Cómo escribir una novela y no morir en el intento

Tamaño de fuente: - +

14. El diálogo

Hola a todos. Aquí os traigo un nuevo consejo. Espero que os sirva.

Una de las cosas más difíciles de escribir en una novela es la elaboración del diálogo. ¿Cómo puedo plasmar sobre el papel lo que quiero que mis personajes expresen? ¿Debo describir todos lo movimientos de ellos?

Es normal que tengamos dudas, yo aún las sigo teniendo. Lo primero, vayamos a la técnica. Es importante saber que el diálogo se escribe con guión largo (—) y no con guión corto (-). Por ejemplo:

"—Juan, bajo al supermercado. ¿Quieres que te traiga algo?"

Otra cuestión técnica es que cuando lo siguiente al diálogo es "dijo", "expresó" o "preguntó" (en sí cualquier verbo sinónimo de decir), el diálogo ha de ponerse así:

"—Juan, bajo al supermercado. ¿Quieres que te traiga algo? —le preguntó María recogiendo las llaves."

Vale, ¿pero si en vez de un verbo es una acción? Muy sencillo, no os abruméis. Así es cómo quedaría:

"—Juan, bajo al supermercado. —María recogió las llaves del mostrador—. ¿Quieres que te traiga algo?"

Además, hay un sin fin de sinónimos del verbo decir. No debemos abusar de su uso, porque si no, el lector se cansará. Estos son un ejemplo:

Otro punto que quiero explicaros dentro de este apartado es que no debemos describir y narrar todas las acciones que se ejecutan en los diálogo     

Otro punto que quiero explicaros dentro de este apartado es que no debemos describir y narrar todas las acciones que se ejecutan en los diálogo. ¡Por Dios, sería inacabable la novela! Debemos ir a lo importante. Yo tiendo a acortar, no me gusta narrar demasiado porque pienso que el lector se cansará y no quiero eso.

Un buen diálogo cuenta lo importante: una conversación entre amigos, con la pareja, con el jefe... Para eso están. Es una forma de que la novela sea más dinámica y no todo narrativa. Sin embargo, cuidado. Hay que andar con mucho ojo. Tampoco debemos poner una cantidad descomunal de ellos.

Un último consejo. Aseguraos de hacer conversaciones realistas. Aprovechad bien los diálogos. A través de ellos se dice mucho de una persona: el estilo que usa, cómo se expresa, qué lenguaje no verbal utiliza...

Resumiendo, a la hora de hacer un buen diálogo hay que tener en cuenta tres puntos: utilizar el guión largo (—), hacer conversaciones realistas y no abusar de este recurso.

Antes de irme, quiero agradeceros la gran acogida que ha tenido este pequeño proyecto. Gracias. Jamás pensé que mis consejos os fuesen a servir tanto de ayuda.

Espero que este consejo os haya servido. ¡Nos vemos en el siguiente post!

kisses GIF by Hazelnut Blvd



Mónica García

#1012 en Otros
#89 en No ficción

En el texto hay: consejos de escritura, trucos, creatividad

Editado: 02.11.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar