Céline.

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 1.

Francia - Marsella 1918.

Analizo a la gente de "clase" que pasa por la plaza; las mujeres con sus vestidos grandes y calurosos presumiendo su elegancia, creo que entre más grande el vestido más respeto te mereces (sarcásticamente) y los hombres... Siendo hombres.

Vivimosen una sociedad egoísta dónde el pobre está jodido y el rico goza hasta donde puede pagar; la ciudad tiene límites, los pobres no pueden entrar a todas partes; vivimos juntos, pero jamás nos mezclamos, a menos de que sean tú servidumbre. 

Las mujeres no podemos estudiar la historia, las matemáticas ó cualquier otra ciencia; debemos leer las obras que nos recomienda nuestro instructor, no tenemos derecho a opinar en la política, es algo que solamente le corresponde a los hombres. Las escuelas son costosas así que los pobres no pueden pagar la educación, con esfuerzos apenas pueden alimentarse y dudo mucho que lo hagan bien.

Yo sé un poco de historia, política y ciencia basicas gracias a Joyce (mí hermano) y a los libros que tomó de la biblioteca de mi padre, de otra manera estaría tan ciega como las demás mujeres de mi clase. "Las mujeres solo estamos para atender la casa y tener hijos". A parte cuando vamos a la calle debemos llevar una escolta personal, porque no está bien visto salir a la calle sola. ¡Que estupidez!.

Dentro de dos días cumpliré 18 años y mi madre quiere hacerme una fiesta donde me presentarán a la sociedad para posteriormente conseguirme un pretendiente de alta alcurnia, es tradición en la familia; todos se reuniran y me venderán al mejor postor. La verdad no me entusiasma para nada cumplir con la tradición de la familia; pienso que deberíamos tener la libertad de elegir con quién vamos a compartir nuestra vida.

Mi padre Travis Allard un hacendado rico de abolengo y mi madre Alizée Bonnet de Allard hija de un ex-general del ejército; tuvieron tres hijos, Joyce hijo mayor, Nicolle y yo Céline.

Joyce fue a una escuela mientras Nicolle y yo aprendíamos a bordar, a tejer, cocer, a pintar; a caminar, a sentarnos, a hablar y a comer con clase (es increíble existen cubiertos especiales para los postres). Debemos usar corsé para mantener nuestra figura y postura, usamos veinte capas de ropa y joyas para lucir "elegantes".



Gianpedroza18

#13358 en Novela romántica
#8646 en Otros
#550 en Novela histórica

En el texto hay: romances

Editado: 16.03.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar