Colección De Relatos Macabros

Tamaño de fuente: - +

AKA MANTO

Cuenta la leyenda, que hace muchos años una chica sufría de bullying en su escuela. Todos los días era hostigada, agredida e insultada fuertemente por 5 de sus compañeras. Hizo muchos intentos para pedir ayuda, a sus maestros, sus padre y directivos de la escuela. Sin embargo, ninguno le prestó atención, alegando que solo eran juegos de niñas y ella estaba exagerando.

Hasta que un día en uno de sus “juegos”, la empujan fuertemente en el último cubículo del baño, cayendo estrepitosamente e impactando su cabeza con el retrete. Ese día, lastimosamente la chica murió.

Hoy en día, casi un siglo después de los sucesos, cada ultimo cubículo de cada baño, tanto masculinos como femeninos, están malditos, porque Aka Manto se encarga de hacer sufrir a todo aquel que lo use, así como lo hicieron con ella. Empieza con un susurro, una voz siniestra y desconocida te pregunta: “¿Papel azul o rojo?”, y sin importar la respuesta se llevará tu vida. ¿Evitar responder? Inténtalo, no funciona.

 

─Jajajaja, si claro ─se mofaba su hermano Eider sarcásticamente─ como si esas cosas pasaran.

─Claro que pasan ─refutó Jace indignado.

─Mira Jace, estas cosas de… ─argumentaba Eider divertido─ fantasmas, son solo historias para hacer que los niños pequeños se vayan a dormir temprano. Además, esa historia me la sé, es de Japón, miles de kilómetros de aquí, así que no me vas a asustar wey, ya párala.

─ ¿Por qué? ¿Te asusté?

Eider lo miró directamente a los ojos, con una sonrisa torcida y algo de picardía.

─Si claro, hasta los huesos ─contestó dramáticamente─ ya vámonos tengo hambre.

─De acuerdo, quiero pollo frito…

─De acuerdo…

Iban caminando por los pasillos del centro comercial, mirando chicas guapas en cada oportunidad. Había que resaltar algo, los hermanos Forest eran realmente atractivos: altos, atléticos, tez trigueña. Por su lado, Eider, el hermano mayor, tenía una cabellera castaña lisa, ojos café claros y unos labios carnosos envidiables y apetitosos según muchas chicas. Pero Jace no se queda atrás, de cabello negro como la noche, ojos azul celeste y una sonrisa de infarto, atraía las miradas de muchas.

─Por cierto ─preguntó Eider confundido mientras esperaban su pedido─ ¿de donde salió el tema de Aka Manto?

─mmmm, no se… ─respondió Jace igual de extrañado─ de que estábamos hablando antes?

─De Laura, la vecina nueva que está bien buena…

Jace soltó inmediatamente una sonora carcajada, dejando aún más confuso a su hermano.

─ ¿Cuál es el chiste?

─Ninguno, solo que me parece rara el cambio brusco de tema.

─Eso te pregunto, tú fuiste el que empezó a contar de un momento a otro la historia ─explicó Eider medio irritado─ ¿estás loco o algo así? Para apartarte una cita con el psiquiatra desde ya.

─Deja la payasada…

Jace quedo a medio hablar, paralizado por la sorpresa, pálido como el papel.

─ ¿Qué pasa? ─Eider miro preocupado hacia la misma dirección de su hermano, esperando ver la razón de su sorpresa.

─No voltees ─Jace agarró fuertemente a Eider, evitando que mirara, girándolos a ambos mirando al lado opuesto─ allá esta Issel, con Esteban.

─ ¿Qué? ─preguntó perplejo─ ¿Es enserio?

─Si, la muy zorra esta con él a simple vista, y según ella es el amigo del que no debo preocuparme porque es gay….

─Serás idiota ─Eider se zafó disgustado del agarre de su hermano─ me asustaste cabrán, creí que habías visto otra cosa, pendejo.

─ ¿A quién? ¿Aka Manto? ¿Quién es el pendejo ahora?

Ambos estallaron en risas, relajando sus cuerpos de la tensión que sin intención se había formado.

─Sabes ─dijo Eider─ es mejor que se haya ido, por algo será. Chicas más guapas que ella abundan, sino mira lo que nos rodea… excepto hacia el lugar en el que esta ella con el otro idiota claro.

Se olvidaron momentáneamente del tema, comieron y pasearon por todo el centro comercial hasta llegada la noche, cuando invitaron a dos chicas a tomar unas cervezas. Ellas, viendo la gran apariencia de los chicos, no dudaron en aceptar.

─Mucho gusto, soy Belinda y ella es mi amiga Lucia ─estrechó delicadamente su mano una linda morena, cabello enrizado, delgada pero bien moldeada, divina en todos sus detalles.



E&E

#90 en Terror
#317 en Thriller
#137 en Suspenso

En el texto hay: relatos cortos, fobias y pesadillas

Editado: 02.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar