Catarsis: La vida es un cúmulo de crueles recuerdos.

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 3.

—No, mejor no. Es una mala idea. Voy a lastimar a mucha gente, no quiero lastimar a más nadie — expresé en mi mente —. Mejor hasta aquí lo dejo. Es muy arriesgado hacer esto, no quiero sufrir más de lo que ya he sufrido — seguí.

Cerré mis ojos he intenté dormir pero era imposible. Era imposible dormir lejos de mi hogar, me sentía raro, torturado, aturdido, este lugar tan ordenado me desesperaba, el sonido del silencio, el viento de paz, las hojas que caían a causa del otoño golpeaban las ventanas, tanta tranquilidad me aturdía, estaba desesperado de tal manera que no pude contener las ganas de gritar. Ese lugar me aterrorizaba, no sabía por qué pero me asustaba, e incluso me parecía familiar, no recordaba de donde lo había visto pero me parecía que había estado allí antes.

Mis gritos fueron tan fuertes que unos minutos después, entró la enfermera la cual al verme puso una cara como si hubiera visto el espectro más horroroso, diabólico y demoniaco que existiera en la tierra; okey, debo aceptar que había perdido mi encanto, y servía para protagonizar una película live action del "Jorobado de Notre dame" haría muy bien de cuasimodo, pero tampoco era para asustarla de tal manera.

Después de varios segundos de estar observándome, volví a la realidad para preguntarme:

— ¿Qué te pasa?

— ¿Volvimos con el interrogatorio?— me pregunté.

Traté de calmarme y le respondí:

—No lo sé, solo que este lugar me parece familiar y me asusta— dije tratando de zafarme de la cintas de seguridad.

—Tu no recuerdas este lugar ¿Cierto?, ¿no me recuerdas?—expresó.

— ¿Qué?

Estaba confundido no entendía absolutamente nada de lo que estaba pasando.

—Tú ya estuviste en esta clínica. — Suspiró.

— ¿De qué me está hablando ésta loca? — Me pregunté.

—Conmigo… — siguió mirándome a los ojos.

—No te entiendo, me confundes. Explícame que no entiendo nada de lo que está pasando— dije aun intrigado.

Se sentó para explicarme lo que estaba pasando.

Después de eso todo se hizo mucho más claro, ya comprendía lo que estaba diciendo, o mejor dicho ya recordaba todo.

Al parecer hace tiempo yo había estado en esa clínica, cuando estaba pequeño y mis papás no sabían cómo controlar mi enfermedad, entonces, decidieron traerme aquí. Por eso la habitación se me hacía tan familiar, aunque aún había algo que no comprendía, estábamos en pleno 2016 y eso fue hace mucho tiempo. Es increíble que en ese lapso de tiempo no hayan cambiado absolutamente nada. Ah, con respecto a la enfermera, ella fue paciente de ese lugar, fue mi amiga, y ella también tenía esquizofrenia.
Pudo controlarla, y ha salido adelante a pesar de los prejuicios y rechazos de la sociedad. En el momento que supo que estaba en la clínica pidió cuidarme, al parecer pensaba que aún me acordaría de ella, y seríamos buenos amigos como antes. Pero como siempre yo estaba dañando las expectativas y los sueños de los demás.

— ¿Qué más cruel podría ser? — me pregunté.

Además ella estaba dispuesta a ayudarme a salir de la situación en la que me encontraba.

— Esta mujer que se ha creído ¿la súper heroína de la historia? Aunque… si ella pudo, ¿por qué yo no podría? — pensé.

— Pesándolo bien son cosas completamente diferentes. Ella no tiene un pasado que la atormente y le haga su existencia miserable y yo sí. Existe mucha diferencia entre ella y yo. — interrumpió otro pensamiento.

Claro está yo quiero controlar esto y vivir en paz, pero eso es imposible. Mientras mi pasado exista, ser feliz es imposible. Yo estoy condenado a sufrir siempre.

— ¿O quizá no? — Me pregunté.

—Estoy cansado de sufrir por culpa de esta enfermedad. — Dije llorando.

—Te lo vuelvo a repetir, te voy a ayudar, el psiquiatra y yo te vamos ayudar, solo debes poner de tu parte. —

—Está bien, creo que lo voy a intentar, pero va a ser difícil. — Dije mirando a al vacío.

— ¿Quién ha dicho difícil?  Eso es imposible. — Pensé contradiciendo todo lo que decía.

— ¿Difícil? Si va a ser muy difícil. Nada en estaba es fácil. —  Expresó sonriendo.

—Sí, lo sé. Pero mi pasado lo hará mucho más difícil. — Dije mirando fijamente sus oscuros ojos.

— ¿Pero qué dices? Tu pasado lo hará más imposible de lo que ya es. — Vuelve a interferir otro pensamiento.

— ¿Qué pasado? Podría saber ¿Qué hiciste en tu pasado?— Preguntó intrigada.



TittoWonderland

#2820 en Thriller
#1596 en Misterio
#11050 en Novela romántica

En el texto hay: misterio, dolor, miedo al pasado

Editado: 18.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar