Cánticos al más allá

Tamaño de fuente: - +

EPÍLOGO

 

La mano de Maggie está fría cuando me sujeta para dar sus primeros pasos luego de su cirujía. Aún me sorprendo de lo valiente que es. Perdió sus dos ojos, uno de sus dedos, le quitaron su cabello, y aún mantiene su sonrisa de luz de sol.

Puede que no compartamos la misma sangre pero ahora ambas compartimos la misma cicatriz en el pecho que nos une más.

No creo que nadie pudiera amar más a su hermana de lo que yo la amo. Y es aquello lo que se repiten mis padres, Lena y Jules, aún sorprendidos cada que escuchan una nueva revelación que les cuento a los detectives. No es más su sorpresa que su culpa por haber dejado a su hija desprotegida por tantos años, soportando las torturas más atroces. Ellos aún no pueden creer que su hija esté viva, después de todo fueron ellos quienes identificaron su cuerpo años atrás. Pero las investigaciones indican que el cuerpo que ellos encontraron en el río no era realmente el de Maggie, sino el de la chica que Susan secuestro en la escuela, totalmente desfigurado.

Algunos miembros de la secta continúan desaparecidos, luego de que no se hallarán todos sus cuerpos en el incendio del sótano de la Iglesia. Ni siquiera pudieron identificar quienes eran los fallecidos, debido a la gravedad de las quemaduras. Todavía sueño pesadillas, en donde vienen por mí y por mí hermana, para terminar lo que empezaron.

La única que le ha sabido sacar provecho a toda esta tragedia familiar es Chloe, mi pequeña hermana ha arrasado en las redes sociales contando las hazañas de sus dos hermanas mayores. Ganando casi tantos seguidores como yo, es irónico pero ahora ella y yo somos muy buenas amigas, dado que encontramos un terreno en común. Su estatus como influencer es lo único bueno que ha salido de todo esto. Y es que las pérdidas han sido demasiadas.

Apenas me recuperé de mi segunda más complicada operación descubrí que mi verdadera madre, Mildred Star, había fallecido el mismo día en que Cameron y yo la visitamos, pocas horas después de nuestra partida. Y apenas y puedo pensar en la pérdida mayor. Aquella por la que mi corazón casi no resiste la segunda operación, tentado a seguirle los pasos a su dueño, endulzado por la fantasía de cantar juntos en nuestro propio mundo.

Cameron no resistió las heridas que provocaron en su cuerpo, los daños en sus órganos fueron mortales, no llegó con vida al hospital luego de que lo auxiliaran. Después de la pérdida de mi hermana, su partida fue el segundo mayor dolor que he experimentado. Pero no me sorprende, él siempre tuvo potencial para convertirse en un gran héroe. Ojala continuara siendo mi salvador, como lo fue hasta el último día.

Sin él jamás habría conseguido estar parada el día de hoy, frente a la audiencia, entre la que se encuentra mi hermana Maggie, volviendo a los escenarios para interpretar sus canciones, esta vez hablando abiertamente de la historia de cada una de ellas.

Cierro los ojos e interpreto “Perdido sin ti”. Aquella canción que Cameron había escrito para mí, las que me hizo prometer que cantaría. Que en honor a su memoria interpreto e interpretaré hasta que me toque partir a su lado, hacia el más allá, donde la paz por fin me encuentre.

***

Estoy caminando por el césped, pisando las tumbas y disculpándome con los muertos, temiendo que me reclamen mi falta de respeto. Maggie y Chloe van a mi lado, Chloe sostiene a Maggie del brazo para impedir que tropiece, aún le cuesta un poco adaptarse a la invidencia.

—Aún no me acostumbro a estar en un cementerio sin sentir pánico —Dice Maggie temblorosa.

—Después de lo que viviste, no es para menos —Le dice mi hermana Chloe.

—Si quieres quedarte en el auto…. —Le sugiero pero ella me corta.

—No, mi terapeuta dijo que era bueno para mí enfrentar mis recuerdos.

—Eso es muy valiente Maggie.

Chloe no ha perdido la admiración que siente por su hermana mayor, es más, luego de todo lo que le ha ocurrido parece haberse duplicado.

—Hay personas a las que les toca sentir más dolor, para servir de lección para otras. Dios no actúa en formas desconocidas, todo tiene un propósito. ¿No es así Terrie?

Me quedo paralizada al llegar a su tumba, está cargada de hermosas flores, en el interior está colocada una foto de Cameron junto a su padre y su hermana. Me pregunto si acaso su padre la colocó, luego de lo ocurrido no supe mucho de él a excepción de que dejó la bebida e intentó rehabilitar su vida. Al parecer la perdida de sus hijos lo motivo a convertirse en un hombre de bien, como Cameron lo era.

Maggie coloca unas margaritas en la tumba de Cameron, que acomoda con ayuda de Chloe.

—¿Quieres que les demos un minuto? —Me pregunta seguramente consciente de mis lágrimas. Asiento con una sonrisa triste.

Ellas regresan por el camino que vinimos y me quedo en silencio, con el viento el lado agitando mi cabello y helando mis huesos.

—Hola, vine para contarte como me fue con mi debut —Me coloco de cuchillas—. Fue increíble, debiste haber estado allí, el público enloqueció con tu canción. Creo que incluso hubo personas que lloraron. Eres un gran compositor, sin duda hubieras sido muy exitoso.



Danae C.P.

#1873 en Thriller
#1057 en Misterio
#493 en Paranormal
#157 en Mística

En el texto hay: musica, misterios y secretos, paranormal

Editado: 19.06.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar