cómplices "un amor aprueba de balas"

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 9

Durante un rato solo nos limitamos a acurrucarnos juntos en la cama, lo que me hace pensar nuevamente.

-oye Jack… ¿Dónde estamos? –digo mirando alrededor pero todo estaba oscuro, sin embargo alcancé a percatarme de que a nuestro alrededor habían rejas, tal vez en otra situación y con otra persona estaría aterrada, pero sin duda estando con Jack no había nada que me asustara.

-es una bodega, aquí tengo un grupo de mecánicos y personal de respaldo para emergencias. –dice dudoso.

 -cuando dices emergencias… te refieres a una situación como esta ¿verdad? –digo sonriendo perspicazmente.

-si Amelia, así es, estas personas desde los mecánicos, los ingenieros de sistemas y todos los demás están entrenados para demoler un tanque de guerra sin es necesario, por eso te traje aquí, vas a estar segura aquí. –dice aliviado.

Todo esto era irreal, tan solo ayer era una chica ordinaria sin empleo y ahora estaba escondida con el hombre más sexy que conocí, sin contar con el grupo de power rangers que nos acompañaban.

Estaba pensando en eso, cuando una voz femenina se nos acercó, gire para verla y me sentía la más frágil y ordinaria del mundo, esta mujer tenía un porte de guerrera que sinceramente me inspiraba mas temor que el mismo Jack, pero lo más sorprendente era que a pesar de su imponente carácter era demasiado bella, era alta, atlética por supuesto, cabello negro y lacio, sus ojos eran una mezcla entre un verde y amarillo que jamás había visto, eso sin contar con la seguridad de emanaba de cada parte de ella, estaba totalmente convencida de lo era y nadie tenía como refutar algo al respecto.

-¡hey! Veo que despertaste princesita. –me saluda burlona.

-no la molestes Becca. –advierte Jack en un tono bastante cortante.

-¡ah sí! De lo contrario que harás. –Becca se acerca retadora a Jack y yo siento que me voy a desmayar de nuevo.

-pues sería terrible tener que introducirte una bala entre las cejas, hoy estoy de buen humor. –replica Jack con aire de suficiencia.

-en realidad seria lo único que te atreverías a introducir en mí, ¡guapo! –asegura Becca sin dudar ni un segundo.

Lo siguiente que vi fue a Jack casi atragantándose con su saliva mientras Becca reía a carcajadas por su reacción, yo por el contrario no sabía cual era el chiste entre los dos pero me alivié al ver que solo jugaban.

-solo vine a decirte que ya realizamos un escaneo completo de las camionetas que los seguía, intentamos rastrearlas pero no fue posible, al parecer usan un sistema de encriptación que requiere más tiempo de ubicar y teniendo en cuenta el corto tiempo que tuvimos acceso al GPS no fue posible ubicarlos. –esta chica no solo era bella y fuerte sino además muy inteligente.

-si lo sé, ya lo había intentado antes, ese maldito monje parece usar tecnología avanzada. –responde Jack. –agradezco mucho atender a mi llamado, nos salvaste la vida Becca. –agradece con sinceridad.

-claro que si chico, ¿quién mas salvaría tu sexy trasero además de mi? –dice mordiéndose el labio inferior.

Jack nuevamente se sonroja con evidente incomodidad.

-está bien, parece que hoy no quieres jugar, solo venía a decirte eso y ahora me voy. –dice Becca girando sobre sus talones para irse, pero antes me dedica una mirada. -¡adiós princesita! -se despide guiñándome el ojo divertida.

-parece que no le agradé demasiado a tu amiga. –Murmuro mirando mis pies.

-no te preocupes, ella es así con todos, cree que antes debes ganarte su respeto, el primer día que nos vimos me trato mucho peor. –murmura sonriendo por lo bajo al recordar.

-pues por cómo te trato hoy parece que ya te ganaste su respeto ¡guapo! –digo con total ironía.

-óyeme… no se trata de eso, en realidad empezamos a ser amigos cuando estuvimos en un operativo en Bangladesh, estábamos lidiando con un terrorista bastante escurridizo, pero después de mucha inteligencia dimos con su paradero, Becca y yo estuvimos de encubierto por casi un mes y cuando nos descubrieron tuvimos que emprender la huida, no sin antes eliminar al objetivo, trabajamos de la mano e hicimos un excelente trabajo pero en medio del tiroteo Becca recibió un disparo en la pierna derecha. –su rostro cambio de inmediato al recordar el momento exacto. –perdió mucha sangre, le hice un torniquete con mi cinturón, ella insistió en que me fuera pero lógicamente me negué, fue una larga noche debo decir, pero al final salimos los dos. –termina diciendo y yo creo que me está narrando una película de acción.

-no será fácil entonces ganarme su respeto. –digo encogiéndome de hombros.



Valeria Franco

Editado: 17.11.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar