Cazadora

Tamaño de fuente: - +

primer mes

Hola cariño, nos mudamos al convento del padre Juan, el lugar está apartado de la civilización a las afueras de la ciudad de aguascalientes para ser sincera no tengo idea de donde esta exactamente pero se que esta en una especie de ¿rancho?.... no tengo idea, el lugar es muy grande yo diría que es como una hacienda que probablemente alguien con mucho dinero donó a la causa o algo por el estilo con la esperanza de ganar el cielo de paso, tiene muchas habitaciones que rodean el jardín, en el centro de dicho Jardín tienen una escultura de la virgen Maria que esta a su vez se esta rodeada de rosas y otras flores de las cuales no recuerdo sus nombres y luces de colores a su alrededor entre las flores.

Nathaniel duerme en la habitación que está frente a la nuestra, Papá duerme en la habitacion de a lado de la nuestra, también tenemos una capilla, muy hermosa a decir verdad, Aukan se divierte mucho con las monjas y uno que otro niño que llega al lugar, juegan con él y lo entretienen un buen rato. Tu padre y tu abuelo aún no saben de ti, pues la verdad no estoy segura aún de que es lo que pasara con nosotros..... contigo, esta tarde fuimos a nuestro primer ultrasonido, este día fue muy interesante todo comenzó esta mañana.

Despertamos como cualquier otra mañana, desperté y salí corriendo al baño para vomitar lo que cenamos, inclinada en el retrete mientras vomitaba y mi cuerpo entero se sacudía con cada arcada que salía de mi ser, si, todo eso lo ocasionaste tú y solo tú, esto es parte de nuestra rutina desde el momento en que llegaste a mi vida, lo cual es un fastidio.

-Buenos días cariño, que tengas buena mañana tú también- te digo una vez que todo ese show terminó y con algo de sarcasmo en la voz

Fuimos a desayunar, Nathaniel preparo el desayuno, tu padre es un muy buen cocinero y aquí de por sí las monjas lo ven bien feo como retando lo a una pelea y bueno él intenta ganar su respeto, por lo cual prepara el desayuno cada mañana, este día preparo waffles con miel de maple, café, donas y un rico y delicioso plato de fruta picada, en momentos como este lo amo tanto y más por el hecho de que a ti te encanta la su cocina pues desde el momento en que llegaste, la cocina de tu padre se volvió mucho más deliciosa de lo que normalmente está.

-buenos días- saludo a todos en el enorme comedor, es una mesa enorme como con unas 20 sillas, Nath, papá y Juan están sentados juntos y yo me siento junto a tu padre 

-buenos días amor- me susurra tu papá y me besa 

Después de tomar un baño con agua caliente, me vestí con un pantalón deportivo (como ya se me hiso costumbre) color rojo, una camisa de tu padre (la de demonio que le compre hace unos meses), la chamarra que hace juego con el pantalón y mis tenis negros, até mi cabello en 2 coletas una de cada lado y deje 2 cabellos sueltos en la frente.

Mi agenda estaba completamente llena por este día lo cual fue tan estresante, pues a las 10 debo llevar a Aukan al veterinario para que le revisen una pata , pues cojea cuando camina, el viaje de aquí hasta el centro de la ciudad es de unos 15 o 20 minutos, a la 1 debo estar en el hospital para nuestro primer ultrasonido, a las 3 me pondré a leer un poco sobre nosotros y lo que puedo hacer, a las 4 mi padre y el sacerdote me ayudaran a investigar sobre los demonios y así poder hacer un boceto de plan sobre lo que pasará, a las 5 llamaré a Dina y le contaré de ti, a las 7 tu padre y yo llevaremos a Aukan a pasear a la ciudad y a las 9 vamos al cine para ver una película.

Pero eso no es importante.... no del todo, pero es indispensable para que comprendas este capítulo que hoy te escribo cariño, las cosas demoníacas o aterradoras comenzaron justo cuando salí del convento pues, tomé la camioneta de papá y comencé a conducir de camino al centro de la ciudad y de la nada pude ver en el retrovisor a un gato color negro con una mancha blanca en la frente, decidí ignorarlo cuando unos 200 metros despues pude ver a un gato muy parecido al anterior frente a nosotros en el camino.

- quizá son gemelos- murmure para mi, tratando de justificar lo que acabo de ver

Llegamos al veterinario y cuando caminamos a la puerta Aukan comenzó a ladrar y a gruñir, culpe al hecho de que aukan detesta al veterinario.

-basta chico- le ordenó y entramos al lugar, Aukan desde el primer momento estaba alerta como esperando que algo o alguien nos atacara o algo por el estilo

Cuando el doctor lo comenzó a revisar el en ningún momento dejó de gruñir, cosa que incomodaba notoriamente al médico, por lo que tomé la cabeza de el perro y la abrace para tranquilizarlo, cuando de la nada mi vista se detiene en la ventana que Aukan veía antes de que lo abrazara y pude ver a un ave color negro con unas plumas blancas en la cabeza, esto me hiso estremecer un poco, pero me tranquilice yo misma pensando " si fuera un demonio, las pesadillas hubieran regresado" por lo que decidí ignorarlo una vez más.

Cuando llegó la hora de que fuéramos a nuestro primer ultrasonido, llevamos al Aukan al convento y lo dejamos jugar con los monaguillos que de vez en cuando pasan por el lugar, pero cuando estuve por entrar al hospital me detuve pues en el reflejo de la puerta de vidrio pude ver al mismo gato que vi al inicio con su pelaje negro y su mancha blanca en la cabeza, di media vuelta para enfrentarlo y estaba allí parado viéndome fijamente, tome aire y estaba por caminar a él cuando tú te moviste en mi interior por primera vez, creo que aun no estabas en ¿edad? de que te movieras dentro de mí, fue una sensación tan única y lo tomé como una señal o advertencia de tu parte y entre al hospital ignorándolo una vez más.



michela

#13418 en Novela romántica
#6590 en Fantasía
#1448 en Magia

En el texto hay: suspenso

Editado: 01.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar