Con tan solo un roce.

Tamaño de fuente: - +

22

Hoy te vi trotar a través de la ventana de mi cuarto, te veías apresurado y abatido. Tocaste la puerta de mi casa con frenesí, desesperado.

Aunque mi corazón seguía agitándose al verte, guardé aquellas sensaciones en un cofre oculto y te negué la entrada, no me importó escuchar lo que tenías que decir. Ya no más.

 

 



nani_58581

#870 en Novela romántica
#323 en Otros
#74 en Relatos cortos

En el texto hay: amor decepcion dolor juvenil

Editado: 09.10.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar