Comprando un esposo

Tamaño de fuente: - +

CAPITULO 9: SABER QUE NO TE LLEVAS NINGÚN BIEN PRECIADO CUANDO MUERES...

Era tarde cuando Claudia y Keren despertaron, a las 9 am debían que estar en la iglesia, Claudia selecciono una blusa negra labrada en chiffon manga larga y falda negra a la rodilla de raso y en la cintura una cadena dorada por cinturón, sandalias negras con un botón dorado, recogió su cabello con un lazo en flor, preguntaba a Keren:

- ¿Qué tal me veo?

- Te ves sencilla pero elegante, - le dio un beso en los labios

Se maquilló con tonos marrones y bronce. Keren selecciono un pantalón y camisa negra y chaqueta gris.

Llegaron a pocos minutos de empezar la misa, la iglesia estaba llena de gente, el Sr. Rodrigo les había hecho un espacio, los padres de Keren estaban en la misma fila, todos de saludaron, la Tía Catalina estaba en la primera fila con Sr. Rodrigo y otros personajes amigos del abuelo. La misa fue muy significativa, el sacerdote recordó a los presentes que "por mucho que acumules riquezas, cuando mueras no podrás llevarte nada de lo material."- Claudia pensaba en como su abuelo partió con el dolor de dejar su casa más preciada, su orgullo.

Hubo anécdotas de sus socios y amigos, palabras de la Tía Catalina a los asistentes. Al terminar la ceremonia todos estaban invitados a la Casa Méndez, Claudia en pocas ocasiones había estado allá, era una casa imponente, muy a la realeza.

Al salir de la Iglesia Karen diviso a varios de sus amigos del club, sus padres estaban a su lado.

- Keren tus amigos te hacen señas ve a saludarles, ahí viene Ana te esperamos aquí no te pierdas- decía Claudia.

- Ven conmigo te presentare.

- Te voy a incomodar, ve solo.

- Eres mi esposa es más no te soltare de la mano, ven Ana acompáñanos. - objetaba Keren.

Se acercaron al grupo de amigos, Keren les saludo a todos y luego dijo:

- Tengo el gusto de presentarles a mi esposa y socia Claudia Méndez, nieta del Sr. Rodrigo Méndez y nuestra amiga Ana Sánchez.

Todos saludaron cordialmente a las chicas.

- Keren tienes tiempo que no te dejas ver por el club, que te parece si nos vemos el fin de semana? - decía la más joven del grupo, Claudia y Ana mostraban su mejor postura y calidez porque sabían que eran el centro de atención del resto del grupo.

- Me gustaría  acompañarles pero estamos súper ocupados todo lo resta del mes y parte del otro.

- Di la verdad, lo que pasa es que te tienen amarrado y no te dan permiso. - todos rieron.

- No, ahora los dos estamos al frente de la empresa y su reestructuración, viene la fiesta de los Méndez y no podemos faltar, la graduación de estas chicas, ya son ingenieras, la fiesta del matrimonio, viajar, es la temporada de licitaciones se nos ha vuelto una locura.

- Bueno ¿y no están casados aún?

- Si, pero nos adelantamos a la fiesta.

- Vaya estaban apurados.

- Algo así, estamos pendientes los invitaré a la fiesta, nos vemos mis padres nos buscan.

- Un placer conocerles. – se despedía Claudia.

De regreso en casa, Claudia llegaba con los zapatos en la mano, había estado parada muchas horas, saludando, a gente que ni conocía, Keren fue el compañero ideal no la dejo sola un solo momento.

Ya en la cama le decía a Keren, - estoy cansada me duelen los pies, no sé si podre con las botas mañana.

- Igual yo, no recuerdo haber saludado tanta gente junta una misma tarde, parecía que se multiplicaban, cuando coincidimos con tu papá en el baño me dijo que de mil amores se quedaría ahí sin salir más.

- Por primera vez la Tía Catalina no tuvo tiempo de buscarte novia, vaya que vieja. – reía Claudia.

- Mis padres la pasaron bien, tenían tiempo que no salían ante esta cantidad de público., me imagino la fiesta del Clan Méndez.

- El año pasado participe un día, y buscaron destrozarme con sus críticas no me deje ver más. Este año será diferente te tengo a ti.

- Y yo te tengo a ti- decía Keren besándola – duérmete.

Keren despertó temprano, tenía el desayuno listo cuando Claudia salió de la habitación, hoy llevaba puesta una camisa de jean con el logo de la empresa y una gorra.

- Y ese nuevo look?

- Me puse mi nuevo traje de pelea, hoy ayudare en el almacén quiero que las áreas intervenidas queden terminadas. – acercándose lo beso - mejor desayuno. Llevare una muda de ropa, me esperas iré contigo.

Claudia estuvo en la planta toda la mañana, cuando subió a la oficina aun cargaba el casco y los guantes puestos, Keren no estaba.

- ¿Margarita donde esta Keren.?

- En una reunión en la sala de juntas, -Claudia se encamino al lugar- Sra. Claudia pidió no ser interrumpido.

- Ok gracias, - igual continuo, por la ventana pudo ver con quien estaba reunido, Keren le abrió la puerta.

- Buenas tardes caballeros, - Claudia saludo con una sonrisa, los amigos de Keren no le quitaron la mirada, ella lo sabía, coloco su casco bajo su axila, lentamente se quitaba sus guantes de hilo, su postura la hacía ver sexi, la abertura de su blusa camisera dejaba ver la iniciación de sus senos, se acercó a Keren y este dio un suave beso en los labios.

- Claudia los muchachos ya conformaron la empresa de mantenimiento general, estábamos viendo su documentación y la tienen al día, les comenté que tu estas interesada en hacer unos trabajos de remodelación y puedes darles la oportunidad.



Smary Escobar

Editado: 16.03.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar