Can`t let you go even if I die

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 4

Min Ho llego a la cafetería y espero a que Ye Ji llegara. No tenía muy claro que se traía entre manos, pero si su cabeza había comenzado a trazar un plan, nada se podía hacer para detenerla. Llevaba días colgada al teléfono hablando con Hyung Sik. Se preguntaba cómo habían hecho tan buenas migas en tan poco tiempo. A diferencia de Han Ji, su amiga era más extrovertida, aunque también tenía tendencia a provocar grandes enredos. Por eso, solo pensar en lo que podría estar planeando, hacía que le doliera la cabeza. La causa de su malestar, apareció por la puerta con una sonrisa de oreja a oreja. Detrás de ella iba Hyung Sik. No sabía decir si aquello le molestaba o no, pero desde luego no quería verlos juntos.

 No sabía decir si aquello le molestaba o no, pero desde luego no quería verlos juntos

Se sentaron frente a Min Ho y pidieron un café cada uno. Hyung Sik saco unos folios de una carpeta y se los tendió a Min Ho. El joven leyó el encabezado y levanto la vista asombrado.

- ¿Contrato de imagen? ¿Qué es esto?

- No tuviste suerte en aquella fiesta – respondió Hyung Sik – te ofrezco la oportunidad de entrar en el mundo por...

- ¿Cómo sabes eso? – Min Ho miro a Ye Ji que se encogió de hombros - ¿se lo has dicho? Te pedí que no se lo dijeras a nadie.

- No la tomes con ella – pidió el otro joven - Me ha enseñado un par de fotos y no lo haces mal. Si durante 3 meses eres la imagen de mi empresa, tu curriculum se ampliara y no te faltara el trabajo.

- ¿Por qué lo haces? – pregunto Min Ho con desconfianza.

- ¡Deja de poner pegas! – replico Ye Ji intentando parecer molesta – parece que no quieres el trabajo. Desde luego, eres igual de desconfiado que Ha Jin.

- Ambos tenemos nuestros motivos – le recrimino el – sobre todo ella.

- ¿Por qué? – pregunto Hyung Sik se repente - ¿Qué le paso?

- No voy a contar secretos de una amiga – Min Ho se centró en el contrato.

- ¿Ye Ji?

- ¡No abras la boca! Eso solo le incumbe a ella – Min Ho bajo el contrato y estudio con la mirada a Hyung Sik – si está dispuesta a contarlo, lo hará cuando crea conveniente.

- De acuerdo – el joven le señalo el contrato - ¿Qué me dices?

- Min Ho, su empresa es una de las más importantes del país – comento Ye Ji – pocas veces tienes una oportunidad así.

- ¿Quién eres? – Min Ho ignoro a su amiga y volvió a mirar a Hyung Sik con desconfianza - ¿Por qué ofrecerme esto de repente? ¿Quieres hacerte amigo de Ha Jin por algún motivo? No pienso permitir que le vuelvan a hacer daño.

- ¡Min Ho!

- Solo pretendo ayudarte – suspiro Hyung Sik – como ya he dicho, me parece que tienes potencial. Soy el jefe del departamento de publicidad de la empresa. Solo creo que podemos beneficiarnos mutuamente.

- De acuerdo – respondió Min Ho después de pensarlo unos minutos.

Ha Jin se encontraba parada frente a la puerta del despacho del profesor Choi. Quería contarle sobre su descubrimiento y la posible relación que podrían tener el cuadro con el adorno del pelo. Sin embargo, le faltaba valor para llamar. Recordaba lo ocurrido en el museo y le invadía la vergüenza. ¿Qué pensaría de ella? Seguramente que era una mirona. Suspiro resignada y golpeo la puerta. Tarde o temprano tendría que enfrentarlo. Antes de que se abriera la puerta, escucho unas risas que procedían de dentro del despacho. El profesor apareció tras la puerta, sonrió y la invito a pasar.

- Lamento molestarte – dijo ella mientras entraba y vio a dos personas sentadas – pero creo que he descubierto algo... oh lo siento. No sabía que...

-          Deja que te presente – el profesor Choi volvió a apoyarse en la mesa

- Deja que te presente – el profesor Choi volvió a apoyarse en la mesa. Primero señalo q un hombre mayo, que ella recordaba haber visto en el museo – este es el señor Park. Es quien financia nuestra investigación.

- Creo haberla visto alguna vez en el museo – respondió el después de saludarla. Ella sonrio y saludo – frente al cuadro de la joven misteriosa.

- A su derecha esta su nieto, Park Seo Joon – continuo el profesor – creo que también lo conoces.

Ha Jin no pudo disimular su asombro. ¿Qué estaba pasando? ¿Por qué se encontraba a ese chico con más frecuencia? Recordó las novelas románticas y series de televisión en las cuales, se producían este tipo de encuentros casuales que asociaban al destino y eso, no iba con ella. Seo Joon debía imaginarse que pasaba por su cabeza porque carraspeo para evitar reírse. ¿Le podía leer el pensamiento? ¿Acaso era un libro abierto? Simulo su malestar y turbación con una sonrisa de saludo.



Tsunai

#1237 en Fanfic
#5142 en Fantasía

En el texto hay: amor, kpop, coreano

Editado: 23.03.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar