Chica Mala

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 1

Retorno

Había llegado hacía un mes y medió desde Japón, el primer mes, ese que pertenecía al verano lo paso con su padre, pero Franco no era una cerecita por lo que para todo tenía una queja.

El trato era que ella seguiría estudiando vía web en la escuela de Japón, sin embargo al momento de presentar alguna prueba debía presentarse en una institución, pero la institución que ella había escogido a su padre no le había agradado.

Claro, el Santo Cristo nunca fue una opción para él, pero ella lo había tomado para presentar sus pruebas, no tanto por el hecho de que allí estaba Ashley Miller, no ella no había regresado por venganza, Serena creía en el karma y estaba segura que algún día el karma alcanzaría a los hermanos Miller.

Ella asistiría a esa institución simplemente para molestarla nada más.

El medio mes restante lo había usado para mudarse a la casa de la madre de Ryan, su padrastro, este había decidido quedarse en Japón, administrando las empresas de su fallecido hermano mayor.

Él le había ofrecido dos opciones, una era su sobrino, pero inmediatamente la declino, la segunda era su madre, Victoria, ella era peor que su padre, sin embargo prefería quedarse con ella que escuchar los reproches de Franco.

Le sonrió al espejo y tomo la mochila, no habían exámenes todavía pero ella asistiría a clases, por el simple hecho de no estar aburrida toda la mañana.

Llegó tarde a la primera clase, por lo que no fue recibida con lo brazos abiertos del profesor, pues el rechoncho profesor Carlos le había llamado la atención.

- Primer día de clases y llega tarde señorita... - ella le dio una sonrisa cínica acomodando la mochila a su espalda.

- Acostúmbrese... - respondió tomando asiento en la ultima fila.

Sintió la mirada de dos personas en común, la primera fue la cara perpleja de su ex mejor amiga Ashley Miller y la segunda del chico quien también había sido su amigo en el pasado Michael Doley.

El profesor siguió con la clase pero ella decidió ignorarlo, después de todo esa clases ya la había visto hace dos años atrás. La clase de química no representaba un problema para ella o cualquier otra clase.

(...)

Nathan observaba al monto de chicas que lo rodeaban, estaba terminando la primera clase con los de primer año, por ende, estas se encontraban mas interesadas en la talla de zapato que él poseía o en como era con la última chica con la que se había acostado.

Sí, él es bastante guapo y joven por lo que llamaba bastante la atención entre las jóvenes del sexo femenino y algunos del masculino.

Este era el segundo año que trabajaba como profesor, por lo que el revuelo del año anterior y los rumores donde lo emparejaban con una de sus alumnas acabaron cuando lo vieron con una chica de cabello corto.

Las preguntas a su vida privada lo fastidiaban y eso era la parte mas molesta de su trabajo. Las chicas nuevas podían ser una molestias más si están entrado a la adolescencia.

Fue salvado por la campana cuando entraron los de último año, Ashley apareció a su lado espantado a todas la hormonales adolescente de su lado. Ella le fue de mucha ayuda cuando entro a trabajar motivo por el cual lo relacionaron como parejas.

Claro, Ashley es una chica hermosa, con esos grandes ojos azules, ese cabello rubio con ondas y un cuerpo de infarto, no cualquiera se hubiera resistido a los encantos de la chica, sí le llamaba bastante la atención, pero cualquier persona que conociera a Ashley también caerían en sus encantos con solo mirarla, sin embargo, conocía de limites por lo que se había resistido a ella desde un principio.

Él tenía una regla, no involucrarse con menores de edad, principalmente para poder conservar su empleo.

No le era necesario trabajar, ya que el dinero lo tenía a montones, pero lo hacía principalmente para demostrarle a su padre que no dependía de su dinero, aunque este ya estuviera muerto.

Los alumnos comenzaron a llenar el gimnasio.

Estaba entretenido hablando con Ashley sobre sus vacaciones, la clase ya había dado comienzo cuando alguien entro, la mirada de Ashley inmediatamente se dirigió a la recién llegada.

Una chica de tez blanca, cabello castaño, este también se podía distinguir mechones blancos y rosa, sus ojos grises y unos atractivos labios rosas, seguidamente Ashley calló y se preguntó por que la miraba de forma tan extraña, era como si no conociera a la rubia a su lado.

- ¿Quién es? - se atrevió a preguntar

- Es una alumna nueva.

- ¿La conoces? - Ashley asintió.

- Fuimos mejores amigas, pero... - suspiró con pereza - todo cambió cuando empezó a salir con mi hermano - la chica se acercó a ellos, pero no los miró en ningún momento, se sentó en la gradas observando a los chicos jugar - se obsesiono con él - continuó - tanto que mintió diciendo que estaba embarazada - dio una sonrisa divertida - al parecer Serena ya no es la misma que hace cuatro años atrás.

No pudo evitar mirarla de nuevo, se le hacía conocida, sí pero no recordaba de donde, necesitaba hablar con ellas por lo menos una vez. Parecía sombría, su mirada era como el hielo y parecía mas entretenida en su celular que a lo sucedía alrededor.



yamipifuenmayor

#631 en Joven Adulto
#2114 en Novela romántica

En el texto hay: chica mala, orgullo, profesora alumna

Editado: 10.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar