentamente... Nuestras respiraciones se mezclaban, cuando por fin, paso lo que llevaba tiempo esperando, sus labios chocaron contra los míos.

Y fue, fue inexplicable lo que sentí en ese momento, esa sensación de libertad, ese enorme zoo en mi estómago y el cosquilleo de mis labios. Sus labios eran tan suaves y con ese sabor a fresas que me encanta. Era perfecto, pero supongo que, lo perfecto, también llega a su fin, y en este caso, llegó a su fin cuando nuestros malditos pulmones de quedaron sin aire.



Molly

#12417 en Novela romántica
#8023 en Otros
#919 en No ficción

En el texto hay: enfermedad, triste

Editado: 27.02.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar