Cinco Segundos

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 4

— Steven. — Grita Oliver desde la sala.

— ¿Ahora qué? — Grita Steven muy molesto.

— ¿Compraste las cosas para la fiesta?

— ¿Cuántas veces debo decirte que necesito una identificación para comprar licor?

— Por un momento olvidé que eras menor de edad. Encárgate de todo aquí, yo iré a hacer las compras.

Oliver toma las llaves del auto y sale del apartamento, abre la puerta del auto, de pronto ve a Addison del otro lado de la calle caminando hacia el campus.

— Addison — Grita Oliver.

Ella voltea al escuchar su nombre, sonríe al ver a Oliver.

— ¿Estás ocupada?

— No, de hecho estoy regresando a mi dormitorio.

— ¿Quieres venir a una fiesta? Justo ahora voy a comprar algunas cosas ¿Me acompañas?

Addison lo piensa por un segundo cruza hacia el otro lado de la calle y se para frente a Oliver.

— No gracias. — Dice cabizbaja. — Tengo que estudiar.

— Vamos, no seas aguafiestas, será divertido. — Insiste.

— Está bien. — Dice insegura. — Quizás solo una hora.

— Una o dos, vamos sube al auto.

Oliver conduce hasta el supermercado, se estaciona, abre la puerta de Addison para que pueda bajar, entran al supermercado, Oliver toma una carreta, caminan por los pasillos de las frituras y posteriormente del licor tomando todo lo que necesitan.

— Ese es demasiado licor — Dice Addison sorprendida al ver tantas botellas de alcohol juntas.

— ¿Qué nunca has estado en una fiesta? — Se burla Oliver.

— Sí, pero nunca he bebido. — Dice nerviosa.

— Eso es muy creíble, pareces esa clase de chica.

— No necesito licor para divertirme en una fiesta.

— Un punto para la chica que nunca ha bebido.

Ambos se ríen y continúan con su compra, Addison ve algunos chocolates a la distancia, así que corre hacía aquel pasillo, toma algunos y los mete en una canasta.

— ¿Quieres alguno?

— Yo invito. — Dice Oliver.

— Por supuesto que no, yo invito los chocolates ¿Cuál es tu favorito?

— Me encantan los Hershey's de chocolate blanco.

— Pues tendrás un Hershey's de chocolate blanco, bueno que sean seis sólo porque me agradas.

— ¿Sólo te agrado? — Pregunta con una sonrisa pícara.

Addison se sonroja, comienza a reír y continúa caminando sin decir nada.

— ¿Sólo te agrado? — Pregunta de nuevo.

— Te lo diré en unas semanas — Dice misteriosa — ¿Y qué opinas de mí? ¿Te agrado?

— No sólo me agradas y lo sabes. — Dice con una tímida sonrisa.

Addison se pone tan roja como un tomate, hace su mejor intento por no reír tapando su boca con sus manos.

— Te ves hermosa cuando te sonrojas.

— Ya déjame en paz. — Dice Addison avergonzada dándole la espalda a Oliver.

Oliver se pone frente a Addison, intenta descubrir su cara tomando sus manos, ella intenta evitarlo, se da la vuelta nuevamente, hay una pequeña lucha entre ellos hasta que finalmente Oliver logra quitar las manos de Addison de su rostro.

— Eres muy hermosa. — Dice sonriente.

— Vamos a pagar. — Dice Addison evadiendo el comentario de Oliver.

Ambos van a la caja, pagan todo lo que llevan, suben al auto todas las cosas y regresan al apartamento de Oliver, son las siete así que comienzan a arreglar todos los aperitivos y los últimos detalles para la fiesta.
Steven, que estaba en su habitación se sorprende al ver a Addison en su apartamento.

— Addison, no creí que vinieras. — Dice Steven abrazándola.

— Oliver me invitó. — Sonríe.

Eso es estupendo, por lo menos habrá alguien conocido, todos los que vienen son amigos de Oliver.

— ¿En serio? ¿Tú no invitaste a nadie?

Algunos chicos de una clase, pero no los conozco realmente, si quieres puedes invitar a una amiga

— ¿En serio? — Dice Addison emocionada.



Daniela Berkel

Editado: 05.09.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar