Castle Games

Tamaño de fuente: - +

3

-Ya te lo dije, soy el rey de un equipo- dije mientras tomaba el té en la tienda de misu. Luego de esperarlo, decidimos discutir el asunto dentro de la tienda.

-Debe ser muy difícil pero muy bueno a la vez- Kenneth no parecía creer lo que estaba diciendo.

-Necesito gente hábil como tú, ya te lo dije, cierto- me miró de manera noble acompañada de una sonrisa.

-Eso lo entiendo, pero solo soy hábil sirviendo sopas de misu.

-Lo dudo Kenneth- le susurré para que nadie nos oyera- me lo demostraste al detener a ese sujeto.

-Bueno, eso no fue difícil, además debía ayudar a la señora Nawari, no podía permitir que robaran a una anciana- Sorprendido solo pude agregar lo siguiente.

-Pero detuviste a un hombre más fuerte que tú- me miro un poco sorprendido.

-La verdad no era tan fuerte- hizo un puchero con la boca.

-Eso lo dudo.

-La verdad no estoy interesado en esos juegos, pero...-espero unos instantes, yo tomé un sorbo de té, puso sus manos sobre la mesa- Katsura te pidió ir al parque de diversiones y usted dijo que no.

-Eso es cierto- desde el principio de la charla me pareció algo extraño, pero eso me lo pareció aún más.

-Si vienes con nosotros lo pensaré- No sé de donde saco eso, pero me estaba dejando todo muy fácil.

-Donde y punto de encuentro- era un precio muy bajo por una buena ficha.

-Veámonos en la estación a tres cuadras de aquí- termino su té y se dispuso a irse.

-Espera un segundo- solté mi vaso al ver que se estaba yendo- Mi casa está al otro lado del sector, a las afueras de Tokio uno- me miró un poco desconcertado.

-Te parece bien si te presto algo de ropa para ir- Lo pensé por un segundo, la idea no me pareció tan mala.

 

Caminamos algunas cuadras y llegamos a una humilde casa, era pequeña, pero se veía que los habitantes hacían todo lo posible para cuidarla. Al entrar vi una casa al estilo occidental de hace muchos años "¿cómo un lugar como este se halla en una ciudad como Tokio?"  Me dije en ese momento.

-Tome joven- Kenneth me entrego un buzo y una sudadera la cual me quedaba algo larga, no hubo más remedio que arremangarla.

-Por favor llámame Steven.

-De acuerdo, dime una cosa Steven ¿Por qué no aceptaste la invitación de la señorita Katsura? - indagó mientras me señalaba un lugar donde podía cambiarme.

-Tengo cosas que hacer- le dije mientras me cambiaba de ropa- como te lo mencione antes, me interesas como parte de mi equipo- el silencio se apodero del lugar mientras terminaba de cambiarme, al salir me entrego una bolsa para meter mi uniforme, estaba pensativo pero no dejaba de emanar una sonrisa, al salir de la casa tomamos el metro hacia la estación de Noshiba de Tokio dos, yo mientras pensaba en una excusa para explicar cómo llegaría más tarde a casa que estaba al otro lado de la ciudad, sin contar que Nury se enfadaría conmigo, ya que ella había tomado un rol de madre muy serio conmigo.

- ¿Cómo es que llegaste a ser el rey de un equipo de los Castle Games? - Por fin Kenneth decidió romper el silencio mientras subíamos al metro.

-Soy el reemplazo de Hideki Chihoji- Al oírme abrió los ojos.

- ¡El reemplazo de Chihoji Hideki! Pero... ¿Cómo?

-No lo sé, solo sé que él no acepto y me escogió como su reemplazo.

-La verdad es que no logro entender- volvió a su estado normal, a pesar de que era más grande que yo parecía ser más inmaduro.

-Soy un huésped en su casa- hizo un puchero de niño pequeño, pensé que era un tipo bastante particular.

-Ha de ser muy bueno para ser el reemplazo del joven Hideki, él es muy conocido por su fuerza y agilidad, sin contar de todas las habilidades que podría tener en el simulador de los juegos.

- ¿Cómo sabes de todo esto? - pregunté mientras lo observaba detenidamente.

-Eso es un secreto a voces, se dice que van a participar lo mejor de lo mejor de todas las regiones de Tokio, he escuchado que pocos grupos ya están listos- Kenneth tenía mucha información sobre los juegos. - Lo que no entiendo es por qué decidiste escogerme, digo, no sé qué papel tendría en todo esto.

-Solo tengo a tres miembros en mi equipo, son grandes chicos, tal vez convierta a uno en mago y los otros dos en guerreros, o quizás en alguna otra ficha de mayor rango, no lo sé, me ocuparé de eso más adelante- me miro como si estuviera desconcertado.



Belial Agredo

#1652 en Ciencia ficción
#8726 en Otros
#1314 en Aventura

En el texto hay: adolescentes, accion, shonen

Editado: 23.10.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar