Con tan solo un roce.

Tamaño de fuente: - +

45

 

Cuando notaste el camión de mudanzas, enloqueciste. Quedaste estático al ver como mandaba por adelantado algunas de mis cosas. No quería hacer todo de un soplón, preferiría poco a poco.

Te acercaste a mí y preguntaste qué hacía, para dónde me iba y por qué.

Pude ver como tus luceros se cristalizaron, tus manos temblaron al tocar mi cara. Te dejé verme y dejar caricias en mi rostro, en fin y al cabo, más nunca te vería.



nani_58581

#870 en Novela romántica
#75 en Otros
#75 en Relatos cortos

En el texto hay: amor decepcion dolor juvenil

Editado: 09.10.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar