Cómo deshacerse de un Beckham (sin que él lo haga primero)

Tamaño de fuente: - +

||05||

Desperté sin muchos ánimos dándome cuenta que Nick estaba despierto y además llevaba otra ropa, había acomodado su ropa y su cabello estaba en orden. Me levanté rápidamente de ahí poniéndome mis calcetines largos y mis botas, después me quite la chaqueta y me puse el jersey, y de nuevo la chaqueta de cuero, acomode mi cabello rápidamente, y guardando el ordenador en la mochila y colgando esta en mis hombros, lista para irnos, Beckham solo rodó los ojos al verme y salimos de ahí, bajamos las escaleras y la señora pelinegra nos despidió, más Beckham se quedó ahí un momento con el rostro serio.

— ¿No conoce la ciudad de la tristeza?

La señora cambió su sonrisa por el rostro serio y no dijo nada más, solo ahí en silencio, en incluso pude notar como tragaba saliva y su rostro cambiaba de color.

— ¿La ciudad de la tristeza? —La mujer rio con falsedad—, nunca he oído hablar de algo así, mejor vayan a casa, chicos.

Yo creía que mentía y Nick también lo sospechó, pero aun así no dijo nada, solo agradeció y caminamos hacía el auto, mi compañero con sus maletas en mano, después entramos al auto y yo deje mis pertenencias sobre mis piernas, esperando a que Nick comenzara a conducir, aquello fue dos minutos después cuando se había acomodado en el asiento y puesto el cinturón. Encendió el motor y comenzó a conducir. Yo busque mi móvil de por debajo del asiento hasta encontrarlo y miré lo que había, varias llamadas de muchas personas distintas y más de mis padres.

— ¿Cuántas jodidas llamadas sin contestar?—preguntó.

—Solo más de cien de mi padre, menos de cincuenta de mamá, te lo dije, ella se preocupa menos por mí.

Abrí la ventana del auto y después lance el celular a través de está, miré desde el espejo como este rodaba hasta que fue arrollado por otros autos, lance una carcajada ante ello, así al menos no tendría identificador y no podrían encontrar más que casi saliendo del estado de Pensilvania. Nicolas se sorprendió ante ello, incluso un poco yo porque nunca en mi vida me hubiese visualizado haciendo ello, pero se sentía tan bien librarse del móvil, solo quedaba mi portátil, pero aquello implicada perder partes de mi blog y... no estaría dispuesta.

—Bienvenida a Ohio, disfrútalo de vista, no creo que estemos por aquí en la mañana.

— ¿Sigues sin saber cómo se llama el condado... la ciudad o lo que sea que buscamos?

—Mientras dormía recordé un poco de lo que Edward me había dicho, pero solo visualizo una "C", la ciudad es con C, así que sospecho es en California—confesó, yo me emocione, iríamos a California, era uno de mis sueños, había escuchado que era genial y estaba impaciente por llegar, aunque claramente tardaríamos días en llegar hasta allá incluso semanas.

— ¿Y si la ciudad de llama "Cake"? —Pregunté—... ¿y si no está en California y todo el tiempo estuvimos cercas de ella en Nueva York?

—Imagina lo horrible que debe ser vivir en una ciudad que se llame así—rió ignorando el resto, no era nada seguro, pero uno nunca sabía.

—O gracioso—corregí—, imagina, "¿de dónde vienen?, eh sí, de pueblo pastel, donde llueve chocolate y las casas son caramelos" —reí ante ello, incluso había notado que ya no era tan gruñón conmigo y que también se había reído ante mi comentario.

Y al menos ya no me insultaba cada vez que abría la boca, así que el viaje comenzaba a ser bastante interesante, aunque claro, yo tenía aquel vacío que siente cualquiera que huye de casa y extraña a las personas que quiere, incluso sonaba incongruente, pero vale, no había mucho, por lo menos tendría aventuras que contar para cuando tuviese cuarenta y mi castigo haya sido retirado, no podía pedir más.

— ¿Quieres música? —pregunté, pero el negó, aun así lo ignore tomando su móvil y buscando en varias listas de reproducciones, hasta que encontré una canción, era mi favorita desde tiempo atrás, quizás cuatro o cinco años así que la puse. De reojo veía como Nick tarareaba e incluso llego a cantar en voz alta, y yo en conjunto, aquella era una canción maravillosa, al término de está voltee a verle emocionada—. ¿Te gusta la canción?



Daniela Sheathes

#4676 en Joven Adulto
#8429 en Otros
#1249 en Aventura

En el texto hay: aventuras, ciudad misteriosa, amistad

Editado: 27.09.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar