¡confía en mí! ¡¡por Favor!!

Tamaño de fuente: - +

CAPÍTULO I

Como mis padres, tienen de costumbre ver el calendario escolar faltando pocos días para entrar de nuevo, si lo se… Es demasiado estresante, que me estén recordando que tengo que poner a funcionar un poquito más mis neuronas.

En los 15 días que me quedaban de vacaciones, mis padres decidieron mandarme a Rusia, por dos semanas prácticamente, la noticia no me alegro tanto ya que había estado cientos de veces allí, pasaron las dos semana en dicho lugar, tenía solo un día para arreglar la maleta y el uniforme, pues…el instituto es el mejor del mundo y el más costoso INSTITUT LE ROSEY,  aunque no me gusta estar en el porque hay muchas personas presumidas, antipáticas y todo lo que ustedes se pueden imaginar, bueno… no tenía nada que hacer y me puse a leer hasta que perdí la noción del tiempo y me quede dormida.

Luego me despertó mi mamá y me dijo lo siguiente:

-¡Pequeña despiértate! Dijo Caroline, pegándome con una almohada.

-Le respondí: ¡Mamáaaaa!, recuerda que no soy un bebé.

-Para mí siempre serás mi bebé.

-Ya mami, no es hora de ponerse sentimental, lo dije haciendo una gran mueca.

Organice mi cuarto, me bañe, desayune como una rica ¡A NO TE CREAS!, lave mis dientes, organice mi cabello, y mi papá me fue a llevar al instituto como siempre lo hacía, mi despedí de él y entre.

Ahora empieza lo bueno…. (Asies)

Entrando al instituto me encontré con Alice, mi mejor amiga, saltando y gritando la abrace demasiado fuerte, y nos desplomamos.

-¡Cuidado! ¿Te lastimaste capullo?-Me dijo Alice.

-No, tranquila-Le contesté.

Nos levantamos del suelo, levantamos nuestras mochilas y nos dieron 4 horas para darle un tour al Instituto ya que habían hecho cambios, iba con Alice saliendo del baño hasta que…

Un chico, súper alto, con su cuerpo demasiado trabajado, y muy guapo por cierto, me lleva por delante y hace caer mi mochila y mis lentes, me alcanzo a lastimar un poco mi brazo izquierdo y me queda un pequeño rojo, el muchacho muy apenado se agacha y levanta mi mochila y mis lentes, me los entrega con mucha ternura.

-¿Estas bien? Discúlpame estaba súper enojado ¿te lastime?

-Sí, me lastimaste un poco el brazo izquierdo, tranquilo…

-Perdón de verdad, ¿puedo ver tu brazo?

Cuando tomo mi brazo, lo mire a los ojos y sentí tantas mariposas en mi pancita que me puse súper helada, tiene unos ojos grises, que desde ese instante se volvieron mis favoritos.

-¿Cómo te llamas? Me dijo el apuesto muchacho

-Emm… Me lla..mo.. Ángela Jones Williams. ¿Y…tú?

-Te noto algo nerviosa, que lindo nombre tienes, mi nombre es Adrián Smith Johnson, además de tener un lindo nombre, eres demasiado hermosa.

-Em….Gra..ci..as.. Tú.. También eres muy gua..po…

Luego de darle el cumplido a él, pasa una chica, aunque no la alcance a ver, me empuja y pasa para donde Adrián, lo abraza y besa sus labios, Alice me mira y noto su cara extrañada, y tratando de preguntarme ¿quién será aquella chica? Adrián fruñe el cejo de una manera espectacular y le pregunta:

-Natalie, no te queda claro que no quiero estar más contigo? NO TE QUIERO MÁS EN MI VIDA,

-La chica llena de horror, le da un golpe en su mejilla, su mano queda marcada y en aquel momento dudo del nombre, ya que una de mis primas tiene dicho nombre ¿Quieren saber quién era la tal Natalie? MI MALDITA PRIMA.

Adrián no dice nada, se queda en silencio; Él simplemente sea voltea y me toma de la mano y nos acercamos a mi “preciosa primita”, toma mi cintura como si fuera lo más valioso y frágil que él tuviese, me mira tan fijamente a los ojos que sentí unos ¡¡¡¡escalofríos!!!! , hasta que  siento sus labios juntos a los míos, ¡¡ME BESO!! Mierda… perdí la noción del tiempo.

Sentía su respiración tan normal, su corazón latiendo tan rápido, el olor de su perfume era demasiado fuerte, que sentí que se estaba traspasando a mi camisa, el interrumpió el beso diciendo:

-Eres tan hermosa…Tan dulce…Tan sagrada.

A la hora de contestarle a Adrián el cumplido, sentí como una chica con mucha fuerza y llena de rabia, me toma por el cabello y me lo hala demasiado fuerte, me volteo lentamente y veo que es… ¿NATALIE? ¿Cómo mi prima me puede hacer esto?, pues yo no me iba a quedar ahí viéndole la cara de mensa, le devuelvo la halada de cabello pero en forma de cachetada, la chica me queda viendo con mucho odio.

Adrián toma mi brazo y me dice:

-Tranquila, ¡cálmate! no vale la pena que te rebajes con personas tan básicas.

Me dirijo a Natalie y le digo lo siguiente, no sé cómo se vaya a tomar esto:

-Hey, trata de entenderlo Natalie, él no quiere estar con más contigo, aprende a aceptar las cosas como son y no como quieres que sean.

-¿Por qué me haces esto ÁNGELA? Eres una maldita… ¡ARRASTRADA! Dijo Nata.

Al escuchar la palabra “Arrastrada”, no pude evitar sentirme mal, porque después de todo lo que ha pasado con Natalie yo a ella la quiero mucho, lastimosamente ella me detesta desde el momento en que nos dijeron que éramos primas.



Sussannieves01

#7968 en Novela romántica
#1353 en Chick lit

En el texto hay: amor, amor juvenil, romance

Editado: 03.06.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar