Cazadora

Tamaño de fuente: - +

estrellas

Una vez que hayas experimentado el placer de volar, caminarás con la mirada en el cielo, porque allí has estado y allí desearás volver para siempre.- Leonardo Da Vinci 

Volar es una de las mejores cosas que puedes experimentar, sentir el viento bajo tus alas y tus plumas bailar con la brisa del viento, sentir como todos y cada uno de tus músculos se tensa para después relajarse con cada aleteo, poder ver todo debajo de ti, tan pequeño y a su vez enorme, Volar junto a las aves y verlas pasar a mi alrededor.

Justo debajo de mi puedo ver a mi padre, él está allí preparando las cosas para pasar la noche juntos en el campamento que hacemos cada año desde que tengo memoria, es una especie de tradición familiar  (espero que por lo menos una vez lo hayamos hecho juntos), comienzo a planear por los aires para poder bajar a su lado, mis pies descalzos rozar el agua del pantano con mis dedos y finalmente llegué a la tierra.

Suelto una risa divertida al momento de guardar mis alas - ¿te divertiste?- preguntó mi padre bajando la hielera 

- deberías aprender a volar, es muy divertido- le sugiero en son de broma 

- algún día- murmura 

Hoy seremos solo mi padre, Aukan y yo, nada de Nathaniel, monstruos o cazadores, ¿que puede ser más perfecto que eso?. Por si te lo preguntabas, los chicos ya regresaron a New York pues las vacaciones de fin de año ya terminaron y yo.... bueno, yo me di de baja en la universidad y antes de que pongas el grito en el cielo por renunciar a mis estudios y sueños te explico, después de lo que dijo aquella demonio y de la investigación de mi padre descubrimos algunas cosas;

primero: Antes de mi existieron más híbridos como yo ( esa no me la esperaba) y efectivamente los demonios creían que al ser lo que somos, somos una llave al cielo ( que estupidos) y comenzaron a matarnos para quitarnos el corazón y utilizarlo en una clase de hechizo o algo por el estilo 

Segundo: En efecto me están cazando ya que cuando llegamos a casa después de lo de xochimilco, la casa estaba destrozada y apestaba a azufre ( azufre = demonio ) lo que quiere decir que esas cosas o cosa me fue a buscar a casa, pero obviamente no me encontró ya que estábamos fuera (gracias abuelo) 

Esto me hiso tomar algunas decisiones para mi vida y que se van a manejar mi vida de ahora en adelante;

La primera: ya no regresare a la universidad, pues estar allí solo servirá para poner en peligro a las personas que me rodean y yo quiero lastimar a ningún inocente, es algo que jamas me perdonaria 

La segunda: Tengo que prepararme, no toda la vida tendré la suerte de no estar cuando vengan a buscarme, tengo que estar al pendiente y estar preparada (ahora me arrepiento por no escuchar a miguel cuando me decía cómo usar mis poderes de Ángel)

Veo a mi padre preparar la casa de campaña, mientras yo reúno algunas ramas para la fogata y Aukan está corriendo de un lugar a otro, explorando el lugar, interesado en rocas o grietas que solo él puede encontrar interesantes.

-¿dónde están tus zapatos?- pregunta mi padre y yo solamente hago un movimiento de  hombros.

Comienza a atardecer, por lo que prendemos fuego a la leña que traje, el viento es un poco frío pero el fuego contrarresta dicho frío, para que sea más cómodo estar aquí, Papá prepara unos elotes en una olla de presión (según él así se hacen más rápido) y yo caliento algo de agua para hacer café.

Las estrellas comienzan a brillar, son la cosa más hermosa que mi abuelo halla creado, iluminan la noche formando imágenes en el cielo y al igual que un mapa (si sabes cómo leerlas) te guían a tu destino, desde la tierra se ven magníficas pero en el cielo son indescriptibles, parecen pequeños foquitos que están en todas partes y son tan calientes como el sol mismo, eso es ..... Algo que aprendí a la mala.
Cuando tenía 6 o 7 años, fui casa de mi abuelo y quise tomar una de las estrellas para mi maqueta que me dejaron de tarea en la primaria..... Sobra decir que no fue una buena idea, Rafael tuvo que sanar mi mano y aun asi la tuve vendada varios días y para colmo no pude entregar dicha maqueta (no se como no perdí la mano).

- cuando tú madre estaba con nosotros, solíamos venir aquí, hasta el anochecer y ella solía cantarte bajo la luz de la luna- dijo mi padre quitándole la tapadera a la olla para ver que tal ven los elotes

-¿en verdad? - le pregunto sirviendo agua en 2 vasos para preparar el café, el sintió con la cabeza 

-Nathaniel, solía traerme aquí cuando era niña, mientras tu dormías- confieso y él levanta una ceja - era divertido- término

-Nathaniel siempre fue una mala influencia para ti- dijo apretando los dientes, rodó los ojos, preparo el café

- admitelo te agrada- le digo y él solo pone los ojos en blanco, pero ambos sabemos que le tomó algo de cariño a Nath al pasar los años

-bueno.... El te cuida cuando yo no estoy, no puedo odiarlo por eso

-no necesito que me cuiden- murmuró, claro que eso no le importa

- claro lo que digas cielo- se burla, aggg como es tan agg olvídalo, simplemente está loco, en caso que sea mi padre quien lee esto, no es verdad no estas loco.



michela

#13453 en Novela romántica
#6606 en Fantasía
#1449 en Magia

En el texto hay: suspenso

Editado: 01.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar