Colección De Relatos Macabros

Tamaño de fuente: - +

3. The silence

Por lo general, los sonidos altos le daban migraña. Y lastimosamente vivía en un  conjunto residencial rodeada de gente escandalosa, gente que hacía fiestas hasta las 4 o 5 de la mañana.

Por ese motivo, se alegró sobremanera al saber que se irian toda una semana de vacaciones. Disfrutaría de la calma, podria dormir más temprano y mucho mejor sin ser despertada por sus ruidosas parrandas de media noche.

Tan solo el primer día de paz, se fue la luz desde las 3 de la tarde. Esperaba poder dormir tranquilamente toda la noche por primera vez en mucho tiempo, pero no fue así. A las 11 de la noche le era dificil conciliar el sueño. No se debía al calor sofocante, porque el clima era templado. Tampoco eran los insectos, ya que estaban lejos por varios meses de la temporada de lluvia. Era peor.

Era algo que, solo para ella, traía consigo voces que le susurraban atrosidades, cosas a las que temía fervientemente...

¡El silencio no siempre es sinónimo de calma!



M.L. Bradley

#4968 en Otros
#1824 en Relatos cortos
#1926 en Thriller

En el texto hay: suspenso, paranormal, terror

Editado: 10.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar