cazadora de bestias [en Edición]

Tamaño de fuente: - +

11

Ya ha pasado una semana desde que llegué, he aprendido un poco, si, no aprendo mas por mi falta de concentración en la magia apenas de mis manos sale una llama casi blanca, del tamaño de la de un encendedor y es penoso, creo que solo serviria para iluminar una habitación pero no se que es lo que sucede que no puedo sacar todo mi poder se supone que sale al concentrarme lo suficiente pero aunque lo haga desaparece en un instante es como cuando aún no entendía las matemáticas era tan difícil para mi sumar y restar era como leer egipcio pero mi papa me ayudo a comprenderlas no recuerdo exactamente como es borroso aquel recuerdo.

Llegó la noche y me fui a dormir, ya no suelo soñar las mismas pesadillas de siempre donde úrsula me perseguía y no tenía ni idea de donde estaba, pero, algo me llamaba la atención de aquel sueño estaba en mi casa con la edad de cinco años y mi papá, salimos de repente estábamos en lo profundo de un bosque -papá ¿a dónde vamos?- le pregunté mientras él me tomaba de mi pequeña mano -iremos a un lugar donde te pondrás a salvo de todo peligro- un lugar donde me salva de todo peligro? Eso existe? Seguimos y seguimos caminando en eso una cabaña apareció frente a nuestros ojos y entramos...

Sentí de nuevo frío en mi cuerpo y abrí los ojos estaba de nuevo en el jardín gracias a mi intuición y me puse calcetines si no estuvieran mis pies cubiertos de pasto, flores y demas cosas me di cuenta que estaba un poco más lejos que la ultima vez me dispuse a regresar hasta que vi al jardinero parado justo con la misma típica ropa gótica de él, al estilo de un jardinero -ahora si llegaste un poco más lejos, unos diez metros y llegas al bosque- yo asentí con la cabeza 

-su gracias que desperté rápido si no ya me hubiera perdido- lo miro a la cara su rostro estaba serio -te puedo preguntar ¿qué soñabas esta vez?- el me parece de confianza así que se lo conté -crees que pueda significar algo para ti ese sueño?- me pregunto.

-sinceramente, no lo se, pienso que pueda ser un recuerdo de el pasado pero si me propongo a buscarlo de seguro quedare mas perdida o aún peor, descubra cosas que no quiero saber por ahora- me sentía un poco cansada de esto, y después de la charla me fui de nuevo a mi habitación pero lo volvi a soñar todo desde el principio y de nuevo estaba en el jardín de modo que todo mi dia de entrenamiento estaba agotada, saltos por aqui saltos por alla con mi tio albert, todo mi cuerpo sudoroso con alan, algunas cuantas heridas y moretones con meredith y con mis pesadillas rondándome en la cabeza toda la noche, la vida anterior era más pacífica pero como dije antes prefiero esta vida a una vida simple y mediocre no debería quejarme... En fin no es como si necesitara meter toda mi concentración en el sueño o si? Pero lo que me pregunto es ¿porque rayos estaba en ese bosque junto con mi papa o que me hizo como para "protegerme"? en todo caso ó ¿porque todos sus recuerdos con él son borrosos?.

Era la hora del té todas mis preguntas generaban dolor de cabeza asi que me dormi un rato sabiendo las consecuencias.

Esta vez estaba con mi papá en casa si no en el bosque donde me quedo antes de despertar entramos a la cabaña y casi todo estaba oscuro, en un lugar con poca luz apareció una sombra -sentimos llegar tarde papá- ¿abuelo? -si, no hay problema Simón. Esa es la niña? Ven aquí pequeña- papá soltó mi mano y yo fui directamente al hombre me toma y me sienta en sus piernas, no logro ver el rostro, y con su mano el hombre la pone en mi frente -no mentiras acerca de su gran poder, de seguro ella lo notara en cuanto despierte. Entonces ¿que quieres hacer?- mi papa se acerca mas a el  -necesito que me ayudes a ponerle un sello a sus poderes ella aún es muy pequeña y la hora de despertar de ursula será en menos del tiempo esperado quiero que tenga una vida plena y segura hasta que ella quiera descubrir a nuestra familia- el hombre se queda pensativo tomando su barbilla con su mano -pero sabes que ponerle un sello así de grande es casi imposible para su edad y tamaño verdad?- mi papa agacho la cabeza -si, lo se papa, pero hace poco ella comenzó a interactuar con criaturas pequeñas inofensivas pero sigue siendo peligroso no quiero arriesgar su vida por eso puedes ponerle el sello que menos dure no se por unos diez años- me baja de sus piernas y tan solo me quedo quieta tratando de ver el rostro -entonces tu porque no lo haces- mi papa se da un golpe en la frente -acaso no te acuerdas que me quitaste mis poderes por no seguir tus órdenes. !no hubiera venido aquí contigo si lo pudiera hacer yo solo!- bueno del abuelo si fue una pregunta estupida -ah ok entiendo te ayudare pero la consecuencia será que sus recuerdos serán un poco borrosos pero no afectará su crecimiento o su mentalidad- decía mientras se levantaba de su silla-...

Después de eso desperté la mano de alan estaba en mi hombro -por fin despiertas es hora del entrenamiento con la abuela meredith ella te está esperando- es buena ocasión para preguntarle sobre el abuelo. Al llegar me recibe con un cuchillazo en el estómago que por poco no logró esquivarlo 

-meredith! Me sorprendiste tan rápido comenzó la clase- se pone derecha -pues claro en el momento en el que entraste por esa puerta comenzó la clase' una y otra vez esquivaba las afiladas armas de mi abuela meredith pero se me hacia dificil estaba en la luna pensando si ese bosque de mis recuerdos es este que está aquí mi abuelo puede que esté en esa cabaña aún, tengo que preguntarle en cuanto se acabe el entrenamiento unas cuatro horas después estaba totalmente agotada ya no aguantaba y jadeando decía



valeria pajaraloca

#7798 en Otros
#1179 en Aventura
#5688 en Fantasía
#2514 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: novela juvenil, romance, romance bestial

Editado: 13.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar