Como Vivir la Vida al Estilo Rude

Tamaño de fuente: - +

Todos Tenemos un Nombre Parte 3

¿Que tal? aquí de nuevo! Pues genial pasen que esto estará interesante. Déjenme recordar en qué estaba -Tomando unos segundos para pensar-  a si ya lo recordé.

Ese día extraño termino al fin eso me hacía sentir bien, comenzaba un nuevo curso de baile en la escuela de danza de mi abuela y además era con mi mejor amiga ambas salimos corriendo del colegio por culpa del profesor de geografía se nos hizo tarde, necesitábamos un atajo, sabíamos que había lugares y calles donde no podíamos pasar pero en ese momento no había más opciones cruzamos por una calle donde solían juntarse esos niños ricos que se creían esos mafiosos de antaño y que justo tenían problemas con primo favorito y el hermano de "M", intentamos correr antes de que nos molestaran pero nos tomaron por el hombro con su delicada fragancia a cerveza, cigarrillos y loción cara "Hola pequeñas que hacen ustedes por aquí tan solas" ambas casi paralizadas no contestamos, recuerdo que nuestro instinto fue salir de ahí corriendo al fin el estudio de danza tan solo estaba a dos calles mas, pero una de nosotras no corrió con la suerte de salir de ese asqueroso lugar pues cuando logre soltarme corrí sin mirar atrás y al llegar al estudio me di cuenta de que "M"no estaba a mi lado lo primero que hice es entrar con mi cara roja del sudor, le conté a mi primo y a mis abuelos lo que había pasado y que "M" seguía ahí ellos salieron disparados y con la madures de una niña de 10 años me abrace a mi abuela apunto de llorar, pasaron tal ves unos 10 minutos un poco menos quizás, "M" llego pálida llorando desconsolada un poco llena de mugre de la cara y la ropa en eso se hizo un silencio sepulcral todos los mayores se veían unos a otros con cara de desapruebo nos mandaron a que "M" se limpiara y yo me calmara un poco entramos a los sanitarios, ella me miro a un con esa cara de terror me abrazo y lloro por un largo tiempo para que mentir yo también lo hice. Unos 40 minutos después hablando relativamente por que todo paso muy rápido nuestros padres entraron al baño nos dieron la peor reprimenda de nuestra corta vida junto con un cálido abrazo; salimos de ahí hacia nuestras casas mientras mis padres murmuraban miles de cosas pero yo solo miraba por la ventana; llegamos a casa baje sin decir nada y subí  a mi cuarto, al momento de tocar mi cama me quede dormida mientras todas mis preocupaciones desaparecían, aunque sea, unas horas. 

Al día siguiente note que el sol golpeaba mi cara (cosa que era muy extraña ya que  yo siempre me levantaba muy temprano para ir al colegio), me levanté y miré el reloj a un lado de mi cama, ¡Por Dios! ¡Era casi medio día! Seguramente mis padres se fueron ya de viaje ¡Y para variar se habían olvidado de mi! Pero también por alguna razón no le dijeron nada a mis abuelos, me levanté en seguida de mi cama y baje rápido, pero mi carrera fue interrumpida por un maravilloso olor que venia de la cocina, eso solo  quería decir que mi mama estaba en casa...  Camine hacia la cocina y para mi sorpresa estaban los dos aún almorzando, no les dije nada y simplemente me senté a la mesa, ellos seguían es silencio mientras me miraban de una forma muy extraña, mi mamá puso un plato de huevos con tocino enfrente mio, junto con un vaso de jugo, para después de un momento de silencio, se dignara a si quiera preguntarme algo, aunque era lo típico. Cómo me sentía, cómo dormí y eso que suelen preguntar casi todos los padres, pero lo curioso era que los míos no eran de esos. Después de todo ese interrogatorio les pregunte por qué no fui al colegio, ellos solo me dijeron que tenía que descansar.

Por la tarde "M" me llamo igual de acabada que el día anterior, pero aunque me la pasé preguntando qué pasó ella siempre contesto que era mejor ya no recordar. A si pasaron dos meses de la nada, mis ataques de ansiedad aparecieron, las peleas entre mis padres eran cada vez más frecuentes y extrañas, intuía que podían ser por mi.  Pero por suerte la relación entre "M" y yo era fuerte más fuerte que antes, era ésa hermana que todos quisieran tener.

Un día entré a casa y mis padres estaban al borde de un ataque mientras discutían sobre lo que estaba mal por culpa de uno o de otro, lo que más recuerdo es mi madre me quería llevar a México y mi padre decía que no era un país para mí, ya no soportaba más y solo grite.

-¡¡Y yo no tengo opinión en mi vida?! 

Ellos voltearon consternados y en un ataque de ir  dije yo también quería ir a México, el característico humor de mi padre no tardó en aparecer y gritó y gritó sobre como México era un país del tercer mundo y blah, blah blah, ... . Al final cuando se cansó de gritar y mi madre de escucharlo, me dijo que quería vivir como gente promedio, así es como viviría 

-Se acabó la escuela privada, los lujos, el chófer y tus caprichos, dile hola al transporte público, la escuela pública y el esperar días o meses para tener lo que quieras.

 A los 10 años uno no se da cuenta de el valor de esos privilegios, en mi ignorancia no me importo.



RudyCurent

Editado: 31.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar