Cenizas de un Habano

Tamaño de fuente: - +

Féretro

Tienes tantas sonrisas guardadas, y lágrimas que navegan por tu rostro. Tienes  el cielo en tus entrañas y las flores que nacen en tu vientre. Si, este es el punto donde debes ser fuerte ¿debes

serlo? A veces te adentras demasiado en tus lagunas que te olvidas como respirar, a veces ni lo intentas. Sálvate, te hundes aún estando en tierra firme, te ahogas con el nudo en tu garganta, sálvate de ti mismo.

Rescata la poca dignidad que te queda, busca el valor que nunca tuviste, elige irte vete y no voltees; no busques sentimientos muertos ni rosas que adornen su féretro. 

Esto es patético, siempre lloras por cosas estúpidas; te vas en llanto.

Te sientes roto y tu corazón sufre, ¿que como estas? “preguntan” pero por dentro, por dentro ya no hay nada solo peces ahogados con el dolor.

Te sientes débil, te sientes inútil, te sientes basura, quieres ser como una roca que no siente y solo el agua le da tormento, pero¿quién será tu agua? ¿quién es tu tormento? y como el acero que solo el fuego lo consume ¿quien será tu fuego? ¿quien tu consumador?

Es momento de soltar y de olvidar, de no recordar es momento de decir adiós, ya no puedes ni quieres pensarle, ni recordarle ni abrazarle los miedos, no quisieras que se fuera nunca porque verle partir te hará huecos el sufrimiento; pero dolerá menos si eres tú el que se va. Ya lo intentaste y juras de verdad que intentaste cubrir tu corazón pero esta vez no quedó nada  de el. 

Preso en lo que se se puede llamar libertad, prisionero condicionado de tus pensamientos, te haces de la idea que puedes llegar lejos y que nada te detendrá tanto que confías en la inseguridad del futuro. No es que no quieras ser grande solo tienes miedo a lo que aún no es. Quieres sentirte vivo cuando la muerte emocional ya te tapo el sol. Creiste ver la vida sonreir pero para tu desgracia no siempre es como pasa, piensas que la vida te da igual cuando muy bien sabes que no es asi, ella te la oportunidad de cada dia pensar que el sentido se lo das tu, cosa que no buscas sino que llega sola porque vas aprendiendo que así sucede. No crees que duela tanto y cuando todo termina te aconseja el pensamiento pero vuelves a caer y el corazón te traiciona una vez más para tu fortuna.



Leggerti

Editado: 09.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar