Comprando un esposo

Tamaño de fuente: - +

CAPITULO 13: DÉJAME CREERTE PORQUE YO TAMBIÉN DIGO MENTIRAS

Cuando Claudia llego a la empresa, Keren la aventajaba por unos minutos, al llegar a la escalera uno de los vigilantes le dijo en voz baja –revíselo entregándole un ejemplar del periódico. Sentada en su escritorio reviso el periódico, la página de farándula estaba decorada con las fotos de Keren haciendo el amor en la playa con rubia, las especulaciones y deducciones del periodista decoraban el resto. Esa rubia era Camil.

- Querido toma para que bajes el café, eres bastante fotogénico, - se reía Claudia entregándole el periódico.

Claudia bajo a planta, el ing. Alfonzo compartió su almuerzo con ella, así que no subió a la oficina hasta la hora de salida de los trabajadores. El celular de Keren había sonado toda la mañana, desde los socios, padres, suegros y algunos amigos tenían algo que decirle.

Claudia se estaciono en el centro comercial, pasaría al supermercado por algunos productos, mientras seleccionaba las frutas fue sorprendida por varios periodistas que la tomaron de improviso queriendo saber sus comentarios por las fotos de su marido. Varias de los clientes intervinieron para que la dejaran tranquila.

- Por favor pido que me dejen reponer del susto y diré lo que tenga que decir, - Claudia agradeció a los clientes y hablo con los periodistas poniendo sus condiciones:

- Bien señores, no he visto las fotos de las que me hablan, permítanme verlas- mientras le alcanzaban un periódico con las fotografías. - Ok, si, estas fotografías son de mi esposo Keren, y como saben su debilidad son las rubias hermosas, no ha decaído en sus gustos – decía risueña- es una hermosa rubia, por sus largas piernas debe modelo, lo siento por ella, pero no será más que un número en su lista con dos corazones a los lados, admito que estas fotos son recientes, ¿qué más les digo? ¡Es un perro mujeriego¡ que volvió a lo suyo, sigue siendo un ejemplar masculino hermoso y atractivo para muchas mujeres. No me pienso divorciar mínimo hasta que cumplamos tres años de casados, así que las rubias en cola tendrán que esperar. Contestando una última pregunta: si le fascinan las rubias, pero se casó con la única morena a la que le dio entrada en su vida, por algo será.

Al llegar a casa con las compras, le comento a Keren: eres popular mañana continuaras de modelo principal en los diarios.

- ¿Qué pasó ahora? - palideciendo preguntó.

- Me presionaron los periodistas en el supermercado, tenía que defenderme, es más a quien tenían que acosar era a ti y a tu rubia amor eterno no a mí. En tus próximas escapadas románticas y de placer intenso amigo ¡Pague hotel! Así no tengo que justificar tus infidelidades a todo el país.

- No va a volver a pasar otra vez te lo prometo, - decía mientras la abrazaba- esto acabo aquí.

- Déjame creerte, porque yo también digo mentiras dice el refrán - decía Claudia, haciendo que Keren se molestara.

- ¡Esta bien no me creas! - y se encerró en la habitación.

Keren y Claudia llegaron a la empresa con el periódico en la mano, ya en el despacho de Keren efectivamente en el segmento de farándula aparecerían las fotografías de los tres y lo declarado por Claudia.

- ¿Tenías que utilizar la palabra perro? -objetaba Keren

- El golpe bajo que me diste tú, desaparecer el día de tu cumpleaños, cuando todos hemos sido consecuentes contigo, eso solo lo hace un perro, un hombre infiel cumple con esas fechas así su esposa no la recuerde. Y no te basto una noche sino tres seguidas., mejor dejémoslo de ese tamaño bajaré a planta.

- Claudia, ¿a dónde vas cuando te escabulles de la empresa?,- pregunto simulando poco interés, sabía que el ing. Alfonzo se ausentaba casi a las mismas horas, no se lo dijo, no quería colocar ideas en su cabeza, pero le dejaba un sabor amargo.

- Cuando recupere la confianza en ti lo sabrás. Nos vemos. – dijo Claudia dándole un beso en los labios.

Keren no estaba dispuesto a esperar que Claudia le dijera a donde iba, tomaría cartas en el asunto.

Claudia subió a la oficina al mediodía, el ambiente estaba agitado, una nueva agencia de celulares les visitaba para promocionarles los nuevos equipos y brindaba accesoria para adaptarlos a su trabajo. Keren previamente se entrevistó con el promotor para que le instalara un sistema de rastreo gps. A los equipos de ambos sin que Claudia se enterara.

-Claudia por favor escoge el que más te guste y uno para mí, debo que concentrarme en este trabajo y enviar unos correos. – le dejó esa responsabilidad para que no se negara a cambiar su equipo.

Nelson acompaño a Keren a recorrer la comunidad que Claudia visitaba y discretamente se puso al corriente del proyecto para los jóvenes. Habían transcurrido varias semanas desde el incidente del periódico, Claudia continuaba con su proyecto social y había sido tan positivo que ya se había extendido a varias comunidades.

Alfonzo y Claudia recibieron una invitación para conocer un plantel educativo donde los jóvenes solicitaban ser incluidos en el proyecto, se entusiasmaron porque funcionaba en un asentamiento campesino fuera de la ciudad. Claudia confirmo la visita para el día sábado, tendrían que viajar de noche por que los esperaban a tempranas horas de la mañana y el retorno lo harían después del mediodía.



Smary Escobar

Editado: 16.03.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar