Condenado

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 4

2 de mayo

 

No pude escribir en estos dos días que pasaron, la verdad la pase muy mal, he estado muy enfermo, tal vez será por los nervios a que ya mañana me ejecutan, tuve fiebre pero ya se me paso, les hago un resumen de lo que paso en estos dos días, ayer vino mi abogado y me dijo que si tenía un último deseo que quisiera cumplir, le pedí que nunca mi madre se fuera a enterar de cual había sido mi fin, que le dijeran que me fui para otro país a trabajar pero que jamás supiera como acabe, ella ya es una mujer mayor y no aguantaría una noticia de esa, el abogado aceptó así que ya podre morir en paz.

 

También vino un sacerdote por si me quería confesar, lo hice, no soy perteneciente a ninguna religión pero pensé que haciéndolo me sentiría mejor, la verdad si fue así, tal vez sea por hablar con alguien y poder desahogarme pero me sentí mas tranquilo, el cura me dio la absolución de los pecados y se marchó, ahora a esperar la hora de mi muerte.

 

Otra cosa, ayer pasó algo super raro, me encontraba durmiendo en mi celda y de repente me desperté, había alguien de pie afuera de la celda, no era un guardia, de eso estoy seguro ya que no llevaba el uniforme, este hombre estaba vestido todo de negro, su rostro era muy oscuro y sus ojos eran negros igual que su ropa,.cuando me desperté, el sujeto se marchó, fui a la reja pero no se veía a nadie por ahí, fue increíblemente extraño, tal vez sería la muerte que aguarda mi fin para llevarse mi alma...



Dante048

#1383 en Fantasía
#640 en Thriller
#364 en Misterio

En el texto hay: injusticia, dolor, secretos

Editado: 05.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar